Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

domingo, 28 de febrero de 2016

Un catador de las artes visuales


CONTRADICTORIO. El experto opina que hay más artistas frustrados que exitosos en pos de lograr una promesa económica que muchas veces no se logra. (Foto: Grisel Pajarito)
A los 8 años, después de regresar de Estados Unidos, el papá de Rubén Méndez lo llevó a conocer el Instituto Cultural Cabañas (ICC). Aunque su padre sólo estudió la primaria, sabía que ahí había unas pinturas de un gran pintor, José Clemente Orozco, y quería que su hijo lo conociera.
Años más tarde, el pequeño Rubén Méndez, ahora curador titular del ICC, tuvo sus primeras clases de dibujo, pero asegura que siempre ha sido malo para eso. Por azares del destino después “cayó con Manuel Oropeza”, a quien reconoce “como especie de mentor”, ya que era el entonces jefe de museografía del Museo Regional, con quien trabajó en el montaje de exposiciones fuera del recinto y como actor en su casa de teatro El Hormiguero.
En el proyecto de Carlos Ashida, Cumulo (Curaduría, museografía y logística), trabajó otros años más, y con ello se consolidó en las áreas del artes visuales y así forjó su propio camino.
En entrevista para NTR, Rubén Méndez, de hablar pausado y gran sentido del humor, confesó que cuando no está “curando” o piensa en arte, le dedica tiempo a sus hijos, uno de un año y otro de 20.
NTR. Hay quienes aún no conocen la palabra y definición, ¿qué es ser un curador?
RM. Seguramente hay una definición académica, pero en el sentido práctico, desde mi punto de vista, es trabajar contenidos y estructurar discursos para la presentación y la buena lectura de una exposición.
NTR. Anteriormente, ¿quién hacía este trabajo?
RM. No existía esta palabra, creo que la primera vez que la escuché fue como por los 90, que empezó a tener cierta relevancia y se la escuché mencionar a un artista o un curador que era muy peculiar, porque vivió pocos años, que conocí a través de una persona que ahora puedo considerar mi amigo: Rubén Bautista. Hay que investigar la historia de Rubén Bautista, pero según yo él fue uno de los primeros curadores de este país con ese mote, y posteriormente en los 90 creció el flujo de información y de personajes en Guadalajara, puesto que se hacía la Feria de Arte Contemporáneo en la ciudad y el término se expandió.
NTR. ¿Qué implica curar una exposición o una colección?
RM. El arte a fin de cuentas está ligado a un concepto de comunicación, tienes que establecer los parámetros que van a estructurar un discurso, qué es lo que quieres que la gente entienda sobre un trabajo de un grupo de artistas o de un artista. Desde mi punto de vista es una cuestión compleja y riesgosa, porque es la visión de alguien que puede ser algo que no se había puesto en la palestra de la discusión.
NTR. ¿Qué opinas de las piezas que se pueden ver simples, pero tienen altos precios?
RM. Algunos artistas hicieron resistencia para que prosperara, hoy ha prosperado y qué bueno que se ha convertido en un fenómeno económico importante, pero eso desvía el interés principal que es el de, a fin de cuentas, producir buen arte y no un producto, eso es lo malo, no digo que todo, tiene uno que estar muy atento para ver los artistas que verdaderamente, en cierto sentido, producen arte que responde a un interés particular y no a una cuestión meramente de mercado. Es bien triste ver a artistas que se montan sobre el éxito de otro artista en aras de buscar el éxito y qué bueno que lo logran, creo que el dinero nunca está de más, pero en realidad los que van a ser verdaderamente exitosos son muy pocos. Hay una promesa económica en los artistas jóvenes, pero como lo logran muy pocos, los artistas frustrados son más que los exitosos y se vuelve una carrera de relevos, de repente está uno y de repente otro que ya se hartó de ser emergente durante 10 años y no lograr nada, pero hay una fila detrás.
NTR. ¿Cómo cuidar la parte del plagio en las nuevas obras, identificar la línea de la apropiación que llega al plagio?
RM. Creo que es un tema que va a ser inevitable, hay artistas que plagian de manera literal, no sé si llamarles artistas, son más bien como gánsteres, pero hay artistas que hacen apropiación y pueden producir una obra más exquisita y más relevante, te pongo un ejemplo, Bruce Nauman produce una pieza que se llama Yo como la fuenteque es una referencia directa a La fuente de Duchamp, se monta en una pieza, no la plagia y sin embargo propone una visión de un objeto de manera distinta.
NTR. ¿Qué opinión tienes ante las nuevas obras que algunos llaman muy absurdas?
RM. Hay un término en la filosofía que tiene que ver con la centralidad cósmica del hombre, que creíamos que éramos el centro del Universo y Copérnico nos dice que no, entonces los filósofos usan el término giro copernicano, es decir, aquí el problema no es el objeto sino el sujeto. Con qué elementos haces una lectura de algo si no tienes los elementos para hacerla. El arte está planteado históricamente como un proceso que se crea y se recrea y a veces se reconstruye, construye y a veces se replantea que tiene elementos que justifican el por qué un artista tiene que poner en una galería un objeto que quizá para el común de la gente no signifique, pero para la estructura del mundo del arte le significa, se ha convertido en un lenguaje muy complejo y muy difícil de hacer entender porque estamos sometidos a una cantidad de imágenes a través de los diferentes medios de comunicación que quizá entorpecen esa percepción. El concepto de arte tiene, en un asunto histórico, poco tiempo de tener ese estatus, es muy complejo tratar de definir qué es y qué no es y somos muy dados a dar categorías.
NTR. Hay quienes aseguran que para que sea una obra debe tener una técnica…
RM. Para el arte conceptual la cuestión de la técnica es anécdota, incluso no sólo para el arte conceptual, puedes ver artistas como Mathias Goeritz, él no producía sus piezas, no tenía la capacidad de hacer un cubo de metal y después pasarle la pintura y que quede con acabado impecable, pero sabe lo que quiere como acabado de algo que ya conceptualizó. La cuestión de la técnica sí se vuelve como una historia, como un cuento, una anécdota, seguramente en el futuro va a haber máquinas que te pueden reproducir la Mona Lisa, una impresora 3D, pero vamos a seguir con la pregunta de qué es el arte, lo que sí podemos hacer es ser contundentes y decir esto es y esto no es.
NTR. ¿Hay tráfico de obras de arte?
RM. El mercado del arte hoy en día, después del narcotráfico, es una de las industrias sin chimeneas que producen más activos económicos, que aparte de que producen mucho dinero no están legislados en ningún rubro. Si te metes a ser corredor de bolsa tienes ciertas restricciones que te van a impedir tomar acciones ventajosas con respecto a los demás postores, en el mundo del arte no, se comenten muchas tropelías en aras en que va implícito al arte, que es la libertad. Estados Unidos tenía un comando en la Segunda Guerra Mundial, que lo que hacía no era ir a recuperar al soldado Ryan, sino saquear todas las grandes obras de arte que estaban expuestas durante el conflicto. Eso lo hacen los gobiernos, imagínate qué no pueda hacer los comerciantes.

Preguntas rápidas:

Origen: Guadalajara, Jalisco
Ciudad: Guadalajara
Artista: Velásquez y un sentimiento contradictorio ante Andy Warhol
Curador: no, los odio (se ríe)
Comida: la torta ahogada
Música: Arvo Pärt
Gusto culposo: “escucho Cristian Castro cuando hago quehacer” (entre risas)
Fuente
http://www.ntrguadalajara.com

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...