Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

sábado, 3 de septiembre de 2016

El Arte Destruido, el “Arte” en la Basura y el Ladrón de Arte

Foto propiedad de: Internet
 FRANCISCO HUBER
@sr_magistrado

Todos los reflectores de las noticias nacionales se han centrado en el deceso del “Divo de Juárez”, del que debo hacer la confesión, bajo el riesgo de recibir los mismos ataques que otros que han manifestado su disgusto hacia su música, que al igual que a ellos, no me gusta nada, ni siquiera un poco, y que desconozco absolutamente cualquier melodía del cantautor.
Sin embargo, no quiero detenerme en dar explicaciones, y simplemente deseo ejercer mi derecho a disentir del gusto generalizado del pueblo mexicano hacia su extinto ídolo y zanjar allí el asunto.
Pero sí me gustaría hacer referencia a dos sucesos internacionales que han impactado en el arte, en el primer caso por un desastre natural, y en el otro debido a la “confusión” o desconocimiento acerca del arte moderno.
La madrugada del 25 de agosto un terremoto de 6,2 grados en la escala de Richter sacudía Italia . Al primer temblor le siguieron más de 160 réplicas y el 37% de ellas superaron los 3 grados de magnitud.
Además de las pérdidas humanas, que son las más graves en este tipo de acontecimientos, muchas iglesias y edificios medievales han resultado destruidos en este terremoto que azotó Matrice y otras partes de la región central de Italia.
Las autoridades quieren restaurarlos y devolverles su antigua gloria y para eso hace falta dinero. Ante esta circunstancia y buscando recuperar el patrimonio histórico de la zona, varios fondos que llegarán de organismos internacionales y del gobierno italiano serán utilizados para este fin, e incluso se ha puesto en marcha una iniciativa en todos los museos públicos italianos, quienes han decidido que todo lo que se recaude en un día será destinado para recuperar la gloria arquitectónica destruida.
Este es un ejemplo de la solidaridad que debe mostrarse para que futuras generaciones puedan disfrutar por muchos años más de estas obras de arte.
La nota chusca la ha dado una empleada de la limpieza del Museo Bolzano de Milán, quien limpió por error una obra de arte creada por un dúo de artistas de vanguardia: Sara Goldschmied y Eleonora Chiari, según ha informado la BBC.
La obra denominada "¿Dónde vamos a bailar esta noche?" consistía en una serie de botellas de champán, confettis y desperdicios de una fiesta finalizada, por lo que la limpiadora los confundió con restos reales de la noche anterior. Ni tarda ni perezosa metió los residuos de cristal, plástico y papel en bolsas y los arrojó a la basura.
La instalación de las creadoras pretendía representar el hedonismo y la corrupción política de los años 80. El museo se disculpó por el fallo y alegó que había tenido mala suerte con la señora de la limpieza. "Ha habido ilustres precedentes como con la bañera de Joseph Beuys o la puerta de Duchamp. La obra será reinstaurada tan pronto como sea posible", bromeó el museo en su muro de Facebook.
Al parecer, el malentendido se produjo porque la trabajadora era nueva y le mandaron limpiar la sala donde se hizo la presentación de un libro. Pero se equivocó de lugar y pensó que tenía que limpiar “el desastre” de la sala. Entonces, organizó toda la basura en bolsas para reciclar, lo que permitió al museo recuperar gran parte de lo “limpiado”.
El incidente reabre el debate sobre el arte moderno. Vittorio Sgarbi, uno de los principales críticos de arte de Italia, aseguró que la limpiadora tenía razón al tirar la instalación a la basura. “Si ella pensaba que era basura, significa que lo era. El arte debe ser entendido por cualquiera, incluidos los trabajadores de la limpieza. El hecho de que el museo pueda simplemente recolectar las piezas de la basura y ponerlas de nuevo juntas significa que no era arte de categoría”, declaró Sgarbgi a la NBC.
Un accidente similar se produjo en Bari, al sur de Italia, en el año 2014 cuando un trabajador también tiró a la basura una obra de la Sala Murat.
Dado el contenido de hoy, me gustaría hacer mención de un curioso hecho, en el que fue designado a un ladrón de arte como ministro de Asuntos Culturales de Francia. Tal como dice el refrán poner la zorra a cuidar del gallinero.
André Malraux (1901 – 1976) fue un ensayista y novelista francés que durante los gobiernos de Charles de Gaulle ocupó las carteras de Información (1945-1946) y Asuntos Culturales (1959-1969). Siendo militante del Partido Comunista Francés escribió, entre otras obras, Los conquistadores, sobre el colonialismo francés, La condición humana (Premio Goncourt), relativa a la masacre del Partido Nacionalista Chino sobre los comunistas rebeldes en Shangai, La Esperanza, sobre la Guerra Civil Española donde apoyó a los republicanos, militancia que abandonaría en 1939, al sentirse traicionado, por el pacto Ribbentrop-Mólotov, firmado entre los ministros de Asuntos Exteriores de Hitler y Stalin.
En 1923, Malraux organizó, junto a su esposa y un amigo, una expedición arqueológica a Camboya que, desde la segunda mitad del siglo XIX y junto a Vietnam y Laos, constituían la Indochina francesa. Interesado en el arte jemer, el destino de aquella expedición “cultural” era Banteay Srei, un templo hindú del dios Shiva del siglo X.
El grupo de Malraux robó varios bajorrelieves y estatuas con la intención, según la confesión del propio Malraux, de venderlos en Europa. Cuando los trasladaban en bueyes fueron descubiertos por las autoridades locales y apresados. La mujer de Malraux fue liberada y se trasladó a Francia donde movió los correspondientes hilos para liberar a su marido.
No cabe duda que la historia se repite una y otra vez, por lo que nada de extrañarnos cuando muchos ladrones son encumbrados para ocupar altos cargos en la política.
Fuente

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...