Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

martes, 11 de octubre de 2016

Temor en el mercado del arte británico tras el 'brexit'




Foto: Tate Modern

Gran Bretaña podría perder su peso mundial en el mercado del arte tras el resultado del referéndum británico.

La industria cultural está en vela tras el brexit. Los británicos dijeron que sí, que mejor estar fuera de la Unión Europea que dentro. No les valió los argumentos ofrecidos ni por el sector empresarial ni por el artístico. Gran Bretaña se va, y se espera que a partir de marzo de 2017 empiece la desconexión.

A todo ello, la incertidumbre se apodera cada vez más del mercado del arte británico, el más potente de Europa. La industria del arte, al igual que la musical, pide a los políticos que los intereses del mercado del arte estén presentes en las negociaciones con la UE. Algunos creen que, tras elbrexit, todo va a seguir igual.

“En términos de una metrópolis multicultural y cosmopolita, Londres no tiene rivales, y es difícil ver una alternativa viable dentro de la UE”, señala el cofundador de la consultora de arte Beaumont Nathan Hugo Nathan, cuya sede reside en Londres. Por su parte, Jack Bell, especialista de arte africano contemporáneo, recalca a The Art Newspaper que “el mundo no se ha terminado” tras elbrexit.


British Museum


Las casas de subastas Christie’s y Sotheby’s ya han dejado claro que no tienen intención alguna de moverse de Reino Unido. “Vamos a trabajar estrechamente y de forma adecuada en los próximos meses con el Gobierno y otros organismos comerciales. Una vez que el proceso política se vuelva más claro, vamos alinear nuestros negocios y operaciones con cualquier nuevo marco legislativo”, comenta una portavoz de Christie’s.

No obstante, existe cierto temor a que los intereses del mercado del arte no sean defendidos por el Gobierno británico. “Hasta ahora, no ha habido ninguna indicación de que el Gobierno considere que el mercado del arte es algo por lo que vale la pena luchar”, destaca el historiador de arte Bendor Grosvenor, que techa de “ingenuos” aquellos que no piensen que habrá “grupos de presión” que compitan contra la industria británica.


Para Carmen Cambor, investigadora y docente en la Universidad Carlos III de Madrid, la salida de Reino Unido supondría “una merma de las restricciones a la exportación”. “Así por ejemplo, en el caso de las acuarelas, su salida del territorio aduanero comunitario requiere la obtención de una licencia individual comunitaria en los casos en que su valor supere las 23.531 libras, en tanto que, según la licencia abierta aplicable, éstas podrían ser libremente exportadas en tanto no alcanzasen 180.000 libras de valor”, señala Cambor.

Y es que crece la preocupación de que los artistas y galeristas no puedan moverse con cierta libertad por Europa. Nathan señala que hay una polaridad creciente entre los mercados de arte primario y secundario. “Podría ser que, si bien el mercado secundario prospera, el primario sufre”.

Según datos de El Cronista, Gran Bretaña perderá su 20% del volumen del mercado del arte mundial, que aumentará en países y continentes como Estados Unidos, China y Europa. El temor del brexit también se apodera del mercado del arte.


Fuente

http://www.ritmos21.com

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...