Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

viernes, 13 de noviembre de 2015

Paseando por los museos


Dentro de la variedad de destinos que ofrece Andalucía, les proponemos que apueste por el turismo cultural y se adentre en el interesante mundo de los museos de la Comunidad. Contemporáneos y clásicos, etnográficos y enológicos, de muñecas o de mazapanes, de agua o de piedra... la variedad es tan amplia, tan diversa y tan plural como es la propia Andalucía. Aún así, hemos querido destacar algunos de ellos, una pequeña pincelada por la que optar en esta paleta de colores tan inmensa que posee la región.

Empezando por Almería, no deje de visitar el de la capital, es interesante ver la cultura prehistórica de la provincia en un edificio tan innovador que incluye una columna estratigráfica de 13 metros que atraviesa las tres plantas del inmueble. De la provincia destacamos el Museo Pedro Gilabert de Arboleas, el de Arte Contemporáneo Antonio Manuel Campoy de Cuevas del Almanzora, el Museo Etnográfico de Fiñana, el Museo Casa Ibáñez de Olula del Río, el Histórico Municipal de Terque o el comarcal Miguel Guirao en Vélez Rubio.

La variedad impera en Cádiz y, especialmente, en su provincia. De la capital, destaca su museo principal (con piezas fenicias de gran interés), el de las Cortes, junto al Oratorio de San Felipe Neri, y el Catedralicio, asentado sobre las ruinas del teatro romano (destaca la “Inmaculada de la Contratación” de Tovar).

En la provincia podemos encontrar museos arqueológicos en Algeciras, El Puerto; Espera o Jerez; Ecomuseo del Agua de Benamahoma o el Histórico de Benaocaz; los museos de la Ciudad (instalado en la casa Briones) o el Taurino Francisco Montes Paquiro de Chiclana; el Museo El Molino de Abajo de El Bosque; el de Usos y Costumbres José María El Tempranillo de El Gastor; La Casa Museo de Pedro Muñoz Seca o el de la Fundación Rafael Alberti en El Puerto; o en Jerez los de Antonio Cabral, Historia Natural, el del Vino, el del Arte Ecuestre, el del enganche o el interesante Palacio del Tiempo, un museo sólo centrado en relojes, entre otros muchos.
De Córdoba y, en especial de su capital, destacan desde uno dedicado al Arte sobre Piel hasta el Arqueológico, pasando por el de Bellas Artes, el Diocesano, el de Julio Romero de Torres, el Etnobotánico o el Paleobotánico, sin olvidar el Taurino o la interesante Torre de la Calahorra. Dedicados al aceite nos podemos encontrar espacios museísticos en Cabra y Baena; al anís y al mantecado, en Rute; arqueológicos en multitud de poblaciones; y los dedicados a personajes ilustres en La Rambla (Casa Museo Alfonso Ariza), Montilla (Inca Garcilaso de la Vega, San Juan de Ávila o Garnelo), Priego de Córdoba (Niceto Alcalá Zamora y Adolfo Lozano Sidro) o Villa del Río (Manolete).
De Granada a Huelva
Ya en Granada, la variedad en la capital es muy extensa: destacan el Carmen Museo de Max Moreau; la Casa Museo Manuel de Falla; el Centro José Guerrero; Huerta de San Vicente, la casa en la que vivió Federico García Lorca; el Museo Ángel Barrios; el Arqueológico y el impresionante Museo de la Alhambra; la Capilla Real de los Reyes católicos; la Casa de los Pisa o la de los Tiros; el de las Cuevas del Sacromonte o el de Bellas Artes; más científicos son los de Minerales de la Universidad, el de Ciencias del IB Padre Suárez o el Parque de las Ciencias.
En su provincia, arqueológicos de gran interés podemos encontrarlos en Almuñécar, Baza, Loja y, por supuesto, Orce; centrados en García Lorca, los de la casa natal de Fuentevaqueros o el de Valderrubio, donde vivió; y otros interesantes son los de Guadix (Cueva Museo de la Alfarería) o Motril (Museo preindustrial de la caña de azúcar).
En Huelva, además del Museo de la capital, podemos encontrar algunos muy interesantes como el Museo de la Villa y el del Mundo Marino, en Almonte, además del Museo Histórico Religioso de la aldea de El Rocío; el del Jamón en Aracena; el Etnográfico en el Cerro del Andévalo, la Casa Museo Zenobia y Juan Ramón en Moguer; el Museo Vázquez Díaz de Nerva y, más que recomendable el Museo Minero de Riotinto Ernest Lluch.
Jaén capital también incluye un importante museo en el que el arte íbero es el gran protagonista aunque la variedad la encontramos en la provincia: el Museo Mariano de Andújar; el de Artes y Costumbres de Begíjar o Cazorla; el de la Cultura del Olivo de Baeza; el de Arte Íbero de Castellar; los museos Andrés Segovia, Arqueológico o Mecánico Virtual de Linares; en Quesada el Municipal de Obulco y el Museo Zabaleta; el Arqueológico Úbeda o el de esculturas de Jacinto Higueras de Santiesteban del Puerto.
Málaga es otro de los puntos de interés para el turismo cultural y su capital se ha convertido en uno de los destinos más importantes de este segmento. Allí puede encontrar espacios expositivos para todos los gustos: el CAC de arte contemporáneo; el del Vidrio y Cristal; la Fundación Picasso; el de Artes y Costumbres Populares; el Museo de Málaga (destacan la arqueología y los fondos de pintura del siglo XIX); el Flamenco Juan Breva; el Museo Interactivo de la Música; el Loringiano o el del Transporte Aéreo; el excelente Museo Picasso Málaga, el Principia o el Thyseen, entre otros muchos.
De Málaga a Sevilla
En la provincia los hay etnográficos (Benalauría, Casares, Coín, Estepona, Gaucín o Mijas); monográficos en Almárchar (Pasa), Antequera (Aceite), los hay taurinos (Antequera, Estepona y Ronda); algunos curiosos como el del Bonsai (Marbella) o el Carromato de Max de Mijas; y otros destacables como los museos de Antequera; las Casas Museo de Blas Infante (Casares) o Salvador Rueda (Benaque); los de Grabado Español Contemporáneo y Ralli de Marbella; o los del Bandolero, Joaquín Peinado, Lara y Municipal de Ronda.
La variedad también impera en la provincia de Sevilla. De la capital, el más importante, el de Bellas Artes, comparte protagonismo con otros muchos: la Casa de la Condesa de Lebrija; el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC); el Arqueológico y el de Artes y Costumbres; el de Carruajes; el del Baile Flamenco Cristina Hoyos y el Museo Taurino de la Maestranza.
Pero especialmente importantes son algunos museos de la provincia, entre los que destacan los de Carmona, Écija y Osuna, al que se unen otros no menos interesantes como la Casa Museo de Blas Infante y el de la Autonomía en Coria del Río; Arte Sacro de Santa Cruz y Santa María en Écija; los monográficos del Mantecado de Estepa o la Cal de Morón; el de Arte Contemporáneo Moreno Galván de La Puebla de Cazalla; o los de la Colegiata, el Arqueológico Torre del Agua y Encarnación de Osuna. 
Bioparc Fuengirola, algo más que un zoológico
Disfrutar de un fin de semana de divulgación y ciencia es una opción más que recomendable. Y también disfrutar de la naturaleza en su estado más salvaje o al menos en la recreación más fiel de lo que puede ser el hábitat de su fauna. Esa es la idea del Bioparc Fuengirola, un concepto diferente de zoológico en el que los animales conviven en una recreación de su hábitat natural que favorece su desarrollo a todos los niveles.
Visitarlo es adentrarse en un auténtico documental sobre los más profundos bosques tropicales. Desde la apertura de Bioparc Fuengirola más de 350.000 escolares han cruzado sus puertas. Sus tres objetivos principales son: divulgación, educación y sensibilización ambiental.
Su visita se convierte en un auténtico recorrido por la fauna y la flora de los bosques tropicales, siguiendo sorprendentes paisajes en los que predominan los ríos, cascadas, cuevas, valles y rocas, un auténtico recorrido por lugares tan remotos como Madagascar, África Ecuatorial y el Sudeste Asiático, una ventana abierta a un mundo mágico.
Este interesante parque, que ofrece multitud de tipos de visitas e incluso existen packs con entradas y hotel incluidos, se basa en la zoo-inmersión: su diseño envuelve al visitante para que perciba una recreación del hábitat de donde proceden los animales, con el objetivo de que el visitante, en su recorrido, pueda sentir la magia del entorno, pudiendo contemplar a los ejemplares sin ninguna barrera visual.
Con la misión de concienciar de la importancia de mantener los entornos originarios de estos ejemplares, Bioparc ha ido creciendo e incrementando su oferta de espacios hasta convertirlo en un mestizaje entre zoológico, parque temático, escuela, parque natural y museo al aire libre.
Con cuatro áreas diferenciadas -África, Asia, Indo-Pacífico y Madagascar-, los visitantes pueden encontrar en el parque desde hipopótamos hasta lemures (también de cola anillada), orangutanes y tigres de Sumatra, cocodrilos del Nilo y flamencos, leopardos de Sri Lanka y serpientes pitones, pasando por Peggi, la nueva hembra de potamóquero.
Prueba del principio que impera en este parque, el de que preservar el hábitat de la especie es requisito imprescindible para salvar la especie misma,  se ha creado la Fundación Bioparc, integrándose activamente en las organizaciones dedicadas a la conservación de la naturaleza y en particular en la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).
Fuente
http://andaluciainformacion.es



Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...