Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

miércoles, 9 de marzo de 2016

Tu colección de arte también necesita seguro

                                                                                Un guardia de seguridad vigila una obra de Francis Bacon en la casa de subastas Christie's, en Londres. (Bloomberg)     
                    Alejandro Pérez Galindo 08.03.2016                                   



Con el paso de los años, entre las herencias que pasan de familia en familia se encuentran algunas obras de arte que en ocasiones, además del valor sentimental que representan, tienen un importante valor cultural y económico.

Cuando se cuenta con un patrimonio con valor sentimental, económico y cultural prevalece el interés por protegerlo y preservarlo. Esta es una situación que afortunadamente ha ido en aumento. Basta echar un vistazo al mundo de los seguros, pues una de las coberturas que ha registrado resultados de crecimiento son las que se refieren a las obras de arte.

Por ejemplo, en el último año, los seguros para este segmento en AXA, registraron un crecimiento de 37 por ciento, con coberturas que amparan hasta 10 millones de dólares.

La protección de las obras de arte no es solamente para aquel patrimonio que se hereda. La compra de arte es además una inversión que difícilmente se devalúa.

En México el interés por invertir en arte no es menor. Por ejemplo, Eugenio López, para su Colección Jumex, ha invertido más de 80 millones de dólares. Otro ejemplo es la feria de arte contemporáneo en México, Zona Maco, en donde el año pasado se vendieron obras por hasta 3 millones de dólares.

Sin duda una gran inversión que debe ser protegida, y nada mejor que una póliza que la ampare contra incendios, terremotos, fenómenos hidrometeorológicos, inundaciones, caídas accidentales o incluso robo.

Además de las obras de arte con las que cuentan familias o individuos, también destaca el arte que es patrimonio histórico y cultural de nuestro país. Como es común, lo mejor es ilustrar esto con ejemplos concretos:

1. Tan sólo en el 2015 se organizó en México una de las exposiciones más visitadas que se han registrado recientemente, la de Miguel Ángel y Leonardo Da Vinci, que tuvo un costo de aproximadamente 17 millones de pesos, según datos de Conaculta.

2. En el mundo se subastan grandes obras de artistas mexicanos, un ejemplo: “Trovador”, de Rufino Tamayo, que es considerada una de las más cotizadas al haber alcanzado un valor de 7.2 millones de dólares según datos de la casa de subastas Christie's.

Este tipo de exposiciones y/o valiosas obras, deben de contar con una póliza que preserve su valor histórico y las aseguradoras ofrecen algunas hechas a la medida, ya sea para una colección o para una obra antigua o nueva.

Saber que la gente comienza a preocuparse más por la protección de obras de arte es un paso más en la transformación cultural sobre el uso de los seguros. Los seguros de arte, en específico, son además un mecanismo que ayuda a que las siguientes generaciones puedan admirar y apreciar el patrimonio artístico y cultural en nuestro país.

Las aseguradoras principalmente aseguran:

- Museos: Públicos y privados.

- Colecciones: Públicas, privadas, corporativas y acervos históricos.

- Artistas: soluciones a la medida de las necesidades de los artistas. Por ejemplo, la cobertura de sus obras terminadas con valor comercial y adicionalmente para el contenido de sus estudios.

Las formas más comunes de aseguramiento para pólizas anuales o temporales, según las necesidades del cliente, son: Estadía, Traslado y Pared a Pared.
Fuente
http://www.elfinanciero.com.mx


Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...