Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

viernes, 9 de septiembre de 2016

Las casas de subastas; al alza en Internet



La compraventa de productos online se duplica en 2016. Ellas prefieren arte clásico y joyas, ellos arte moderno y relojes.

¿Quién se compraría ropa en Internet sin habérsela probado? Esta fue una de las cuestiones que se lanzó tras el auge de las tiendas online de las principales marcas de ropa. Años después y tras la constante evolución de las nuevas tecnologías, las pymes se han adaptado a la venta de productos por Internet. ¿Y el coleccionismo?

Las casas de subastas se han adaptado a las nuevas necesidades del consumidor y parte de sus beneficios se debe a la venta de productos por Internet. En lo que llevamos de 2016, la compraventa de productos a través de subastas online se ha duplicado, según datos de un estudio del portal de subastas Catawiki.

Domingo Álvarez - Desnudo con jarrón. / A venta online
“Un sector tan tradicional como el de las subastas necesitaba renovarse y adaptarse a los nuevos tiempos”, señala el director general de Catawiki, Alejandro Sánchez, cuyo portal subasta 30.000 artículos a la semana. Tal es así, que el 50% de las visitas y pujas de los usuarios proceden desmartphone o tablet.

Perfil del pujador


El estudio desgrana el perfil medio del pujador. El 60% de los que pujan en las subastas son hombres y los que hacen las pujas más altas. Mientras, más del 70% de los pujadores tienen entre 35 y 64 años de edad, personas que han superado la juventud pero todavía no se sitúan en la tercera edad.
¿Por qué productos pujan? Ellas prefieren joyas, objetos curiosos y arte clásico. Mientras que los hombres pujan por relojes, monedas antiguas y arte moderno. Curiosamente, los más jóvenes eligen piezas de arte en general, mientras que los más mayores escogen los sellos y las monedas.

¿A qué se debe el auge de las subastas online?


En los últimos nueve meses se ha duplicado la venta de productos en casa de subastas online. El motivo es que los compradores gozan de un escaparate a nivel mundial que no tendrían de la forma tradicional. Uno puede comprar desde España un producto subastado en Canadá. Y viceversa.

También Internet es un buen servicio para los vendedores. “Hemos comprobado que vender a través de subastas online sus artículos puede suponer hasta un 20% más de ingresos que si los vendieran en los portales tradicionales de venta”, explica Sánchez. Las nuevas tecnologías también llegan a las subastas.
Fuente

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...