Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

viernes, 26 de mayo de 2017

El arte latinoamericano brilla en arteBA

Ana María Millán (Colombia)

                                                Ana María Millán (Colombia)

La sección "Deslices" contó con la curaduría de la mexicana Sofìa Fernández Chong Cuy, una de las grandes expertas de la región. Se trata de una selección de 9 artistas latinoamericanos muy interesantes y diversos, cuyo trabajo delata la variedad de aproximaciones sensibles que dan sentido a nuestra contemporaneidad


Sofìa Hernández Chong Cuy nació en Mexicali, un pequeño pueblo de México -de 113 kilómetros cuadrados de superficie-, ubicado en la frontera con Estados Unidos. La joven y reconocida curadora no proviene de una familia de artistas, pero desde pequeña estuvo en contacto con el mundo del arte: "Siempre me interesaron las producciones artísticas, desde las plásticas, hasta el cine y la música, y siempre trabajé con artífices y estuve en contacto con gente que estaba generando arte", expresa Hernández Chong Cuy mientras acomoda su brillante pelo negro azabache.


 Influenciada por la cultura pop de los 90, la sempiterna Madonna, y el boom de MTV con su divertido tratamiento de la imagen, al terminar el colegio secundario, planteó a sus padres que quería estudiar Diseño Gráfico. Mientras revisaba los programas académicos de la Universidad de Monterrey, se topó con la Licenciatura en Administración de Arte, y allí comenzó su viaje por el mundo terrestre y por el mundo artístico. Al no encontrar su verdadera vocación en dicha carrera, tomó coraje y decidió mudarse a Nueva York para saciar sus verdaderos deseos intelectuales. En tierra estadounidense, se graduó en el Centro de Estudios Curatoriales del prestigioso Bard College. Durante la última década ha sido directora del Museo Tamayo en Ciudad de México, y mantuvo posiciones como curadora en Art in General y Americas Society. Desde 2011, es la curadora de arte contemporáneo para la Colección Patricia Phelps de Cisneros, Nueva York y Caracas, una de las colecciones privadas de arte latinoamericano más selectas del mundo.


 Ciudadana del mundo, ha trabajado en exposiciones para Kadist Art Foundation en París, el Centro de Arte Contemporáneo en Vilnius, MUSAC en León, Bienal do Mercosul, MALBA en Buenos Aires y fue agente para Documenta en Kassel. De su México natal, destaca el muralismo de Diego Rivera, y todo el movimiento del neomexicanismo. Durante su formación, se interesó especialmente por el conceptualismo de las décadas de los 60 y 70. No obstante, aclara que su gran pasión es trabajar "con artistas vivos" y descubrir nuevos talentos.




Sofía Hernández Chong Cuy nació en México, en una ciudad de frontera con Estados Unidos


En la edición 26 de arteBA, Hernández Chong Cuy fue especialmente convocada para realizar una selección de artistas de América Latina, para la muestra Deslices del espacio Solo Show Zurich –presente por tercer año consecutivo en arteBA-, ubicado entre la "calle" Pausas y la Plaza de los maestros de la feria.

Deslices presenta una selección de 9 artistas latinoamericanos "muy interesantes y muy diversos", cuyo trabajo delata la variedad de aproximaciones sensibles que dan sentido a nuestra contemporaneidad. El título de la instalación también hace referencia a las inquietudes de la curadora. Hace siete años, de los 365 días de cada uno de ellos, dedica 75 a recorrer América Latina de manera incansable, investigando los nuevos movimientos artísticos, descubriendo artistas emergentes, y reconstruyendo el sentido de identidad de los pueblos, a través del contacto directo con las fuentes donde se moldean las experiencias plásticas (los artistas y sus atelieres). En este espacio de la feria se podrá apreciar el concepto de arte de Hernández Chong Cuy como "un ecosistema compuesto por los artistas, las obras, las galerías, los críticos, los coleccionistas y el público".



                                                         Oscar Santillán (Ecuador)

Como en la metafísica de lo bello en Plotino, el enfoque de Hernández Chong Cuy tiene como pilares los aspectos sociales y políticos de la plástica, que funcionan como una herramienta para comprender las tendencias del arte contemporáneo. Al mismo tiempo, considera esencial lograr un diálogo entre artistas y público, desarrollando su labor en el marco de una "curadoría de puentes", que permite una aproximación a la obra más íntima. Su trabajo lo lleva a cabo mediante un estudio exhaustivo de campo, por lo cual en sus selecciones busca artistas con espíritu científico, que exploren en la historia, y se animen a ir más allá: "El arte es una manifestación expresiva de las ideas y los sentimientos, del lugar en el mundo que uno tiene, y de la ubicación espacio-temporal, pero no es solamente eso, también es una exploración de aquello que define nuestro presente. Nos ofrece la posibilidad de discutir nuestra realidad y reflexionar sobre la misma. Por ende, los artistas con los que me gusta trabajar son intelectuales".




                                            Mario García Torres (México)


Emmanuel Kant definió al arte como aquello que ofrece sin pedir nada a cambio, el placer desinteresado que también da la belleza natural. Así, para este filósofo, el arte puede ser incluso superior a la naturaleza ya que puede transmitir a través de lo feo la belleza del arte. De manera que el arte es aquello que posee como esencia la cualidad de ser inexplicable en la naturaleza sublime, en la atemporalidad y en estar fuera del marco del devenir, como vida detenida. En el mismo sentido, la curadora emblema de Latinoamérica destaca la producción del artista en sí misma, y al arte como "la única disciplina que se expone a la crítica", y, por otro lado, advierte sobre la presión de historicidad de la escena del presente artístico: "Creo que es necesario dejarlo más suelto, experimentar un poco más. Si bien queremos que haya una valorización cultural y mayor apreciación de la obra, debemos tener cuidado de no encasillarla cuando, en verdad, no es necesario".



                                                 Dulce Gómez (Venezuela)


Lejos de hacer alarde de su acaudalada, académica y minuciosa formación, Hernández Chong Cuy no se define a sí misma como una especialista en arte, tampoco considera que al utilizar un método de estudio de campo su labor sea científica: "Yo soy una fanática del arte", manifiesta con brillo en los ojos y una enorme sonrisa.

La polifacética curadora, que brinda seminarios, da clases en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, y publica papers con reflexiones sobre el mundo artístico, visita la Argentina desde 2004. Había estado en el país por última vez en 2014, y en esta oportunidad quedó "maravillada con la cantidad de nuevas galerías y de expresiones artísticas en la Ciudad". La curadora puso énfasis al resaltar la réplica del fenómeno de las galerías de arte en los últimos tiempos: "Son una institución que ha tomado como prioridad representar a los artistas, impulsar su trabajo, darle un marco teórico y crear una comunidad de pensamiento alrededor de su obra. Con las exhibiciones al público, los comunicados de prensa, las publicaciones en la web, la convocatoria a críticos, están generando nuevo conocimiento, a partir de esas experiencias expositivas, además de su importante mediación en la comercialización de las obras. Hay una gran fluctuación de emprendimientos, muchos de estos espacios fueron creados por los mismos artistas, o desde la iniciativa privada, y tienen una capacidad empresarial y una gran visión de mercado y testeo, que permite que las cosas sucedan".



                                                           Adriana Minoliti (Argentina)


Trasladando la expresión que utilizó Diego Rivera para describir a Frida, Sofía es poesía misma y genio mismo. Es hermosa de ver y hermosa de escuchar. Su lenguaje corporal es tan hipnótico como su acento transcultural y la pasión por su profesión se propaga como por una especie de ósmosis: "el amor por el arte es contagioso, ya lo verán".

Estos son los artistas que exhiben en Deslices

*Mario García Torres (Mexico – José García): Abastecedora de galerías, se trata de un panel a modo de muestrario en el cual se exhiben cuatro tonalidades distintas de blancos, correspondientes a diferentes obras de arte.

Adriana Minoliti (Argentina – Mite y Galería Agustina Ferreyra): presenta Play en uno de los muros perimetrales del espacio.

*Andrés Pereira Paz (Bolivia – Nube Galler): expone formas en metal galvanizado, primeramente esbozadas, que constituyen algunos de los 400 dibujos encontrados en un manuscrito del Siglo XVI, que narra las atrocidades de la colonización española sobre los aborígenes.

*Christian Vinck (Brasil – Galería Leme): su obra constituye la reinterpretación de los paisajes supuestamente recorridos por Jack Du Trois Doigts, llamado el Robin Hood de El Dorado.

*Ana María Millán (Colombia – Instituto Visión): Marcha es una animación de un personaje feo y peludo, , que se presenta en formato de proyección, y con esculturas de las partes de su cuerpo en constante mutación. La criatura está inspirada en el personaje Snowflame de DC Comics, representa al bandido colombiano, y un simbolismo de la carrera contra el narcotráfico.

*Oscar Santillán (Ecuador – Nomínimo): Realizó un trabajo de exploración en el Desierto de Atacama, una obra central de su montaje es un lente de cristal para "ver el Universo", hecho con la arena misma del desierto.


*Hulda Guzmán (México – Machete): Acoustic Levitation


*Dulce Gómez (Venezuela – Carmen Araujo Arte)


*Philippe Gruenberg (Perú – Revolver)


Fuente


http://www.infobae.com

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...