Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

jueves, 10 de noviembre de 2016

Adolfo Dura Abad



Exposición de Adolfo Durá  en 1933 en los locales de “El Bambu” de Alcoy, junio 1933 (documento de memories d´un poble).

NACIMIENTO. Alcoy, 1875, Madrid 1936

BIOGRAFIA: Nace en Alcoy del modesto matrimonio que forman Guillermo Durá Sanchis y Enriqueta Abad Abad, queda huerfano a los trece años y se siente inclinado por el dibujo, el modelado de yeso y el color. El único maestro que queda en Alcoy es Francisco Laporta Valor. Cabrera esta en Roma y desde Alcoy se ha trasladado a Alicante Lorenzo Casanova, donde ha abierto una Academia de Bellas Artes.

Se puede decir que es un autodidacta que se quiere formar. Es becado por el Ayuntamiento de Alcoy y se va a Madrid, alli esta Emilio Sala y Joaquin Sorolla.

Durá mando al Ayuntamiento de Alcoy tres cuadros “Expulsión de los judios”, “Testamento de Isabel II” y “La visita del señor cura”.


                     patio de caballos de durá abad


La obra de Dura es ingenia, colorista, perfectamente encajable dentro de ese sufrido grupo que se ha venido en llamar “pintura de género”.

De 1897-1998 son obras: “Barchell”“Paisaje de Busot”, (pinta flores con gran perfección que no hay más que pedir, solo falta que emitan el aroma que exhalen en los bosques o en los jardines), acuarelas, pasteles y dibujos al carbón.


image(1)

No acaba la beca de tres años porque al Ayuntamiento de Alcoy se le acaba el dinero, pero Durá no vuelve a Alcoy, continua estudiando en Madrid, gracias a Emilio Sala que le ayuda introduciendolo en la “Prensa Grafica, en la revista “Blanco y Negro”, trabaja como autor de portadas y viñetas.

De la pintura pasa a la ilustración grafica y al fotograbado, pasando al grabado, al grabado tradicional, obra plastica de primera magnitud. Pasa a pintor-ilustrador. Dura comparte la ilustración y la pintura de caballete.

Resultado de imagen de Adolfo Dura Abad

En el decenio 1900-1910 pinta flores, bodegones y paisajes, en que que predomina el verde de las espesuras, de los jardines y de los bosques que deriva del impresionismo frances.

Durá es un autentico profesional del fotograbado. Durá no dejo los pinceles.

Fue pintor, fotograbador, periodista y fundador, propietario y director de la revista taurina El Lince, para lo que abandona previamente su trabajo como director artístico del semanario “Nuevo mundo” (1894-1933), pero en cuyos talleres se imprimirá la nueva revista. En su publicidad administrativa se autodefine como “ilustración taurina semanal”, pero también es una publicación “doctrinal” editada con el sólo esfuerzo y riesgo de Durá, “un esfuerzo de artista y entusiasta aficionado” y “fiel devoto del periodismo” –dirá-, que también la ilustrará con sus dibujos. Tuvo como administradores a Mariano Pastor y Álvaro Fora.

                     Resultado de imagen de Adolfo Dura Abad


Del “Blanco y negro” salta a “la Lidia”. Es director artístico de “Cosmopolis”, revista ilustrada de hueco grabado, cuando cierra surge “Más”, tambien en “hueco”.

Ha dirigido el periodico “La noche” y es director artistico de “Nuevo Mundo”, es parte de la comision artistica de “Informaciones”

Cabrera Cantó y Emilio Sala le apoyan para que no se deje la pintura. Durá conoce a Sorolla. Sorolla tuvo a Dura durante un año en su taller enseñandole el modo y manera de captar la luz y de ponderar los volúmenes bañados por esa claridad extraordinaria. Pero durá tiene mucha prisa en comenzar y acabar sus obras.


Resultado de imagen de Adolfo Dura Abad

En 1918 Durá realiza una gran exposición personal en el salón del “periodico El pueblo vasco” de San Sebastián, cuelga 150 apuntes: obras de temas taurinos, paisajes, retratos. Como retratista logra más fortuna expresiva. Pero donde se le puede elogiar a Durá sin reservas es como paisajista, evidencia el amor hacia el campo abierto, los horizontes sin barreras, riscos y desfiladeros.

Adolfo Dura Abad


Durá siempre ha sentido mucho cariño por su maestro Fernando Cabrera , realiza una exposición en Alcoy en homenaje a su maestro Fernando Cabrera, en ella participan todos los discipulos de Fernando Cabrera como: Mataix, Morrió, Rafael Peidro, Cabrera Gisbert-hijo del maestro-, Julio Pascual, Herraez, José balaguer, Masiá y otros más.


Adolfo Dura Abad

La exposición marca un hito historico en alcoy de los primeros años de la segunda republica, supone un acontecimiento de primera magnitud ya  que se juntasn todos los pintores “Cabreristas”, incluyendose en la exposición los cuadros de Cabrera “Paisaje de Mariola, 1925 y “el semón soporifero”, que pasaria al Museo San Carlos de Valencia.

Durá vuelve a Madrid, se casa tiene dos hijas – Lucrecia y Ofelia- fallece en 1936 en Madrid.


Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...