Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

viernes, 25 de marzo de 2016

Sexta edición de la Bienal de Arte de Marrakech


¿Qué hay de nuevo? Con este eslogan arrancó el pasado 24 de febrero la sexta edición de la Bienal de Arte deMarrakech. La palestina Reem Fadda, comisaria del evento, ha centrado su programa en artistas del mundo árabe, del Mediterráneo y del África Subsahariana.

 El argelino Rachid Koraïchi es uno de los artistas invitados. Koraïchi quiso rendir homenaje con su obra a sus padres desaparecidos. “Con esta obra quería contar nuestra historia, una historia fantástica. Cuando yo ya no esté, esta pieza pertenecerá a mis hijos y a mis nietos. Yo soy artista gracias a mis padres. Nunca me dijeron que no podía dedicarme a esto, nunca. Al contrario, me ayudaron mucho en mi carrera”, explica el artista. El Palacio El Badi de Marrakech también acoge la obra del artista belga Eric Van Hove. Van Hove nació en Argelia, creció en Camerún y hoy trabaja en Tokio y en Bruselas. “He creado una máquina para la construcción porque además de tener un uso civil, también es utilizada en los conflictos desde la guerra de Vietnam. En Irak, por ejemplo, ha sido utilizada. El tipo de máquina que he construido es la que se usa en la franja de Gaza y en Cisjordania”, afirma Van Hoven. La artista marroquí Sara Ouhaddou se inspiró en las joyas bereberes diseñadas por el cineasta Ahmed Bouanani. Bouanani falleció en 2011. Nunca se deshizo del 90% de su obra. Hoy, los jóvenes artistas redescubren sus piezas. “La base de mi trabajo fueron los diseños de las joyas bereberes de Bouanani. Recuperé sus técnicas y los materiales que él empleaba y reinterpreté así su obra. También quise crear un imaginario por eso trabajé con los cuentos que él consiguió recuperar, cuentos populares árabes y bereberes”, explica la artista. Las obras de tres artistas pioneros de la nueva estética marroquí de los 60 también forman parte de la bienal al igual que las piezas de Yto Barrada quien reinterpretó cuentos populares bereberes consiendo retales de tejidos procedentes de su casa familiar en Marruecos. “La gente joven trabaja con tejidos tradicionales, los vuelve a utilizar. Desde que salí de Marruecos aprendí a coser y también aprendí qué papel ha jugado la artesanía en la historia de todos los movimientos civiles. Un papel que ha sido muy importante en los movimientos a favor de los derechos de los homosexuales, por ejemplo”, asegura Barrada. La Bienal de Arte de Marrakech también ha rendido homenaje este año a la fotógrafa franco-marroquí Leila Alaoui, fallecida el pasado mes de enero en un atentado en Burkina Faso.

Fuente
http://es.euronews.com

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...