Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

lunes, 14 de septiembre de 2015

Un pionero del arte urbano que conquista otros espacios

Christian Guémy, conocido como 'C215', en su exposición de...
Christian Guémy, conocido como 'C215', en su exposición de la Alianza Francesa de Málaga JESÚS DOMÍNGUEZ

El artista francés Christian Guémy traslada al contado escaparate de la Alianza Francesa en Málaga un universo callejero vocacional

Aunque la propia Alianza Francesa de Málaga lo presente como la 'respuesta' del país vecino a Bansky, el universo de Christian Guemy, conocido como 'C215', tiene una identidad tan marcada que no se merece la comparativa. Ante su obra se celebra el feliz hallazgo de que no es digno de ser utilizado para una frase hecha con tanta velocidad. Con tanto deseo de vender algo. De sumar un nombre más a la friolera de exposiciones de nivel que siguen aterrizando en la misma Málaga en la que los museos con patentes internacionales casi han expulsado de las guías a ciertas bodegas que apestan a vino en las que cualquiera ha sido feliz.
En un espacio tan reducido, la acumulación de una veintena de piezas de este pionero del arte urbano en suelo europeo debería oler a cerrado. Pero para sorpresa y alegría de quien las admire, sus obras explotan con una aureola fresca de lo más solvente.
Hay verdad en ellas. Lo mismo beben de símbolos e iconos previsibles en el arte urbano, como ese gato que se apodera de ciertos trances artísticos por mucho que su autor nunca haya convivido con este animal en su ámbito doméstico. Que están atravesadas por los golpes más secos de realidad. Por inmigrantes rumanos o 'sin techos'. Por rostros que derrochan una fuerza tan atravesada por la misma vida que hacen suya cada propuesta. Tanto si se trata de objetos intervenidos por el creador francés -buzones, puertas viejas, señales de tráfico- como de lienzos que, según el artista francés, «terminan convertidos en objetos».
Con la sombra de Marcel Duchamp siempre acechándola, la muestrase titula 'Sobre todos los objetos', y hasta el 23 de octubre estará vigente en la malagueña calle Beatas para dar rienda suelta a un trabajo comisariado por Mario Martín Parejo.
Al recorrer la exposición, propia de un artista callejero que no se ha resistido a la tentación de echarse a la intemperie de Málaga para crear, se corroboran las palabras del propio 'C215, quien relató una experiencia tras otra. Desde la que le llevaron a ver cómo pintaba buzones en Sicilia y, tras ser robados, eran subastados, a sufrir en las calles de Barcelona una vigilancia que felizmente no terminó en palabras mayores.
«El juez dijo que no era vandalismo, porque el mobiliario urbano tenía menos valor que lo que yo había pintado, y después me volvió a invitar a que hiciera otra intervención», dijo remontándose al episodio de la Ciudad Condal mientras inauguraba en Málaga su primera individual en España.
Fuente
http://www.elmundo.es

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...