Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

viernes, 14 de agosto de 2015

Exposición de arte islámico recibe a más de 26 mil visitantes

        

* La muestra, con curaduría de Linda Komaroff, enamora al público mexicano

México, 13 Ago (Notimex).- Integrada por 192 piezas, la exposición “Lo terrenal y lo divino: Arte islámico de los siglos VII al XIX”, que se exhibe en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, a poco más de un mes de su inauguración ha atraído a más de 26 mil visitantes.
Dicha cifra es posible gracias a que en promedio se registra una afluencia de 500 personas diariamente entre semana. Tan sólo el domingo 2 de agosto mil 150 visitantes recorrieron la exposición, precisó Ery Camara, coordinador de Exposiciones y Registro de Obra del recinto.





En entrevista con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), el también promotor cultural destacó que esta muestra de arte islámico, inaugurada el miércoles 25 de junio, regresa al país luego de 20 años de la primera exposición de esa clase de arte también en San Ildefonso.
Las 192 obras de piezas decorativas, que integran la muestra, provienen de la colección de arte islámico del Museo de Arte del Condado de los Angeles (LACMA), bajo la curaduría de Linda Komaroff, las cuales fueron elaboradas a lo largo de 12 siglos en Marruecos, Siria, Irán, Irak y Egipto, entre otros.
Ery Camara aseguró que para “desmitificar lo que sabemos del Islam necesitamos aproximarnos a sus expresiones artísticas y culturales y entenderlo mejor, en lugar de dejarnos llevar por lo que algunos medios nos dicen de extremistas y pequeños núcleos que no representan la civilización islámica.
“Es una herencia universal que no pertenece nada más a los musulmanes, todos podemos abrevar de ellos, tenerlos frecuentemente en la mira nos permite acostumbrarnos y distinguir cuáles son sus cualidades, con estas manifestaciones culturales que más que alejarnos nos acercan”, indicó.




El público podrá apreciar en esta muestra lo mejor del arte islámico, admirando desde un “Retrato verbal del profeta Mahoma”, hasta una sección de un mihrab, elemento arquitectónico característico de las mezquitas.
Asimismo, la exhibición cuenta con una de las piezas más antiguas de hueso tallado del siglo VII, paneles de madera tallada, piezas de cerámica y muestras de joyería que eran la dote de las novias.
Algo que caracteriza el arte mayor del Islam es la caligrafía, ya que es el medio a través del cual se da el contenido del Corán y se difunde el pensamiento islámico, por lo que el espectador podrá apreciar todo tipo de objetos de diferentes estilos según la región.
La muestra además da cuenta de los logros técnicos obtenidos en la alfarería, pues en ella se observan piezas con tonos metálicos y tornasol que no son fáciles de conseguir ya que se obtienen gracias a la mezcla de metales que se funden al momento de la cocción.



Camara señaló que del arte cerámico destacan dos aguamaniles que fueron presentados en 1910 en la primera exposición de arte islámico en Munich y que influyeron en el pintor francés Matisse (1869-1954).
El público podrá apreciar en las muestras de alfarería la influencia que tuvieron los chinos en su porcelana, en piezas iraníes, así como la influencia ejercida en el arte mexicano a través de objetos que remiten al tallado que se hace en sitios como Olinalá, Puebla y la zona del Río Balsas.
Esta muestra además cuenta con una sala dedicada a la batalla, que era el medio de expansión del Islam, y con diversas piezas de cerámica provenientes de Iznik, Turquía, cuyo estilo fue replicado por los italianos, así como una lápida mortuoria en forma de turbante y que era un signo distintivo de la jerarquía del fallecido, explicó Camara.
El visitante al término de la muestra puede apreciar la Alfombra de Ardabil, considerada la pieza más importante de la exposición, por su hechura, iconografía, tamaño y singularidad, la cual data del año 1539.
Finalmente, Ery Camara comentó que “Lo terrenal y lo divino” ha tenido buena aceptación, “la gente se ha interesado; es curioso ver que la exposición tiene mucha documentación y la gente la lee, prefiere estar tres horas en las salas o tener los guías ayudándoles a entender la exposición.
“Eso muestra realmente esta hambre de información que el público tiene y creo que vale la pena hacer el esfuerzo; es una gran inversión para la educación de nuestro público”, puntualizó.
Fuente
http://www.notimex.com.mx


Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...