Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

martes, 23 de junio de 2015

El arte contemporáneo se moviliza y reivindica 40 acciones contra un futuro negro





El sector forma un grupo de presión para impulsar medidas entre los gestores públicos que mejoren

los aspectos laborales, legislativos, económicos y fiscales en las prácticas artísticas

Todas las asociaciones que representan al arte contemporáneo se han unido para crear un plan de rescate del sector para guiar a los nuevos responsables políticos que salgan de los procesos electorales en marcha a lo largo de este año. Así reza en el documento que ha creado la Mesa sectorial, que representa a artistas, críticos, directores de museos, docentes, galeristas, gestores e investigadores, con cerca de 40 acciones a favor de la recuperación de una actividad en peligro. Es la mayor operación de salvamento que ha puesto en marcha el sector.

“El patrimonio artístico de una sociedad es tanto la producción artística de hoy como la del pasado. Proteger y ampliar el patrimonio artístico es crear las condiciones para su desarrollo en el presente”, se asegura en el escrito. Los representantes definen el arte contemporáneo como un sector estratégico en la economía, así como una herramienta para “la protección de la diversidad, la igualdad entre hombres y mujeres, la cohesión social y la vertebración territorial”.


Las medidas se enmarcan en nueve objetivos generales y destaca la necesidad de generar estructuras autónomas a la política

Esta Mesa sectorial recién creada pretende reunir, coordinar, elaborar, proponer y defender medidas para“impulsar el desarrollo del arte contemporáneo”, a partir de la mejora de aspectos laborales, institucionales, legislativos, fiscales y económicos. Hasta el momento, el arte carecía de un grupo de presión que funcionase como lobby con las instituciones. El documento ya ha sido contrastado con algunas de ellas. Lejos (y enterrado) ha quedado el acuerdo que se firmó los últimos meses de Ángeles González-Sinde como ministra de Cultura.


Exposición de Yan Pei-Ming en el CAC en Málaga. (EFE)

Las medidas se enmarcan en nueve objetivos generales: aplicar y ampliar a todos los ámbitos y agentes el Código de Buenas Prácticas, de 2007, del Ministerio de Cultura. Esto dejaría a la mayoría de los directores de museos con aportación pública fuera de su cargo, empezando por El Prado, el Thyssen, el MAN, etc. Entre las medidas destaca la creación de una comisión que supervisaría la aplicación del Código, es decir, el reconocimiento de la autonomía y la responsabilidad para gestionar su buen gobierno de manera independiente .

Dos: también exigen cumplir con la Ley de Igualdad, especialmente el artículo 26 sobre la igualdad en el ámbito de la creación y producción artística intelectual. De nuevo, pretenden establecer métodos de supervisión y rectificación para que se se cumpla “de manera real” la orden. En este ámbito priorizan el estudio y valoración de las obras de los “artistas de edad avanzada”, cuya obra “está en peligro de extinción”.

Y, desde luego, las entidades con financiación pública deben equilibrar “el número de exposiciones individuales y la participación de artistas mujeres en las exposiciones colectivas”. Paridad también en jurados, órganos consultivos, equipos de trabajo y directivos.

Los museos y centros de arte deberán actuar con transparencia con sus ciudadanos y sobre sus procedimientos

Tres: transparencia y buen gobierno. Requieren medidas concretas para que las administraciones públicas "faciliten con agilidad los datos presupuestarios consignados para las artes visuales". Igualmente, los museos y centros de arte deberán hacer lo mismo: transparencia con sus ciudadanos y sobre sus procedimientos.

Cuatro: recuperación de los presupuestos públicos destinados a la cultura en cifras similares a los años previos a la crisis financiera. En este apartado el Ministerio de Fomento es señalado para que aplique el 20% del total del Programa 1,5% Cultural. Además, exigen un tratamiento fiscal para los profesionales del sector acorde al "reducido nivel de ingresos y el carácter irregular de los mismos".

Cinco: favorecer la inversión del sector privado en el arte contemporáneo. Una vez fracasada la reforma de la ley planteada desde el Ministerio de Cultura y rechazada por el de Hacienda, el sector pide la elaboración de un nuevo modelo de colaboración público-privada, "partiendo de modelos como el de la Comunidad Foral de Navarra". Reclaman un cambio de definición de la"primera transacción" o venta que, en la actualidad, considera que la primera venta es la del artista al galerista, lo que impide aplicar un IVA de primera venta a un coleccionista, como ocurre en el mercado internacional. También, la equiparación del IVA a los países más desarrollados del ámbito europeo.

Incorporación desde la educación primaria a la secundaria de materias en la formación de la creatividad y el conocimiento visual

Seis: promover la igualdad con medidas económicas, como la creación de ayudas para paliar la crianza de hijos y cuidado de mayores; el aumento de incentivos fiscales a empresas que patrocinen actividad cultural paritaria; establecimiento de plazos y cuotas en los museos para crear una colección "que se pueda relatar desde la igualdad".

Siete: mejorar el papel del arte en el sistema educativo. Requieren la incorporación desde la educación primaria a la secundaria de materias en la formación de la creatividad y el conocimiento visual; restablecimiento de la obligatoriedad de las materias de historia del arte y filosofía; revisión y mejora del grado de bellas rtes y del grado de historia del arte. Plantean el estudio y evaluación de la creación de un centro de posgrado de referencia en España y de prestigio internacional.

Primera exposición individual en España de Maurizio Cattelan, en Málaga. (EFE)

Ocho: promoción y difusión de la producción artística, básicamente creando una red estatal de museos y centros de arte contemporáneos. Además, movilidad y participación, formación continua para los profesionales.

Nueve: información rigurosa y de calidad en los medios de comunicación. En este punto coincide el sector con el programa cultural nacional de Podemos. Piden la creación en las televisiones y radios públicas programas informativos que "traten la creación contemporánea de forma rigurosa y en profundidad".

Fuente

http://www.elconfidencial.com


Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...