Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

martes, 3 de mayo de 2016

El arte de lo "retro"

                               
                                              Un puesto de decoración.                                                 

Soldaditos de plomo, muebles, videojuegos o calaveras de animales decoradas se exhibieron en la Feria del Coleccionismo

La primera Feria del Coleccionismo de Gijón, que este fin de semana se celebró en el recinto ferial Luis Adaro, se convirtió en una ventana abierta a un mundo de curiosidades y tesoros. Soldaditos de plomo, videojuegos "retro" y hasta calaveras de animales decoradas estaban entre las propuestas de los expositores que se dieron cita en el evento. Todo ello reunido con el único objetivo de agasajar a los compradores más exigentes.
Muchos de los comerciantes que acudieron a la feria, llegados desde todas partes de Asturias, veían la cita como una oportunidad para darse a conocer. "Empezamos con el negocio hace dos meses. Nos va bien y quisimos venir a enseñar lo que hacemos al público general", señala desde su puesto Anora Ashurova, responsable del estudio de arte "Área 51" de Llanes. La empresaria presentó su colección de calaveras decoradas. "No matamos animales", puntualiza, "vamos por el monte y recogemos los que nos encontramos, también le preguntamos a los vecinos de la zona por si saben de algún cadáver", explica. Ashurova trabaja con la vista puesta en todo el mundo. "La empresa exporta muchas calaveras a Estados Unidos. Allí hay más mercado pero aquí, en España, también vamos poco a poco ganando nuestra cartera de clientes", dice.





Ashurova no fue la única que acudió al encuentro ferial con el objetivo de dar a conocer su negocio. El avilesino Carlos Colino participó este fin de semana en Gijón por primera vez en una feria mostrando sus videojuegos "retro". Ejemplares de "Mario Bros" o de "Goal 92" fabricados para consolas de los años 90 que, en algunos casos, pueden llegar a costar hasta 300 euros.


"Para ser la primera vez que participamos en una feria creo que el resultado está siendo positivo. Nosotros nos dirigimos a un cliente muy concreto: las personas que se dedican a coleccionar masivamente juegos de videoconsolas que ya no se encuentran fácilmente en el mercado", afirma el empresario.
Pero si algo triunfa en una feria de coleccionismo eso es, sin duda, el clásico soldadito de plomo que en esta ocasión trajo a Gijón el langreano José Enrique García. "Llevo ya diez años pintando soldados. A veces pintar una unidad de diez te puede llevar hasta dos semanas", afirma. García instaló su puesto frente a otro "clásico" de estas ferias: el de los muebles antiguos.
"Tenemos escritorios que pueden llegar a costar 300 euros pero también se puede decorar o amueblar una habitación entera con antigüedades por 100 euros", explica Begoña Chico, de la tienda "La Suite Vintage" de La Felguera.
Fuente

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...