Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

miércoles, 26 de octubre de 2016

Vida de un tasador: "Se ha perdido el carácter romántico del arte"


Eduardo Ribas es tasador de arte, habitual en radio y televisión y encargado de valorar los tesoros del Banco de España. Así es su trabajo... y estas son sus recomendaciones.
Por CLARA URRA




El tasador de arte Eduardo Ribas.

© Eduardo Ribas


Pese a que Eduardo Ribas (Palma de Mallorca, 1986) está licenciado en arquitectura, siempre sintió una especial inclinación por el mundo del arte en el que se inició junto a su familia y es hoy tasador, parte en peritos judiciales y asegura también piezas de arte a través de su empresa Art Decorum. Además, transmite todos sus conocimientos sobre esta materia a través de su intervención semanal en el programa Capital de Arte de Gestiona Radiopresentado por Cristina Jiménez Camacho. También se encargado de mostrar una parte más lúdica de esta labor en el programa de televisiónLos reyes del empeño en La Sexta.


"EN ESPAÑA HAY GRANDES FORTUNAS QUE COMPRAN ARTE, PERO LA GRAN MAYORÍA SON INVERSORES Y EN MUCHOS DE LOS CASOS NI SIQUIERA LO COMPRAN ELLOS DIRECTAMENTE SINO SUS ASESORES. ASÍ SE PIERDE EL CARÁCTER ROMÁNTICO DEL ARTE"

"España es un país donde hay una gran tradición por la pintura y la escultura –afirma Ribas–, pero no por las piezas artísticas, como es el caso de una mesa de estilo neoclásico o un sillón de la época de Luis XVI. Tenemos un gran patrimonio constituido por las llamadas artes decorativas (mobiliario, jarrones, centros de mesa, abanicos…), pero no hay suficientes clientes que quieran comprarlo, al contrario de lo que sucede en países como Francia, Italia e Inglaterra en los que sí se valora especialmente este tipo de arte. Todo ello es debido a que, en términos generales, no somos un país con la sensibilidad y la imaginación para trasladarnos a toda una época a través de una pieza de este tipo", añade.

Aunque siempre hay excepciones, claro está. La mayor parte de sus clientes particulares, para los que en la mayoría de los casos realiza la tasación de todas las piezas que conforman una herencia, se encuentran en el barrio de Salamanca y en el distrito de Chamberí, en Madrid. Con ellos firma un contrato de confidencialidad para evitar que se den a conocer datos sobre su patrimonio.

Un Kelly de Hermès vintage o el clásico 2.55 de Chanel han pasado por las manos de este tasador y partidario de apoyar al coleccionista particular; que con esfuerzo va teniendo una colección “por amor al arte”. En relación a esto señala que "en España hay grandes fortunas que compran arte, pero la gran mayoría son inversores y en muchos de los casos ni siquiera lo compran ellos directamente, sino sus asesores; por lo que se pierde el carácter romántico del arte".

Que la moda y arte guardan una estrecha relación es un hecho que se refleja también en el hecho de que grandes diseñadores llegaran a tener una gran colección de arte como es el caso de Coco Chanel o Yves Saint Laurent, junto a su pareja sentimental Pierre Bergé. De esta época e incluso de siglos anteriores datan algunos de los tesoros del Banco de España formado por más de más de 500 piezas de arte que SEGIPSA (Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio), está tasando en este momento bajo la dirección de Patrimonio del Estado en colaboración con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

En este proyecto participan Eduardo Ribas –que realiza la tasación de la platería, el vidrio, la porcelana, la cerámica y demas artes decorativas–; Laura Sánchez Gaona –tasadora de piezas de arte–, José Luis Barceló –que se ocupa de la filatelia y la numismática– y Virginia Albiol, gemóloga.Comenzaron el 22 de julio y ya han catalogado 200 piezas. De todas ellas se pueden distinguir tres tipos. Primero, las piezas que no tienen valor y que van a destruirse. Segundo, joyas u objetos de plata sin valor artístico con las que se realizarán lingotes de oro y plata. Y en último lugar se encuentran las piezas denominadas singulares (arte, joyas y monedas); que sí saldrán a subasta pública, aunque todavía no hay una fecha prevista.

¿Cuáles son los gustos y preferencias particulares de un tasador de arte? Hemos querido sacar a Eduardo algunos de sus secretos.
UNA ÉPOCA GLORIOSA PARA EL ARTE

"Mi época artística preferida es la comprendida entre 1760 y 1820, teniendo tres períodos como referencia que son: la época de Carlos III, Carlos IV y la época imperio".
¿CON QUÉ TIPO DE ARTE DECORATIVO SE IDENTIFICA?

"Me encanta la cómoda. A lo largo de la historia se ha sabido adaptar a los diferentes estilos artísticos. Además, se pueden exponer tanto en una vivienda clásica, moderna o minimalista. Me fascina combinar piezas de diferentes épocas. Y adornan cualquier estancia de una casa: un recibidor, el salón, el comedor, una biblioteca…".
¿DÓNDE COMPRAR ARTE?

"Mis casas de subastas preferidas en España son Alcalá Subastas, Abalarte y Fernando Durán, en Madrid; y en Barcelona, Balclis. También he pujado por intenet a través de Setdart, pero no es la misma sensación puesto que no puedes sentir la energía del lugar. Y eso hace que un momento así pierda toda la magia".

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...