Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

jueves, 16 de julio de 2015

Pietro Consagra, de los artistas italianos abstractos más prestigiados

gibellina-nuova-la-stella-di-pietro-consagra-6578México.- El escultor italiano Pietro Consagra, uno de los máximos exponentes del arte abstracto de su país, será recordado mañana, al cumplirse 10 años de su muerte, ocurrida en la ciudad de Milán, el 16 de julio de 2005.
Consagra nació en Mazara, en la provincia de Trapani, región de Sicilia. Estudió en el Liceo artístico de Palermo y obtuvo una beca de la Academia de Bellas Artes en esta ciudad.
Cuentan sus biógrafos que tras su estancia en esa institución educativa de Palermo, en 1944 se muda a Roma, donde comienza a trabajar en el estudio de Gattuso y conoce a otros artistas como Guerrini, Turcato e Accardi.
De acuerdo con el archivo de su fundación (pietroconsagra.it), en 1947 fundó el grupo “Forma”, con el que organiza su primera muestra colectiva de arte abstracto de la postguerra; en esa misma época presentó su primera exhibición individual en la Galería Mola de Roma, ciudad donde empezó a dar clases.
Para 1948, tomó parte en el Salón de los realistas en París, y un año después al lado de Arp y Brancusi participó en el Jardín del Palacio Venier de los Leones de Venecia, donde Peggy Guggenheim adquiere obra suya de grandes dimensiones.
Para 1950 expuso por primera vez en la Bienal de Venecia, como lo haría también en 1952, 1954, 1962, 1964 y 1982.
Un artículo del diario español “El País”, lo describe como un defensor del arte abstracto, que pugnaba por un cambio en el arte, que superara lo académico y los cánones tradicionales del llamado realismo socialista.
En 1967 pasó un año en Estados Unidos, donde enseñó en la Escuela de Arte de Mineápolis y participó en muestras colectivas y personales en Nueva York y Canadá.
Entre sus más importantes muestras colectivas se recuerdan la del Palacio Real (Milán, 1951), “Artistas italianos de hoy” (1951), que se exhibió en ciudades nórdicas como Helsinki, Oslo y Copenhague, en la Galería Tate de Londres, en 1952, la Bienal de Sao Paolo, en 1955 y 1959, así como en la Exhibición Internacional de Pittsburgh, en 1958.
También participó en la muestra Internacional de Escultura, en el Hakone Open Air Museum, de Japón (1969); en el Musées Royal d’Art, Bruselas, 1973; en el Solomon R. Guggenheim Museum, de New York, en 1987.
Mientras que en las personales su obra llegó a recintos museísticos de países como Alemania, Austria, Argentina, Bélgica, Corea, Egipto, Estados Unidos, toda Italia y Rusia, por mencionar algunos.
Entre sus principales obras, destacan las fuentes consultadas, salieron esculturas monumentales de materiales como metal, madera y mármol, muchas de las cuales se ubican en Gibellina, donde en 1981 colocó, tras al terremoto que devastó esa zona siciliana, una gran estrella, de 24 metros de altura, hecha de acero inoxidable.
Sobresale una pieza en mármol de más de cinco metros de altura colocada en la plaza romana de Santa Susana.
También escribió varios libros, entre ellos “La necesidad de la escultura” (1952), “La ciudad frontal” y “Mi vida”, un interesante libro de memorias vitales y artísticas publicado en 1980.
En reconocimiento a su obra, fue galardonado en varias ocasiones con premios como el Einaudi (1960), el I Premio de Escultura de la Bienal (1972).
Actualmente, su obra se conserva en los más importantes museos del mundo, como la Galería Nacional de Arte Moderno de Roma; la Fundación Guggenheim de Venecia, la Piazza Duomo de Milán, el Centro Georges Pompidou de París, la Galería Tate de Londres, el Museo Real de Bellas Artes de Bruselas, el Hermitage de San Petersburgo.
El MoMA de Nueva York, el Instituto Smithsoniano de Washington, el de Arte de Chicago, el Parlamento Europeo, etc. Consagra murió el 16 de julio de 2005 y por deseo propio sus restos descansan en una tumba monumental del cementerio de Gibellina.
Fuente
http://ntrzacatecas.com

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...