Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

domingo, 6 de marzo de 2016

«El arte tiene poder curativo»

FOTO ANGEL MANSO
Hija del mítico futbolista y pintor Cheché Martín,  la artista Marita Carmona inaugura «Luz en los párpados» en Sargadelos

Hoy /?Galería Sargadelos / 20.00 horas. ?
María Martín Carmona (1975) lleva el arte en la sangre. Es hija de Cheché Martín, futbolista coruñés que vivó días de gloria en los años 50 y que más tarde -ya retirado- se consagró a los lienzos. Pero, a partir de su legado, ella ha sabido construir su propio camino en el mundo del arte. Hoy estará en Ferrol para presentar Luz en los párpados, un proyecto artístico en el que se aproxima a lo más íntimo del ser humano a través de retratos de personas con los ojos cerrados.
-¿Cómo le influyó su padre a la hora de ser artista?
-Mi padre fue jugador de fútbol, pero siempre pintó. Él ya estaba retirado cuando era pequeña y pudo dedicarse a su pasión. En silencio, yo pasaba horas y horas detrás de él viendo lo que hacía. Pero yo nunca fui muy racional en cuanto al arte. Le escuchaba hablar sobre la técnica, pero a mi me parecía que cada forma, cada color, reflejaba diferentes sentimientos. Diferentes estados, lugares. A los 16 años ya pintaba en serio. Siempre supe que era lo que tenía que hacer y no porque lo hiciese mi padre, sino porque pintar es una necesidad interior. No creo en tendencias ni acomodos en el mundo del arte. Para mí el arte es pegar el oído a esa voz interna que te dice que há de salir. Sea vendible o no. Me favorezca o no.
-¿De dónde surgió la idea de la exposición que inaugura hoy?
-Tuve la idea al retratar a mi madre con los ojos cerrados y ver que la expresión de los ojos, tan importante, pasaba a los párpados, a la mejillas. En un inicio eran retratos más menos realistas vistos desde fuera, pero me faltaba la dimensión interna y a empecé a dar forma a aquello que rodea los rostros, a veces es luz y otras veces no.
-¿A qué se refiere?
-Tengo un amplio profundo estudio sobre la luz y la sombra, en un plano físico y en un plano filosófico. Siempre me interesó Rembrandt y cómo nos muestra la luz, gracias a cómo recorre la penumbra. Las sombras son a veces excluidas de la vida sin saber que recorrerlas amplía las dimensiones de la luz. Y amplía nuestra visión de la existencia misma.
-Pero las sombras pueden hacer que sus obras resulten inquietantes...
-No es mi intención lo inquietante, sino ver con mayor amplitud aquello que existe. Con todo esto se puede deducir que mi pintura no es decorativa. Si a alguien le resulta decorativa, pues bien, pero busco otra cosa y me gusta tener esa libertad al hacer mis obras.
-Busca algo más allá de lo puramente estético.
-Hay algo acerca de mi estilo que me conmueve y es la belleza entendida como verdad. Quizá sea una ingenua, pero para mí el arte es magia. Y tiene poder curativo. Pero no solo una curación personal, sino que también es un revulviso social. Recoge aquello que está oculto y nos lo muestra a la luz de diferentes miradas. Y es un riesgo, porque mueve. Me interesa ir más allá de lo visible.
Fuente
http://www.lavozdegalicia.es

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...