Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

martes, 5 de abril de 2016

Leopoldo Flores, “un hombre de mente brillante”





Leopoldo Flores, “un hombre de mente brillante”

Alma Ríos / El Sol de Toluca
Toluca, Estado de México.- Un hombre de mente brillante, que con sus manos y pincel hacía magia, daba libertad al arte y color al universo, así fue recordado el artista plástico Leopoldo Flores, durante el homenaje de cuerpo presente que le rindieron la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) y el gobierno mexiquense, al pintor, escultor y muralista que falleció el domingo.
Entre aplausos de los asistentes, el cuerpo del pintor, escultor y muralista fue recibido por el gobernador Eruviel Ávila  y el rector Jorge Olvera García, en la Aula Magna de la UAEM, donde estuvo presente la familia del creador del Cosmovitral, y académicos y funcionarios.
Luego de varios meses de debatirse entre la vida y la muerte, el reconocido artista mexiquense, creador de obras como el Cosmovitral, Leopoldo Flores Valdés, falleció el día de ayer a la edad de 82 años.
Por más de una hora fue elogiado el hombre cuervo, el hombre pincel, el hombre búho, el hombre vitral, el hombre sol que hoy quedó inmortalizado con su obra, herencia de los mexiquenses, legado para su amado México y patrimonio de la humanidad.
Durante su mensaje, Ávila Villegas reconoció la trayectoria de Leopoldo Flores, a quien describió como una mente brillante, un ejemplo de fuerza, un mexicano que amaba a su país, a quien le dejó una exposición permanente que disfrutarán las generaciones actuales y futuras.
“Hoy nuestro hombre sol ha llegado a su Quinto Sol, ha sido un gigante, ha logrado volar, ahora se encuentra en su viaje a los orígenes para transformarse en claridad (…) Nos sentimos orgullosos de sus dones, de hacer que el vidrio se llene de magia, como en el Cosmovitral, que los cerros hablen, como el de Coatepec, pero su principal don fue hacer arte abierto, del pueblo, de la gente”, expresó el gobernador mexiquense.
Por su parte, el rector Jorge Olvera García destacó que a sus 82 años de edad, el Doctor Honoris Causa dejó un enorme legado a la comunidad de la UAEM, en la cual creía, a la cual se debía “su convicción y su fuerza, su humanismo supremo y sensibilidad extrema”.
“La Universidad Autónoma del Estado de México entrega a su hijo predilecto su más sincero homenaje (…) cada pincelada que dejó, en cada vitral, en cada escultura, en cada obra erigía un homenaje al hombre. Los universitarios pintaremos por siempre en nuestra memoria el camino que deseaste para nosotros y lo vamos a continuar, sin ti físicamente, pero abrazados infinitamente en tu generosa magnitud de hombre elocuente”, manifestó.
Al finalizar el evento, el rector Jorge Olvera García, acompañado por los titulares de las secretarías de la Administración Central de la institución, encabezó el recorrido del cortejo fúnebre de Leopoldo Flores Valdés por el Estadio Universitario “Alberto ‘Chivo’ Córdova”, donde se encuentra “Aratmósfera”.



SU LEGADO
Un 15 de enero de 1934, San Simonito, Tenancingo, Estado de México, vio nacer a un mexiquense quien con su talento atravesó fronteras para exponer su arte a nivel internacional, tanto en el Palacio de Bellas Artes en México como en el de París.
Entre sus obras más reconocidas destaca el Cosmovitral, el vitral más largo del mundo ubicado en el jardín botánico de la plaza Ángel María Garibay, que describe la relación del hombre con el universo, y que 2007 fue nominado para ser una de las 13 maravillas de México.
La parte más cuantiosa de su obra se encuentra en Toluca. Entre los murales fijos están: El hombre contemporáneo, en el Hotel Plaza Morelos (1971); El Hombre Contemplando al Hombre, en el Palacio del Poder Legislativo (1972-83); en 1985 pintó Alianza de las Culturas dentro del edificio de la Alianza Francesa de Toluca; El Hombre Universal en el Centro de Investigación en Ciencias Cociales de la UAEM (1989); de 1991 a 1992 pintó En Búsqueda de la Justicia en la Procuraduría General de Justicia, y diez años más tarde, dentro del Colegio Mexiquense realizó: De qué color es el Principio. También incursionó en la escultura con la obra Tocando el Sol, que se encuentra en el edificio de Rectoría de la UAEM (1995).
A más de medio siglo de carrera, recibió distintos reconocimientos, entre ellos Meztli en 1964 y años más tarde, en 1968, el Premio de Adquisición en Pintura otorgado por el INBA, el Honoris Causa de la Universidad Autónoma del Estado de México, por su trayectoria como artista; él fue el primero en recibir la presea Estado de México José María Velasco, en artes plásticas.

Fuente
http://elsoldemexico.com.mx



Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...