Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

martes, 9 de mayo de 2017

Banksy, el Brexit y los padres del grafiti




Cómo pintar en las paredes pasó de ser perseguido a celebrado como arte.

PALOMA GONZÁLEZ





Foto: Banksy

¿Quién no ha convertido una pared blanca y vacía en un lienzo para su más reciente obra de arte? Pintar en las paredes es algo que todo el mundo ha hecho, los niños ven una pared blanca y limpia como una oportunidad para expresar su creatividad y dejar plasmada a la vista de todos una obra que muestra una parte de sus historias, desde la visión de su familia hasta su más reciente amigo imaginario, sin embargo, ese intento por ser creativos y hacer algo diferente siempre termina en regaños y en una enérgica petición de no volverlo a hacer por qué “no está bien”.


Para muchos dejar de ser niños no significa dejar de crear y lo que comienza como un pequeño grafiti en la pared de la sala de la abuela, se transforma en enormes murales en bardas, muros, paredes y espacios públicos que algunos ven como simples obras de vandalismo, mientras que otros los reconocen como obras de arte urbano y parte de un nuevo movimiento muralista.

Uno de los más grandes representantes del grafiti moderno es sin duda Banksy, el elusivo artista de identidad desconocida que toma las calles para plasmar su arte y hacer una crítica y una llamada de atención a los momentos más influyentes, trágicos y relevantes del mundo actual. Hoy Banksy es considerado uno de los artistas más importantes de nuestro tiempo, todos quieren conocer su identidad y toparse con uno de sus grafitis para documentarlo en sus redes sociales, pero hace unos años sus obras hubieran sido cubiertas con pintura fresca, acompañada de una leyenda plasmada en esténcil con la frase “Favor de no pintar la pared”, y el artista hubiera sido perseguido por la “justicia”.

Antes de Banksy ya existía el grafiti y la revolución comenzó con Taki. En los años 60 y 70 la leyenda Taki 183 comenzó a aparecer en distintos rincones de Nueva York y a partir de ahí la idea de plasmar un nombre sobre una pared se convirtió en una especie de competencia que convirtió al grafiti en una forma de marcar territorio que también buscaba ser arte. Mientras Taki usaba letras simples, sus seguidores y competidores aspiraban a crear “etiquetas” cada vez más complejas, dando origen a las letras redondeadas en forma de globos y las guerras de estilo de los años 80 que permitieron a los grafiteros modernos convertirse en lo que son.


Personajes como Taki permitieron a otros, como el francés Blek le Rat y el americano Jean-Michel Basquiat, ser llamados iconos e iniciar una revolución que sacó al arte de los museos y lo llevó a las calles de las grandes ciudades.

Décadas después de que Taki, Le Rat y Basquiat tomaran las calles, el grafiti ya no es considerado como simple vandalismo, el mundo entero está cubierto por obras de arte creadas con latas de spray. Si bien Banksy es de los más populares, no es el único, está acompañado por artistas como el mexicano Senkoeone, el chileno Inti, el puertorriqueño Alexis Díaz y los artistas documentados en el libro “Muros Somos, los nuevos muralistas mexicanos” de Cynthia Arvide, que plasman la historia, necesidades y cultura de cada uno de sus países en espacios en los que todos pueden verla y nadie puede ignorarla.

La prueba más reciente de la relevancia del grafiti y el muralismo urbano, Banksy convirtió al Brexit en el tema de su última obra. Un edificio en la ciudad de Dover, Inglaterra, muestra una enorme bandera con las inconfundibles estrellas amarillas de la Unión Europea y a un obrero intentando eliminar una de ellas. El artista hace una crítica y una reflexión sobre la decisión que está cambiando la historia y que inició una conversación sobre el futuro de la Unión Europea y si permanecer dentro sigue siendo favorable para sus miembros.


El arte es una de los mejores formas de protesta, y en la era de internet y las redes sociales, el grafiti encontró la manera de mantenerse vigente y relevante atreviéndose a decir lo que el resto del mundo no se atreve.


Fuente

http://www.gq.com.mx





Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...