Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

miércoles, 13 de enero de 2016

Francisco Corzas Chávez

                      
                                                                        El Maestro, autorretrato como Velázquez


Francisco Corzas Chávez (4 de octubre, 1936 - 15 de septiembre 1983) fue un pintor y grabador mexicano, parte de la Generación de la Ruptura. Él nació en una familia muy pobre, pero se las arregló para estudiar arte, tanto en México e Italia, que comenzó su carrera artística en Europa. Se trasladó de nuevo a México en la década de 1960, pero mantuvo los lazos de carrera en Europa con varias comisiones, así como exposiciones. A pesar de que fue un creador prolífico, no sólo alrededor de 1.500 de sus obras en existencia debido a su temprana muerte están en la edad 47. Sus obras se encuentran en museos y colecciones privadas de Europa (incluyendo elVaticano) y México.

jinetes florentinos
Nacido en la Ciudad de México, Francisco Corzas fue el último de los ocho hijos de Enrique Corzas y Regina Chávez, que eran músicos originarios de Quecholac, Puebla. [1] [2] Se crió en el rough Tepito barrio y fue apodado Pancho. [1 ] [3] Su familia era muy pobre y tiene un niño Corzas soñaba con ser un torero o un boxeador para mejorar su suerte. Sin embargo, pasó un tiempo la creación de dibujos en la pared del baño usando pedazos de carbón, la primera indicación de su talento artístico.

A la edad de catorce años, se matriculó en La Esmeralda, con el apoyo de su madre, a pesar de sus circunstancias financieras todavía nefastas. Estudió allí 1.951 a 1955 en virtud de los maestros como Agustín Lazo, Manuel Rodríguez Lozano, Carlos Orozco Romero, María Izquierdo y Juan Soriano. [1] [2] Durante este tiempo, descubrió que no sólo podía pintar, pero tenía un excepcional barítono de voz, lo que le serviría económicamente también. Uno de estos esfuerzos fue la formación del grupo Trío La Esmeralda con Felipe zaul Peña y Raúl Anguiano, que lleva a cabo en las fiestas estudiantiles. [1]

En 1956, a la edad de diecinueve años, Corzas fue a Italia para estudiar, acompañado por Humberto Kubli. Kubli regresó a México poco después, pero Corzas se quedó en Roma, en el antiguo Trastevere barrio. A su juicio, sus tres años allí para ser su verdadera formación como pintor. [1] Estudió pintura al fresco en la Academia de San Giacomo y figura dibujo en la Academia de Brera. [1] Sin embargo, lo más importante, su tiempo en Europa le permitió visitar varios museos para conocer y desarrollar una pasión por el arte clásico europeo, que tuvo gran influencia en su estética. [1] [3] Para mantenerse a sí mismo, realiza una gira por lugares de Europa para ganar dinero cantando. [1]





En Italia, en 1967, Corzas conoció a su futura esposa, Bianca Dall'Occa, una joven viuda once años mayor que él. Se conocieron en un restaurante en el que Francisco estaba pintando un mural y donde Bianca cantaban y tocaban la guitarra a cambio de comidas.La relación comenzó como una amistad, tomar largas caminatas y conversar. [3] Bianca siguió Corzas a México para casarse con él y permanecieron juntos hasta su muerte. Sin embargo, la relación era rocosa. Corzas estaba fascinado por la música, la poesía, la danza y los placeres de la vida, incluyendo los asuntos románticos. Él tenía cambios de humor, así y Bianca trabajó para crear orden en su vida y proporcionar estabilidad. [2] [3]

Corzas regresó a vivir en México en la década de 1960, pero regresó a Europa de nuevo durante un tiempo en la década de 1970 para vivir y trabajar. [1] [2]

Corzas murió en 1983 en la Ciudad de México a la edad de cuarenta y siete años después de luchar contra una enfermedad durante tres años. Por el momento antes de su muerte, pintó casi constantemente, incluso por la noche, dando lugar a la especulación de que él previó su fin

las poquianchis


Corzas comenzó su carrera artística, mientras que todavía está estudiando en Europa en la última década de 1950. Regresó a México en 1962, pero tuvo problemas durante un tiempo debido a que su trabajo no estaba todavía bien apreciado. [3] A pesar de que trabajó casi constantemente, produjo solamente cerca de 1.500 obras, debido a su prematura muerte. [2] [3] Su último trabajo, llamado La modelo, fue subastada en 2011. Fue creado durante los últimos días de su vida. [4]

Tenía catorce exposiciones individuales y participó en cuarenta y tres en varios países del mundo, incluyendo Roma, Florencia, Venecia, Belgrado, Praga, Bruselas, Viena, Nueva Delhi, Mumbai, Osaka, Nueva York, San Antonio, Los Angeles, Montreal, Bogotá , Buenos Aires, Río de Janeiro y Santiago de Chile. [2] La primera exposición individual fue en la YMCA en Roma en 1958, seguida de otra en la Galería Trentadue en Milán y varias exposiciones colectivas. [1] [2] Cuando él regresó a México en un principio mostró su obra en la Galería Antonio Souza. Sin embargo, su primera exposición importante fue la de obras figurativas de gran escala en la Galería Misrachi en 1962. [1] En 1972, fue lo suficientemente importante como para justificar una retrospectiva en el Palacio de Bellas Artes llamado "Francisco Corzas, 1962 hasta 1972, seguida de una exposición individual en el Museo de Arte Moderno en 1976. [1] [3]




Su trabajo quedó reconocida en Europa después regresó a México, con invitaciones para producir trabajo allí y en Estados Unidos. Pasó otra vez en Europa en la década de 1970, recibiendo una subvención Des del Arte por el gobierno francés. Pasó un año en el taller Bramsen en París y luego viajó a varios países europeos. [2] [5] Él creó diez litografías llamados los Profetas en el taller Caprina Gráficos en Roma y otro llamado umbrío por la pena con el taller Upiglio en Milán, y once litografías relacionadas con el Carmina Burana con el taller de Olivetti. [2] Él también hizo pintura, produciendo dos lienzos para el Vaticano llama Profeta (que se encuentra en la Sala 12) y Plegaria (en la habitación Stampa). [3] En Además de esas comisiones, también recibió uno para diez litografías para Lublin Press en Nueva York, así como uno de la Fundación Cultural Televisa para crear una obra llamada agonias ofrendas Otras y. [2] [5]




El primer reconocimiento de su trabajo fue una medalla de plata en el Margutta Via Feria Internacional en Roma en 1958, que dio aviso internacional de su obra. [2] [3] También participó en competiciones en Oslo, Frenchen (Alemania) y San Juan, Puerto Rico. [5] En México, recibió una mención honorífica en el Salón de la Plástica Mexicana, de la que se convirtió en un miembro. [2] En 1964 recibió el primer Premio Adquisición del Salón 65 del Instituto Nacional de Bellas Artes. [3] En 1998, quince años después de su muerte, hubo un homenaje al artista en el Centro Cultural San Ángel, con José Luis Cuevas, Rafael Coronel, Javier Juárez y Raymundo Sesma entre otros. [2]

Gran parte de su obra se encuentra fuera de México, algunos en museos y otros en colecciones privadas. [2] En México, su obra se puede encontrar en el Museo de Arte Moderno (la Empaquetada (1966)) y el Museo Carrillo Gil, como así como la Fundación Cultural Televisa


flor del mal


Francisco Corzas se considera que es parte de México de Generación de la Ruptura, las generaciones de artistas en el siglo 20 que se rebeló contra los preceptos artísticos y políticos del muralismo mexicano. [2] Estos artistas experimentaron con otras formas de expresión. En caso Corzas, un nuevo tipo de expresión figurativa que dejó gran parte de la definición a la imaginación, sobre todo el fondo, dando a las obras una calidad etérea. [2] Fue un prolífico artista que trabajó en varios proyectos a la vez. Él siempre se pinta con una copa en la mano, escuchar arias de ópera a todo volumen. [3]

Corzas describió su trabajo como el impresionismo, con fuerte influencia de Goya; sin embargo, también se ha clasificado como el expresionismo. [2] [5] más fuerte influencia Corzas 'en su desarrollo artístico vino de su tiempo en Italia y su estudio de los movimientos europeos desde el Renacimiento, al Barroco, al Manierismo y el avant más moderno garde. Entre los pintores Corzas más admirada fue Correggio, Veronese, Tintoretto, Velázquez y sobre todo Goya. [3] Incluso firmó algunos de sus muy temprano trabaja con el seudónimo de "Goya." [2] [3] Fue profundamente atraído por la pasado y las imágenes del pasado a menudo aparecieron en su obra, como figuras de prendas pasadas de moda y grandes sombreros. [3]



Sus temas preferidos incluyen desnudos femeninos sensuales y eróticos, entre los mejor ser mujeres melancólicas, tristemente hermosos entre colores apagados que sugieren una cama o un chal. [2] [3] Sus primeros trabajos se centran en imágenes de cuerpos mutilados y fantasma como caras, a menudo envuelto en luz. Tonos naranja dominados y contrastan con las caras. [2] Él no hizo uso de modelos, basando los rostros de sus figuras humanas en historias que leía y algo totalmente inventado. Elementos de su propio rostro se pueden encontrar en muchas de las figuras. [3] Además de ser humano, otros elementos incluidos animales, que a menudo acompañaban a los desnudos femeninos. Estos incluyen búhos, toros, gatos y especialmente los caballos. [2] [3] Elementos de la danza aparecieron a causa de su relación con la música. [3] Su formación de imágenes no era completamente realista, dejando una falta de definición en las formas, en especial los elementos de fondo. Esto le da a la obra un carácter misterioso, acentuada por el juego de luces y sombras, así como el uso de colores limitados, tales como amarillos, ocres oscuro y negro
personaje con sombrero rojo
el artista y la modelo
obstinación

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...