Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

lunes, 18 de julio de 2016

Bento, el táper japonés, una obra de arte que es tendencia

Foto: Bentos de Kinakobun
Obras de arte para comer dentro de una tartera. Así es el bento, el táper japonés, cada vez más de moda en todo el mundo.
Poco sabemos del marido de Kinakobun. No conocemos su rostro ni a qué se dedica ni donde trabaja. Pero sí sabemos que, en su puesto de trabajo, este japonés debe de sentirse el hombre más afortunado del mundo a la hora de comer: su esposa se ha convertido en una famosa instagramer gracias a los almuerzos que prepara para su marido, y que, antes de entregárselos, fotografía y sube a la red social.
Se trata de elaborados bentos, las tarteras japonesas en las que la comida se dispone con un exquisito cuidado y sentido estético, creando juegos de colores y formas y elaboradas figuras. Verdaderas obras de arte dentro de un táper.
Los hermosos táperes de Kinakobun
Los hermosos táperes de Kinakobun

Armonía de colores, formas y texturas… en un táper

Bento significa ‘preparado’ y se refiere a la caja física o tartera, a la comida que contiene e incluso a la manera de consumirla. Dentro de un bento se crea una armonía de colores, formas, texturas y sabores. Se trata de colocar en una pequeña cajita, a veces compartimentada y otras no, la cantidad máxima de alimentos posible, pero de una forma artística y elegante. Este arte de armonizar los alimentos en una caja bento responde tanto al gusto japonés por la estética más intrincada como también al equilibrio de la dieta. De hecho, el bento debe ser una comida completa en la que no puede faltar el arroz, el 'tsukemono' o verduras encurtidas, la soja y alguna pieza de pescado o de carne.
Un menú equilibrado en una cajita
Un menú equilibrado en una cajita
Y en esta armonía de formas, sabores y colores, el rojo pueden ser unas perlas de tobiko o huevas de pez volador o un curry 'katsu'; el negro, las algas deshidratadas o las berenjenas churruscadas; el verde, el edamame o vainas de soja cocidas; y el blanco, el daikon o rábano japonés. Y por supuesto el arroz, que en ocasiones se presenta en forma de oniguiris, unos triángulos de arroz, del tamaño de la palma de mano, rellenos de algún delicioso bocado de pescado y que, en otras ocasiones, se envuelve y decora en alga nori.
'Almoh'
'Almoh'
La presentación artística de la comida dentro de una caja bento, no hace sino reflejar el sentido estético japonés. Para los japoneses, la estética es tan importante, que todos los aspectos de su vida se adaptan a la apreciación de la belleza... Sí, incluso en un gesto tan cotidiano como el de preparar una tartera con el almuerzo para llevar al trabajo. ‘Shokunin kishitsu’ se refiere a un sentido particular de la belleza que se aplica a todas las actividades cotidianas de la vida. Y este sentido es el que hace que un japonés -ya sea un chef cocinando para sus clientes o una madre elaborando el táper para sus hijos- intente hacer tan hermoso como sea posible el plato o la tartera.  

Comida de trabajadores, escolares y viajeros

Cada platillo en su compartimento
Cada platillo en su compartimento
El bento hace que el japonés disfrute aún más de su comida gracias a su estética. Tanto es así que algunos de los mejores restaurantes de estilo kaiseki en Kioto sirven la comida en una bonita caja bento, denominada 'bentōbako', de madera lacada en rojo y negro (aunque cada vez más se hacen con resina sintética) y compartimentada para el arroz, los encurtidos, las carnes y pescados y la sopa.
Pero el bento es, en esencia, un sistema de comida rápida que los nipones utilizan para llevar al trabajo, al colegio, ir de picnic, de viaje en tren y un largo etcétera de ocasiones. Y cada uno de esos bentos son diferentes y tienen sus peculiaridades.

Kyaraben o los bento con personajes del manga

Aunque se pueden comprar en tiendas y grandes almacenes, aún es muy común que las amas de casa japonesas dediquen mucho tiempo y esfuerzo a elaborar las cajas bento para todos los miembros de la familia. Los bento que llevan los niños a la escuela tratan de hacer más divertida la comida. El arroz y el resto de ingredientes se disponen formando objetos y animales que a ojos de los pequeños hacen aún más agradable su menú.
Y estas tarteras infantiles con las que las madres niponas intentaban hacer más atractiva la comida para sus hijos es el origen de una nueva tendencia, el'kyaraben', un estilo de bento en el que su sentido práctico y de estética minimalista ha dado lugar a una tartera mucho más elaborada en la que la comida se decora creando personajes populares del manga o series de animación y la televisión o los videojuegos. Incluso se celebran concursos nacionales de 'kyaraben'.
¿Quién será capaz de comerse estas criaturitas?
¿Quién será capaz de comerse estas criaturitas?
Que la cocina japonesa está de moda es algo que ya nadie discute. Pero en todo el mundo está comenzando a ser tendencia no solo la comida, sino también la manera de consumirla y transportarla al más puro estilo japonés. En Estados Unidos ya son habituales los talleres y cursos de 'kyaraben', así como las competiciones y concursos. Ajena a la moda y a que sus bento son inspiración en todo el mundo, Kinakobun sigue haciendo verdaderas obras de arte cada mañana para alegrar el día a su marido a la hora de comer. Así es la estética de la vida cotidiana en Japón.
Fuente

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...