Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

martes, 2 de febrero de 2016

El Museo Nacional de Escultura compra arte

El autor de la localidad palentina de Paredes de Nava es uno de los iconos del museo. Se le atribuye esta pintura, ‘Llanto sobre Cristo muerto’, del siglo XV, adquirida por 65.000 euros.
El autor de la localidad palentina de Paredes de Nava es uno de los iconos del museo. Se le atribuye esta pintura, ‘Llanto sobre Cristo muerto’, del siglo XV, adquirida por 65.000 euros.

El Ministerio de Cultura adquiere tres obras de Salzillo, Berruguete y un anónimo, por 217.250 euros y las asigna al Colegio de San Gregorio

El Colegio de San Gregorio acaba de hacerse con la propiedad de tres obras que nutrirán su fondo expositivo después de que la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes Culturales diera el visto bueno a su adquisición. El Ministerio de Cultura ha realizado un desembolso de 217.250 euros por la compra a dos propietarios particulares y el pago en una subasta de tres piezas de Francisco Salzillo (1707-1873), Alonso Berruguete (1460-1561) y de un autor anónimo (siglo XVI). Todas ellas han sido asignadas a la colección del Museo Nacional de Escultura, que atesora en Valladolid el repertorio más valioso de imaginería religiosa española de los siglos XIII al XVIII y el conjunto de copias artísticas de los siglos XIXy XX.

Manuel Arias, subdirector del museo, muestra su satisfacción por las recientes incorporaciones artísticas. «El monto del dinero destinado es importante, es una apuesta por la colección en estos tiempos tan difíciles, estamos contentos de que finalmente hayan fraguado estas adquisiciones», subraya.


Autor de esta 'Virgen Inmaculada', creada en barro policromado en Murcia en torno a 1770. Ha sido adquirida por un particular en Madrid por 150.000 euros.

FRANCISCO SALZILLO.

Autor de esta 'Virgen Inmaculada', creada en barro policromado en Murcia en torno a 1770. Ha sido adquirida por un particular en Madrid por 150.000 euros.

Una de ellas es una tabla atribuida a Alonso Berruguete, uno de los autores icónicos del museo vallisoletano. ‘Llanto sobre Cristo muerto’ tiene unas medidas de 27 centímetros de alto por 37 de largo y por ella se han abonado 65.000 euros a un particular de Madrid. «La atribuyo a Alonso Berruguete y habrá que estudiarla con calma. Nos pareció muy interesante porque del mundo pictórico de Berruguete y su entorno no hay demasiadas obras». Apunta además que el autor nacido en la localidad palentina de Paredes de Nava es una de las señas de identidad del centro.
Para Manuel Arias, esta pintura reúne los rasgos propios de factura de Alonso Berruguete: «Su cromatismo, el tratamiento y el juego con la luz tenebrosa, la caracterización de la fisonomía de los personajes, el expresionismo de sus gestos y las posturas apuntan a su autoría», comenta, destacando que se trata de una pieza relevante para la colección: «La estudiaremos para conocerla más a fondo y averiguar más datos».
La obra por la que se ha realizado el mayor desembolso es la ‘Virgen Inmaculada’ de Francisco Salzillo, adquirida a un particular en Madrid por 150.000 euros. Se trata de una escultura de oratorio de 52 centímetros de altura que a su calidad escultórica une una curiosa peripecia histórica. Cuando fue creada, la composición sirvió como modelo para una Inmaculada de madera que realizó Francisco Salzillo para el convento de San Francisco de Murcia y, ante el éxito que tuvo, esculpió otra grande en madera destinada a una iglesia de la localidad murciana de Hellín. Ambas figuras se quemaron, una en 1931 y otra en 1936. «Las piezas de madera se han perdido y solo se ha conservado la ‘Virgen Inmaculada’ que Salzillo realizó como modelo para el palacio de Antonio Fontes Ortega en Murcia», refiere Manuel Arias, quien destaca que la talla ha permanecido en propiedad de esta familia desde entonces. «Por el carácter que tiene de modelo, por el material de barro, por su calidad y por la escuela a la que pertenece, con esta imagen el museo profundiza en su vocación nacional, cubriendo flancos geográficos, en este caso de la escuela levantina; y llega aquí para reunirse con lo mejor de la escultura española del siglo XVIII». De Francisco Salzillo el Colegio de San Gregorio guarda en sus dependencias una talla de San Francisco y otra de Santo Domingo.


Pieza de devoción del siglo XVI esculpido en alabastro, que muestra una virgen con el niño, en el anverso, y el escudo de la familia Manuel, en el reverso. Adquirida en subasta por 2.250 euros.

AUTOR ANÓNIMO.

Pieza de devoción del siglo XVI esculpido en alabastro, que muestra una virgen con el niño, en el anverso, y el escudo de la familia Manuel, en el reverso. Adquirida en subasta por 2.250 euros.

La última de las obras que el Ministerio de Cultura ha asignado al Museo Nacional de Escultura es la ‘Virgen con el Niño’, una pieza de alabastro (siglo XVI) en cuyo anverso muestra a la Virgen con el Niño y en el reverso el escudo de la familia Manuel, vinculada a Valladolid. Su tamaño es de 26 por 20 centímetros y ha sido obtenida tras la puja en una subasta por 2.250 euros. «Nos interesa mucho este material, pues el mundo del alabastro fue importante en la Corona de Aragón y en Castilla, y esta es una obra que ayuda a explicar el mundo de la devoción particular. Su autor es desconocido, de momento», apunta Arias. De hecho, siguiendo el rastro de la pieza afirma tenerla identificada con una que figura en el inventario de 1586 de un obispo de Sigüenza llamado Don Juan Manuel, en el que se menciona «una imagen de alabastro y, a las espaldas, las armas de los Manueles».
Además, el investigadora añade otra circunstancia: el obispo Don Juan Manuel quiso ser enterrado en el Colegio de San Gregorio, al que legó su biblioteca, «por tanto –sostiene– es un pieza que nos viene muy bien para la sala en la que se cuenta la historia del Colegio de San Gregorio a través de objetos y obras de arte que enriquecen ese relato a lo largo de los siglos». En el almacén están ya guardadas las obras de Berruguete y Salzillo y se espera que en breve recale la de autoría anónima. Antes de ser sacadas a las salas para ser exhibidas al público, serán sometidas a un exhaustivo proceso de revisión, estudio y conservación en el que técnicos del museo certificarán sus características artísticas.
Desde 2005 al 2015 el Museo Nacional de Escultura ha invertido más de 3,4 millones de euros en la compra de piezas para enriquecer la colección aún en los años más duros de la crisis. En total, por compras y donaciones de particulares han recalado en este periodo en el centro unas setenta esculturas, pinturas y otros objetos artísticos.
Fuente
http://www.elnortedecastilla.es



Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...