Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

viernes, 4 de diciembre de 2015

De fiesta con Lawrence Weiner

Lawrence Weiner.
Lawrence Weiner. / SUR

Del artista neoyorkino Lawerence Weiner se dice que su cuerpo y su mente son inmunes al alcohol. Este es un hecho que se manifiesta de noche, después de varias volcadas de vaso, cuando te habla con una voz inconfundible, nítida y profunda, regada con brío y distorsionada por el humo de los cigarrillos que se consumen en su boca desde hace décadas. Nació hace 73 años en el barrio del Bronx y está considerado uno de los artistas más influyentes de la segunda mitad del siglo XX, responsable de que las líneas más complejas del arte contemporáneo hayan conquistado el reconocimiento internacional. Su presencia impone, pero su personalidad irradia humildad y cercanía. El padre del arte conceptual y del posminimalismo tiene alma de beat y una barba que lleva modulando toda la vida; le pregunto por su chaqueta roja y me revela que comparte 'personal shopper' con Patti Smith. En 1968, en una histórica exposición en Nueva York, publicó los tres preceptos fundamentales para el arte conceptual: «1. El artista puede idear la obra. 2. La obra puede ser inventada. 3. La obra no puede ser construida». Para Weiner, el arte no necesita un soporte físico. Es suficiente con su formulación intelectual. Es un arte sin materia.

Durante estos días y hasta el mes de marzo, Weiner expone su obra en un espacio majestuoso: las dos plantas del palacete que da cobijo a la prestigiosa Galería Horrach Moyà, en Palma de Mallorca, y cuyos muros fueron testigos de varios encuentros antológicos. Comisariada por Helena Juncosa -coordinadora de exposiciones en el CAC Málaga, donde Weiner expuso en 2008-, las instalaciones han sido diseñadas especialmente para este espacio. En la lista de artistas más cotizados e influyentes del arte contemporáneo, Weiner ocupa el séptimo lugar y sus obras son reconocidas en todo el mundo; pese a ello, la apuesta por parte de la galería de exponer arte conceptual es un acto de valentía. Bajo el título «Mantener la calma durante el abrazo del huracán», expone palabras pegadas sobre la pared en vinilos de colores brillantes, con líneas y formas circulares que resuelven el espacio de una manera impresionante. Le acompaña un anexo con siete mapas, cartografías intervenidas que no conducen a ningún lugar y que suponen una invitación formal a navegar a la deriva y a dejarse llevar por la marea.

La obra de Weiner está directamente relacionada con la semiótica y aquellos preceptos que sugieren que la cultura en general y el arte en particular deben ser entendidos como una forma de comunicación. Umberto Eco señaló en 1970 que «las leyes de la comunicación son las leyes de la cultura». A partir de ahí, Weiner difumina estos conceptos para expandir las fronteras del arte y utilizar el lenguaje como forma de expresión; no le gusta que se refieran a él como un 'artista conceptual'. Entiende que eso le distancia de otras formas de arte. Prefiere que le llamemos escultor. Un escultor que trabaja con palabras, siempre en letras mayúsculas para evitar la jerarquía, y con las ideas que esas palabras transmiten, de forma individual o en conjunción con otras mediante frases que nunca trasladan todo su sentido con una primera lectura: la percepción requiere esfuerzo. Y es ahí, en la búsqueda del sentido, donde el espectador interactúa con la pieza artística de una manera íntima, porque la verdadera obra está en su cabeza.

Marina Abramovic vuelve al CAC

La artista balcánica es amiga íntima de Lawrence Weiner, también exponente primordial de la performance actual y protagonista de una de las inauguraciones más intensas, multitudinarias y feligresas en la historia del CAC, vuelve al centro en formato DVD con el vídeo 'Self Portrait', un autorretrato basado en otro vídeo 'Desnuda con el esqueleto'. La pieza, ubicada en el Espacio 5, muestra a la artista desnuda respirando sobre un esqueleto situado sobre su caja torácica; la respiración de Abramovic consigue mover y 'animar' la armadura ósea, lo que para ella significa un diálogo entre la vida y la muerte, que es una de las obsesiones más repetidas en la trayectoria artística de la que se ha definido a sí misma como 'la abuela de la performance'.
Fuente
http://www.diariosur.es

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...