Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

lunes, 12 de marzo de 2018

Teresa Casanova: El grabado forja el carácter de un artista por siempre

La venezolana fue homenajeada en la XVI Bienal de Miniaturas Gráficas de la CAF
Emen.- “Existe mucho talento en Venezuela y todos lados del mundo. Se ve en la participación este año. Es una bienal que ya se ha consolidado”, destacó la artista venezolana Teresa Casanova homenajeada junto al peruano Fernando De Szyszlo en la XVI Bienal de Miniaturas Gráficas inaugurada en la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) en Caracas.
Casanova es experta en varias facetas de las artes plásticas, pero considera que “el grabado es oficio de pintores, tal como decía la Nena Palacios. Es un arte muy estudioso, muy artesanal, hay que estar muy interesado para trabajar en una cosa muy difícil y complicada”.
Emocionada, profundizó en su análisis: “Es la expresión de la pintura pero con otros medios. Es más detallista, te lleva más tiempo. Puedes pasar un mes o dos en una plancha. Ese trabajar en aguafuerte que es muy exigente, es un proceso que se repite hasta treinta veces para hacer una pequeña cosa. El grabado forja el carácter de un artista por siempre”.
Para Mariela Provenzali, curadora de la Galería CAF, “estos salones, bienales y trienales, que promueven la pequeña gráfica en torno al pequeñísimo formato, se ha extendido en el mundo desde la década de los setenta y están siendo plataformas especializadas para mostrar tanto la exploración de nuevas técnicas, como el perfeccionamiento del milenario arte del grabado”.
En esta XVI Bienal de Miniaturas Gráficas Luisa Palacios participaron 120 artistas de los que, aproximadamente, 70% son venezolanos y 30% de otros países: Perú, Argentina, Colombia, Canadá, México, Italia, Polonia y Estados Unidos.
Los ganadores
El Jurado de Selección y Calificación integrado por: María Luz Cárdenas, Josefina Núñez y Edgar Sánchez, otorgó 5 menciones y los siguientes premios:
Premio CAF: Ana Criales (España) – Balseros. Por la calidad plástica en el tratamiento visual de una temática social difícil como la migración, resuelta a través de una síntesis gráfica, conceptual y espacial, muy original y limpia.
Premio Taga: Soledad Tovar (Venezuela) – 2×1500, legal. Por la impecable ejecución técnica, acompañada de un sutil y diáfano juego de deconstrucción y construcción de la imagen, que se desvanece y aparece con diversos grados de nitidez dentro de una misma composición.
Con 22 años y cinco en las artes plásticas, acotó: “Esta obra era una matriz que ya tenía realizada hace unos meses. Decidí imprimirla un poco más pequeña con el formato del reglamento de la bienal. Eso sí, le hice unas modificaciones en cuanto a la impresión. Deben hacerse más este tipo de eventos, sobre todo para quienes tenemos poco recorrido en las artes plásticas. Es una estimulación para nosotros los artistas emergentes”.
Premio Taga: Nathaly Núñez (Venezuela) – Desde afuera. Por el tratamiento del color y la estructura en una equilibrada relación, que se traduce en el logro de una espacialidad donde las transparencias cromáticas y los trazos lineales generan tensiones y expanden la composición, aun cuando se trata de una miniatura.
Premio Taga: Gabriela García (Venezuela) – Capitolio. Por la calidad del trazo lineal y la solución de la imagen en un juego de repeticiones, que producen un interesante espacio donde se revela la problemática urbana trabajada con imaginación y sencillez.
La artista de 24 años siente el arte como su motivación en la vida: “Este es un premio muy pretigioso internacionalmente y es curriuclum para uno como hacedor. Esta obra fue muy espontánea para esta bienal, pero partiendo de un trabajo que vengo realizando desde hace un año y que es parte de mi tesis de artes visuales en la Universidad de Los Andes de Mérida. En el mundo de artes estoy desde muy chiquita y hoy dedicada completamente a este mundo. Esto es lo que me motiva, es mi trabajo. De lo talentos venezolanos me llama la atención Bárabaro Rivas, que es un pintor ingenuo de Petare, me gusta como muestra ese vínculo entre Dios y él, que lo plasma en su obra”.
Premio Aica Venezuela: Julian Waldman (Venezuela). Trompo fragmentario. Por el ingenioso trabajo de representación de un problema tan complejo como la violencia, bajo una perspectiva híbrida, irónica y jocosamente cruda que la asimila con el juego infantil.
A sus 35 años es más experimentado y tiene una licenciatura de artes plásticas, mención escultura, “con una década haciendo arte. Esta pieza la hice especialmente para esta bienal. Es sobre el tema de la violencia, que vengo trabajando hace varios años, pero en forma tridimensional. En este caso lo hice en gráfica, ya que la pieza ya está en escultura. Este premio es un incentivo para seguir trabajando. El reconocimiento de curadores tan importantes como los del Aica es muy importante tanto personal como para mi carrera”.
Esta exposición con entrada libre se podrá visitar en la Galería CAF, ubicada en la planta baja de la torre CAF en Altamira de lunes a viernes de 10:00 am a 5:00 pm; y los domingos de 11:00 am a 3:00 pm.
Fuente

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...