Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

martes, 11 de octubre de 2016

Los demonios del arte japonés


Desde un pajarraco que disfruta arrancar el cabello a las personas hasta, Uwan, una voz sin cuerpo que habita en casas abandonadas, el arte japonés resulta ser muy interesante.
Los japoneses llaman a sus demonios Yokai, y son seres superiores que maltratan y torturan a los humanos. Durante mucho tiempo habitaron la mitología hasta que Toriyama ilustró la leyenda en el siglo XVI.
La leyenda conocida como "el desfile nocturno de los 100 demonios japoneses" es un relato que apareció por primera vez dentro de un texto budista del siglo XIII y narra la historia de un príncipe que tiene que desalojar su lujosa casa en Kyoto para mudarse a Fukuhara, en el trayecto se va cruzando con diferentes demonios de los que escapa con la ayuda de Buda. 
"Desde que Toriyama Sekien ilustró a esos 100 demonios en 1781, numerosos artistas han hecho lo mismo con otros Yokai existentes en la cultura nipona. La mayoría de estos grabados fueron creados en el periodo Edo (1603 -1868) sobre grandes pergaminos", de acuerdo con Cultura Colectiva.
Hiyaki

Yama-Warau 
Estos seres de un solo ojo irrumpen en las casas de las personas para robar comida o tomar baños, son criaturas traviesas de aspecto nauseabundo que no producen mayores daños.
Yama waru

Rokurokubi 
Durante el día son seres normales pero en las noches estiran sus cuellos como serpientes para asustar. Le juegan bromas a los humanos y disfrutan comiéndoselos. 
Rokurokubi
Oni
Tienen grandes cuerpos, pelos revueltos y garras afiladas, se presentan como horribles ogros que piden alojamientos en las casas para luego atacar. 
ONi

 Inugami 
Es el espíritu de un perro que aparece para cobrar venganza. La leyenda cuenta que una anciana quería vengarse de un enemigo y para ello tomó a su perro y lo enterró con la cabeza descubierta y le dijo: "Si tienes alma, haz mi voluntad y te adoraré como un dios", acto seguido lo decapitó. De ese mondo se liberó el espíritu del animal en forma de yokai.
Inugami

Mikoshi-nyudo 
Este yokai es una especie de duende de cuello elástico que tiene la costumbre de morder la garganta y beber la sangre de las personas. Si alguien se lo encuentra tiene que bajar la mirada y nunca verlo a los ojos.
Fuente

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...