Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

viernes, 10 de julio de 2015

Lo que pasa cuando artistas de todo el mundo juegan al 'teléfono escacharrado'

El músico y poeta Nathan Langston decidió trasladar el popular juego de niños al arte, y lanzó un mensaje a los creadores hace cinco años. Desde entonces, 315 artistas de 42 países han reconvertido sucesivamente sus palabras en fotografías, poemas, vídeos, audios y esculturas que se han interconectado en 'Telephone', un experimento artístico que solo se puede contemplar en el museo de una página web.


'Oh Lord', de Jana K Weaver, fue la primera transformación visual del mensaje

'Oh Lord', de Jana K. Weaver, fue la primera transformación visual del mensaje
"Oh Señor, tu mar es tan grande y mi barco es tan pequeño". Una placa con la oración del pescador bretón, como popularmente se conoce a esta cita, descansaba en el Despacho Oval cuando John F. Kennedy era presidente de los Estados Unidos. El poeta y compositor Nathan Langston se sintió identificado con esta sentencia hace cinco años. Tras mudarse de Portland a Nueva York, sentía que su pequeño bote vital navegaba en solitario por la gigantesca ciudad, así que decidiólevar las anclas del arte para que ese mensaje evolucionara de todas las formas posibles.
Envió la oración a una pintoraque la transformó en un cuadro con una joven abandonada a su suerte en un barquito de papel. Llevó el cuadro a un poeta, que lo plasmó en versos, y "el océano lleva un sombrero" desde entonces. El poema acabó en manos de un fotógrafo, que meses después lo convirtió en una instantánea de las Montañas Rocosas. La imagen resurgió sucesivamente como una historia, una escultura e incluso un audio.  
El fotógrafo Casey Kelbaugh captó esta instantánea en la Sierra de la Sangre de Cristo, al sur de Colorado
El fotógrafo Casey Kelbaugh captó esta instantánea en la Sierra de la Sangre de Cristo, al sur de Colorado
Langston había concebido un peculiar 'teléfono escacharrado' en el que los artistas simulaban ser niños que juegan a susurrarle al siguiente en la invisible línea telefónica su obra de arte. Al fin y al cabo, el agua, Dios o nuestro barco pueden verse, escucharse, sentirse o evocarse. "Las expresiones artísticas quieren unirse porque vienen del mismo sitio. Todas nacen de las experiencias humanas, de los caminos cognitivos de nuestros cerebros, de nuestros sentidos físicos", explica el director de este proyecto a HojaDeRouter.com.
Obesionado con el juego, Langston encontró hace dos años el apoyo de Daniel Talsky, miembro de Satellite Collective, una organización artística sin ánimo de lucro que se hizo cargo del proyecto. Talsky le dibujó en una servilleta un posiblecrecimiento del teléfono que se asemejara a los nodos de internet. En lugar de enviar cada obra a un solo artista, podían mandársela a varios al tiempo: si alguno decidía no seguir jugando a 'Teléfono: Un experimento de arte internacional', la exposición seguiría expandiéndose y ramificándose igualmente.
Lanzaron una campaña en Kickstarter y consiguieron 6.000 dólares (5.400 euros al cambio actual) en solo 70 horas. Hasta 45 artistas más de todo el mundo pidieron participar. Desde entonces, las interpretaciones de aquel rezo han habitado enHolandaAustraliaTurquíaCanadá o Corea del Sur y se han convertido endanzasbordadosvídeospinturas abstractas o 'performances'.
Las 315 obras de este 'teléfono escacharrado' pueden contemplarse desde esta red interconectada
Las 315 obras de este 'teléfono escacharrado' pueden contemplarse desde esta red interconectada
La artista de Vermont Janet Van Fleet creó un barco de madera y papel con antiguas fotografías
La artista de Vermont Janet Van Fleet creó un barco de madera y papel con antiguas fotografías
315 OBRAS EN UN MUSEO 'ONLINE' INTERCONECTADO
En abril, la exposición abrió sus puertas al público planetario. Aunque algunas obras pudieron contemplarse en el Bowery Poetry Club de Nueva York, la muestra completa solo está disponible en el museo de su página web, en la que el visitante puede bucear por este atlas artístico: explorar cada ruta para contemplar la evolución del 'teléfono escacharrado', visitar cada uno de los 12 medios de expresión artística o, simplemente, lanzar un dado al aire virtual para que la propia página decida aleatoriamente el recorrido.  
315 trabajos de artistas de 159 ciudades en 42 países se han reunido en esta exposición 'online'. Langston rechaza seleccionar las obras que han captado su atención porque, asegura, no tendríamos espacio en este artículo para comentar todos los trabajos que le han emocionado. Tampoco cree que haya ninguna necesidad de hacerlo: "Es más importante que los visitantes exploren la red por sí mismos y descubran lo que las obras les dicen". 
Las composiciones y sus autores también hablan en esta exposición, reflexionando sobre el propio proceso creativo. " Jugar al 'Teléfono' es como hablar con el mundo", señala Bob Holman, director del Bowery Poetry Club y participante en el proyecto. "Por ejemplo. 'Yo: Hola, ¿mundo? Mundo: ¡Hola! ¿Por qué tardaste tanto?'".
Pese a que el mensaje se haya transformado tanto que sea difícil recordar la frase que lo desencadenó todo y los artistas hayan retratado tanto la vida como lamuerte, hayan buceado en el mar o escalado las montañas, "todas las obras fueron concebidas en el mismo hogar y todas hablan el mismo idioma".  
' The Wave', de Soyoon Hia Cha, un 'collage' de fotos
' The Wave', de Soyoon Hia Cha, un 'collage' de fotos
Un ejercicio de arte indisciplinar que este poeta recomienda. "Si de repente odias tus pinturas, piensa sobre tus pinturas como si fueran una película. Si estás aburrido de la danza, imagina tu baile como una forma abstracta", aconseja el creador de 'Telephone', que dice haber llorado y reído a lo largo de estos años cada vez que una nueva obra de arte llegaba a su bandeja de entrada.
Satellite Collective no quiso programar un algoritmo que se encargara de distribuir las obras a cada artista (Langston asegura que la exposición podría haber recogido 10.000 obras de arte si hubieran automatizado el proceso), aunque no descarta "escribir ese código para un juego futuro".
Optó por hablar personalmente con esos artistas, que le han ayudado a demostrar con este experimento que las obras abstractas, desde un extraño poema hasta un sonido o una pintura, pueden transmitir mucha más información que un texto descriptivo en prosa. "¡Esto significa que estamos mucho más lejos de entender cómo funciona el arte abstracto de lo que pensamos!", asegura.
'
La artista Marisa Gertz es la creadora de 'Layers'
Este creador nos invita a ver la impresionante obra interactiva en continuo crecimiento como una única pieza de arte, creada por cientos de personas extrañas y anónimas de todo el mundo. El mensaje original ha sido cuchicheado cientos de veces a lo largo de cientos de kilómetros, creando un " almacén de obras de arte originales e interconectadas" en una red que, asegura, tardaríamos semanas en recorrer.
"Es extraordinario. Me hace sentir increíblemente grande e increíblemente pequeño al mismo tiempo", sentencia Langston. Al fin y al cabo, las 13 palabras de aquella frase del pescador bretón son solo un pequeño punto más en el mar artístico y virtual que él mismo comenzó a crear hace ahora un lustro.
Fuente
http://www.eldiario.es


Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...