Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

jueves, 29 de octubre de 2015

La cartografía germana de Picasso, presentada en Málaga

Detalle de «Retrato de Naila» (1934), de Max Beckmann (1884-1950)
Detalle de «Retrato de Naila» (1934), de Max Beckmann (1884-1950)
El Museo Picasso de Málaga estudia en su nueva exposición la relación del pintor con el arte alemán y la recepción que su obra tuvo en ese país
Estos «Registros alemanes» suponen un intento de cartografiar un vasto territorio apenas explorado: el de la relación de Picasso con el arte alemán y la recepción que allí se hizo de su obra. El comisario, como es habitual en sus exposiciones -densas y con numerosas referencias-, procura un ensayo cargado de sugerencias, que, afortunadamente, deviene aquí prismático y abierto.
Para ello se proponen 22 registros para construir esa relación entre Picasso y Alemania. Registros que congregan 75 obras del malagueño y más de 100 de Beckman, Dix, Ernst, Grosz, Höch, Kandinsky,Kirchner, Macke, Nolde o Schmidt-Rottluff, entre otros, a los que hay que sumar a maestros como Lucas Cranach el Viejo o Lucas Cranach el Joven, que serían revisitados por Picasso en la mediación de siglo. Junto a este contingente, tanto en el espacio final destinado a archivo como en el recorrido, se incorpora ingente documentación (fotos, catálogos, libros, películas u obras de arte primitivo que fueron copiadas por artistas como Kirchner o que proceden de la colección del propio Picasso, evidenciando la importancia del arte africano y, de paso, de una figura como Carl Einstein). Nos hallamos ante una apabullante exposición compuesta por varias exposiciones, cuanto menos por microhistorias o episodios ampliamente ilustrados. Tanto es así que, ante todo, disfrutamos de una muestra panorámica del arte alemán de vanguardia y recorremos algunos de sus hitos.
Esta es una apabullante exposición compuesta por varias exposiciones, poco menos que microhistorias
El caso alemán cuenta con condicionantes que hacen pertinente y enriquecedor el diálogo propuesto. Uno de ellos es de carácter contextual: las tensiones geopolíticas entre Alemania y Francia, que llegaron a operar en la intrahistoria de algunos movimientos artísticos; de hecho, sentimos encontrarnos en un constante viaje de ida y vuelta entre París y Berlín (también Múnich y Dresde). Otras afectan incluso a cierta crítica germanófoba que se hace del cubismo desde sectores de la cultura francesa y que tienen a Picasso como «blanco». La razón se halla en el marchante del malagueño, Daniel-Henry Kahnweiler, a quien por su condición de alemán le sería confiscada su colección. Kahnweiler permite resucitar otra cuestión gruesa: la distinción entre el «cubismo de Salón» y el «de galería», la obra de Picasso o Braque, de más difícil acceso y gestionada por él. También debemos señalar que la primera retrospectiva del español se celebra en 1913 en la muniquesa galería Tannhauser, un «bautismo picassiano» para muchos artistas.

Fogonazos

Algunas propuestas atienden a conceptos medulares del arte de vanguardia. En la mayoría de los casos, mediante el encuentro con obras sencillamente prodigiosas, los diálogos permiten vislumbrar paralelismos -sobresaliente la comparación respecto a la influencia del arte primitivo y la vuelta a la Naturaleza, con el protagonismo de la ciudad de Dresde y una colonia artística como Worpswede mediante la rotunda presencia de Modersohn-Becker-, influencias «picassianas» odesarrollos posteriores de temáticas que le caracterizaron, así como subversiones de procedimientos alumbrados por él. Esto lo apreciamos en la radical transformación que del «collage» se lleva a cabo por los dadaístas.
La exposición muestra el valor simbólico de Picasso, una figura «a la que aspirar» y «derrocar», inexcusable vía de la modernidad pero que urge ser «ultrajado» en virtud de lo que representa. En apenas una década pasa de ser influencia a objeto de burla. No es esta una singularidad alemana. Pero el Picasso del compromiso aflora ejemplar, compartiendo espacio con las punzantes y grotescas obras de Dix o Grosz.
Fuente
www.abc.es

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...