Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

viernes, 5 de mayo de 2017

EL ARTE ES (CASI) LO ÚNICO EN QUE SER VIEJO COTIZA AL ALZA



Por si aún no lo sabe, el Impresionismo es el único estilo pictórico del siglo XIX que debe evitar. Ejemplo de esa corriente es ‘La Seine a Argenteuil’ (Alfred Sisley, 1870), que fue subastado en 2009 por un millón y medio de dólares.
Por si aún no lo sabe, el Impresionismo es el único estilo pictórico del siglo XIX que debe evitar. Ejemplo de esa corriente es ‘La Seine a Argenteuil’ (Alfred Sisley, 1870), que fue subastado en 2009 por un millón y medio de dólares. GETTY

Olvídese de intentar entender las vanguardias. Ahora que el arte contemporáneo es para millonarios, vuelve lo figurativo


Es probable que el arte sea de lo poco en que ser viejo cotice al alza. Si, con la profesionalización del sector, el siglo XX supuso el triunfo de lo contemporáneo frente a lo antiguo, 2016 fue el año en el que el sorpasso se hizo evidente. Pero quizá la razón de este auge no sea la evidente, esa que dice que compramos lo que entendemos.
“El arte antiguo se comprende mejor, pero no es el arte de nuestro tiempo”, explica Paloma Díaz de Aguilar, directora de subastas en Ansorena. “Es más lógico que el comprador conecte con el arte contemporáneo”. Las razones, pues, hay que buscarlas en otro sitio.


"Pompeo Batoni, Eugenio Cajés o Juan de Juanes están entre los más demandados”, sugiere Consuelo Durán, directora de Durán Arte y Subastas

Francisco Álvarez Lloret, experto en antigüedades en Catawiki, plataforma que ha democratizado la compra de arte sacándolo de los anticuarios y las casas de subastas convencionales, opina que “las antigüedades aportan calidez. Podemos convivir con un mueble de IKEA, una pieza de mitad del siglo XX y una de cerámica popular”.
Eso, y que comprar objetos milenarios es más asequible de lo que parece, por no hablar de que puede ser una excelente inversión, especialmente ahora, que resulta prohibitivo aspirar a tener cualquier obra que huela a vanguardia del siglo XX e incluso del XXI.
Comprar fuera de tendencia siempre resistirá mejor los vaivenes del gusto. ¿Qué buscar? “Pompeo Batoni, Eugenio Cajés o Juan de Juanes están entre los más demandados”, sugiere Consuelo Durán, directora de Durán Arte y Subastas. Por estilos, gana lo renacentista, seguido del Barroco y lo medieval”. Aunque, al final, se trate de algo emocional.
Como dice Álvarez Lloret: “No puedes colgar un lingote de oro o sentarte sobre un fondo de inversión. Pero sí puedes iluminarte con una lámpara de araña”. Llámelo compra por impulso.
Fuente
http://elpais.com/elpais


Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...