Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

martes, 8 de diciembre de 2015

LOS ROSTROS DE FRIDA KAHLO





Frida Kahlo fue una pintora mexicana destacada por sus obras personales y metafóricas. De ascendencia húngara, alemana e indígena, nació en 1907 y actualmente está considerada como la artista latinoamericana más popular del siglo XX. El estilo de sus pinturas y su particular personalidad la han convertido en un referente cultural en todo el mundo.
Frida Kahlo tuvo una compleja vida marcada por diversos acontecimientos que influyeron decisivamente en el carácter de sus obras. A los seis años contrae poliomielitis, enfermedad que le provoca importantes secuelas, como su incapacidad para tener hijos. Más tarde, en 1925, sufre un gravísimo accidente en autobús que la mantiene convaleciente un largo periodo de tiempo. Durante su recuperación, Frida Kahlo comienza a sumergirse en el mundo de la pintura, reflejando su trágica realidad a través de susautorretratos.







En 1929 contrae matrimonio con el muralista mexicano Diego Rivera, con quien comparte el interés por la cultura y el arte mexicano de origen indígena. Un año después, en 1930, Frida Kahlo sufre su primer aborto, hecho que marca profundamente a la artista mexicana y la inspira para elaborar una de sus obras más importantes, ‘Henry Ford Hospital’ (1932).
Frida Kahlo y Diego Rivera tuvieron una relación de altibajos debido a las mutuas infidelidades, llegando a divorciarse en 1939. Sin embargo, su estrecha unión y admiración recíproca les llevó a reconciliarse y a celebrar un segundo matrimonio en 1940
henry-ford-hospital-frida-kahlo
 ‘Henry Ford Hospital’ – Frida Kahlo (1932).


Frida Kahlo estuvo involucrada en actividades políticas y era una fiel activista de izquierdas. Junto con Diego Rivera eran miembros del Partido Comunista Mexicano y se manifestaban en contra del imperialismo y luchaban por erradicar las desigualdades sociales. En cierta manera, la política fue otro de los aspectos que influyó en su obra, aunque no de forma tan relevante como otros aspectos de su vida personal.



En 1938 crea ‘Autorretrato con mono’, una de las pinturas que mejor recoge la esencia de Frida Kahlo. Por un lado, la vegetación reinante en el cuadro, como ejemplo de la región de Coyoacán en la que se ubicaba ‘La Casa Azul’, lugar donde Frida nació y vivió con su marido Diego Rivera. Por otro, los monos, como una muestra de los numerosos animales exóticos que habitaban en su casa tales como arañas y loros. Estos elementos también se pueden observar en otros de sus trabajos, como ‘Autorretrato con collar de espinas y colibrí’ (1940).

En 1939 Frida Kahlo expone sus obras en París gracias a la invitación de André Bretón, escritor francés que encuadra sus obras dentro del arte surrealista. Una idea que la propia Frida Kahlo rechaza rotundamente, al definir su pintura como una muestra de su vida personal y no como la representación de ideas oníricas. Durante su estancia en Francia se relaciona con grandes artistas de la época como Pablo Picasso y aparece en la portada de la prestigiosa revista francesa ‘Vogue’.
El reconocimiento artístico de Frida Kahlo se incrementa notablemente tras su estancia en París, interviniendo en varias exposiciones colectivas como en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) o en el Instituto de Arte Contemporáneo de Boston.
A partir de 1950 la salud de Frida Kahlo comienza a deteriorarse, lo que provoca su hospitalización en Ciudad de México durante un año. En 1953 la situación empeora debido a una gangrena y los médicos se ven obligados a amputar su pierna derecha. Finalmente, en julio de 1954 Frida Kahlo fallece en Coyoacándejando tras de sí un extenso repertorio de pinturas. En su última obra, un óleo en el que se representan varias sandías en tonos llamativos, se puede leer junto a su firma “VIVA LA VIDA. Coyoacán, 1954, México”.


                 

Frida Kahlo convirtió sus pinturas en su propia biografía y resulta imposible separar su vida de sus obras. Uno de los motivos de este estrecho vínculo es su interés en mostrarse a sí misma en sus cuadros, siendo la tercera parte de sus obras autorretratos. Así pues, Frida logró desarrollar un lenguaje simbólico y personal mediante el que manifestaba sus estados de ánimo y expresaba sus sentimientos. Como consecuencia de los complicados acontecimientos que marcaron su vida, bailaba entre el sufrimiento y la esperanza, alternancia de emociones que plasmaba en sus cuadros.
viva-la-vida-frida-kahlo



‘Viva la vida’ – Frida Kahlo (1954).
                



                                            



Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...