Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

miércoles, 23 de diciembre de 2015

VAN GOGH ENTRE ÁNGELES Y CAMPESINOS

Vincent van Gogh pertenece al tipo de artistas al cual su vida precede a la obra. La historia de su locura, el episodio del corte de la oreja, su relación confusa con Gauguin, el ser mantenido por su hermano Theo, al que le escribió ochocientas cartas, su suicidio de un disparo. Todo fue aprovechado y difundido hasta convertirlo en leyenda. Todo sirvió para que un pintor que en vida vendió un solo cuadro se convirtiera en uno de los más importantes del mundo. Y sus cuadros cotizados en los máximos valores del mercado de arte.

Vincent y Theo eran hijos de un pastor protestante. Los dos entraron a trabajar a la casa Goupil, que cambiaría el nombre por Boussod y Valadon, comercio de arte. Como marchant, Vincent no sirvió y fue despedido. Theo permaneció. En ese puesto, nunca pudo conseguir que su hermano vendiera sus pinturas. Lo ayudó presentándole pintores y dándole dinero todos los meses pero en su trabajo de vendedor de cuadros fracasó con los de Vincent.


Vincent muere en 1890, Theo en 1891. La causa de su muerte es la sífilis y su estado de debilidad. El que Theo contrajera sífilis no debe haber sido agradable de saber para su esposa, Johanna Bonger. Pero, como una compensación extraña e impensable en esos momentos, a su desilusión por los engaños de su marido, Johanna quedará como la heredera de todos los bienes de Theo. Estos bienes incluyen las 900 pinturas y los 1100 dibujos que realizó Vincent Van Gogh.

Vincent, al abandonar su trabajo en la casa de arte, probó otros trabajos. Uno de ellos fue en una librería; otro, su intento de hacerse pastor. No pudo serlo. De todos modos, se fue a predicar a los mineros de Borinage. Si algo preocupaba a Vincent eran las condiciones miserables de los campesinos y obreros. Muy influenciado por las pinturas de Millet, se dedicó a pintar a la gente del campo, los aldeanos, sus trabajos.


El aspecto social y humano de la obra de Van Gogh, expresado en cientos de cuadros, es puesto por debajo de otra obras en el mercado de arte en el cual se privilegian las obras que muestran intensos colores en gama amarilla. Estas pinturas sirven a los comerciantes de arte para demostrar la locura de Van Gogh. El color, dicen, lo obsesionaba (como a todos los pintores), buscaba desesperadamente la luz, la claridad del día, retener el sol con sus pinceladas. Todas las pinturas en base al amarillo son puestas en primer plano. La innumerable cantidad de cuadros hechos en tonos azules, son casi ocultados. Tanto como los de su etapa realista y de crítica social. ¿La razón? Se trata de vender la obra de un pintor loco que se cortó una oreja y se suicidó. Las obras a mostrar deben evidenciar su demencia, su soledad, su desesperación. Así tanto se promociona una excelente pintura como “El cuarto del artista” como unos girasoles que no superan la mediocridad. Girasoles que, en algún momento fueron lo más costoso de su obra. Una de las varias versiones fue comprada por un coleccionista japonés. Con los años, se descubrió que el cuadro era un fraude. Van Gogh nunca lo había pintado. Fue una pena que los críticos de arte dijeran de esa obra que era “una sublime captación de la luz del sol por la mano de un genio”.


Johanna Bonger van Gogh organizó en 1901 la primera exposición importante de Vincent. En 1911, editó las cartas a Theo. Su acción incansable fue lo que permitió que Vincent se transformara en uno de los artistas más importantes de la historia. Curiosamente, mientras su cuñado vivió, se llevó mal con él. En la historia que se cuenta sobre los hermanos van Gogh, Johanna pasa desapercibida. Pero, sin ella, Vincent y, con más razón, Theo, hubieran sido dos desconocidos. Como lo eran al morirse. Johanna los convirtió en una leyenda.
Vincent van Gogh (1853-1890), holandés. Las obras, en orden descendente son: “Ángel”“Campesina comiendo”“Campesinos plantando patatas”“El trillador”“Campesina cortando paja”; “Campesinos sembrando patatas”“La hilandera”.
Johanna Bonger van Gogh (1862-1925), holandesa.

Fuente
https://juancarlosboveri.wordpress.com

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...