Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

sábado, 3 de octubre de 2015

Visita exprés al Louvre: qué ver en cada piso

Museos / Francia
Compra anticipada de entradas, horarios, pases y las obras imprescindibles del museo más famoso del mundo.
No sólo es quizá el museo más importante del mundo; es el más visitado. Alrededor de 10 millones de personas atraviesan por año la entrada principal, la Pirámide por la que se accede a la planta baja. El Museo del Louvre de París, Francia, es un desafío: tiene una superficie de 60.500 metros cuadrados, en los que se exhiben 35.000 obras. Para evitar las grandes colas que se forman hay varias opciones, como comprar la entrada por anticipado o adquirir la Paris Museum Pass, con las se puede ingresar directamente. Las otras son evitar la Pirámide y entrar por dos sectores menos conocidos, la Galerie du Carrousel y la Porte des Lions.
El museo abre toda la semana, menos los días martes y el 1 de enero, 1 de mayo, 11 de noviembre y 25 de diciembre. El horario es de 9 a 18 y los miércoles se puede ingresar hasta las 21.45. La entrada cuesta 12 euros y es gratis el primer domingo de cada mes.
Verlo todo roza la misión imposible. A través de la página web del museo se puede elegir qué ver para tener más claro el panorama y que el tiempo no se vaya en desorientaciones varias . Porque si uno decide ir el Louvre durante una semana, todos los días, quizá alcance a a admirar todo el patrimonio. Si no es el caso, en esta nota, una selección -incompleta, como todas- de lo mejor de cada casa: las obras imperdibles, piso por piso.
Planta baja. Las antigüedades griegas, romanas, egipcias y de otras culturas son las protagonistas de este escenario. La Venus de Milo, la famosísima escultura en mármol blanco que representa a Afrodita, está entre las obras más importantes del museo. Data del siglo II aC. El Código de Hammurabi, fechado entre el 1792 y 1750 aC., es una columna de basalto, una roca volcánica de color oscuro, que tiene inscripto el conjunto de leyes más antiguo que se conozca. El tercer imperdible de esta sala es el Sarcófago de Cerveteri, una urna funeraria legada por la cultura etrusca y representa a una matrimonio en un banquete.


Primera planta. Aquí gana espacio la pintura, aunque hay también lugar para las artes decorativas. De este piso, en especial hay que ver la Victoria de Samotracia, una de las esculturas de mármol más famosas del Louvre. Es una representación de Niké, la diosa griega de la victoria. También, la pintura “La libertad guiando al pueblo”, de Eugéne Delacroix, un óleo enorme en el que se ve el enfrentamiento de los habitantes de París, en 1830, cuando se enfrentan con el rey Carlos X. Pero sin dudas es “La Gioconda”, la Mona Lisa, la estrella de este piso. Del Renacimiento, la pintura de Leonardo Da Vinci es una de las tres obras más famosas del Louvre. Paciencia para verla: está protegida detrás de un vidrio y los turistas se amontonan frente a la dama.


Segunda planta. A pura pintura, este piso está dedicado a los artistas flamencos, holandeses, franceses y alemanes. Entre los más buscados, Vermeer fue un genio de la luz. “La encajera” es una de sus obras más famosas. Otro óleo que no puede dejar de verse es el “Autoretrato” de Durero, uno de los tantos que pintó. Y, de autor desconocido, la pintura “Gabrielle d'Estrées y una de sus hermanas”, una curiosa obra que retrata a una amante del rey Enrique IV.





Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...