Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

martes, 20 de marzo de 2018

Joaquín Torres García

Ramon Casas - MNAC- Joaquín Torres García- 027317-D 026088.jpg


Retrato de Joaquín Torres García realizado por Ramón Casas y Carbó, y conservado en el MNAC, en BarcelonaEsoaña.


Joaquín Torres García (Montevideo28 de julio de 1874 - Ib.8 de agosto de 1949) fue un destacado pintorprofesorescritorescultor y teórico del arte uruguayo. Creador del Universalismo constructivo y del Taller Torres García, uno de los principales movimientos artísticos de su país.


Resultado de imagen de Torres García

Biografía

Hijo de María García Pérez y Joaquín Torres Fradera.1​ Su padre era catalán, originario de Mataró y criado en una familia de cordeleros es decir en una familia relacionada con la navegación. Su madre era uruguaya, hija del carpintero José María García, (un colono español de las Islas Canarias) y de Misia Rufina Pérez, una mestiza (o una criolla aristócrata).23
En 1891 Joaquín Torres Fradera trasladó a su familia de vuelta a MataróCataluña y luego a Barcelona. Torres García tomó lecciones de pintura con Josep Vinardell. Su primer óleo lo realizó en 1891 en Mataró, cuando tenía 17 años.
En 1894 ingresó en la Escuela Oficial de Bellas Artes de Barcelona, y también asistió a la Academia Baixàs y al Círculo Artístico de San Lucas.
En 1903 trabajó con Antonio Gaudí y participó del movimiento noucentista catalán.
En 1904 realizó con Iu Pascual una exposición en el Círculo Artístico de Sant Lluc. Ese mismo año comenzó a escribir sobre arte, cosa que haría durante toda su vida, con un artículo en la revista Universitat catalana.
Resultado de imagen de Torres García


En 1912 expuso pinturas y dibujos en Galerías Dalmau. El texto del catálogo fue de Eugenio D'Ors y la crítica en la publicidad de Romà Jori.
En 1910 recibió el encargo, por medio del escritor Roberto Payró de pintar dos murales, La Agricultura y La Ganadería para el pabellón uruguayo de la Exposición Universal. Expuso en el Fayans Català cincuenta obras.4
En 1911 participó en la exposición Internacional de Arte de Barcelona con La Filosofía presentada por Palas en el Parnaso como Décima musa. «Se trata de una escena sobria, contenida, de gran pureza formal por su marcado geometrismo y regularidad, sin el dinamismo ni la expresividad que hemos visto en el simbolismo del que intenta alejarse».5
En junio de ese mismo año a través de, entre otros, Eugenio d’Ors conoció a Enric Prat de la Riba, presidente de la Diputación de Barcelona, que le realizó diversos encargos, el más destacado fue el de los frescos del Salón de Sant Jordi en el Palacio de la Generalidad de Cataluña que Torres García realizó entre 1913 y 1914.


Resultado de imagen de Torres García

En 1913 publicó Notes sobre art, en catalán, su primer libro.7
En 1917 expuso en las Galerías Dalmau de Barcelona, junto al pintor español Rafael Sala. Publicó Art Evolució, en Un Enemic del Poble, No. 8 de noviembre de 1917.8
En 1921 viajó a Nueva York. Su estancia allí le proporcionó pocas alegrías y muchos sinsabores. Sin hablar inglés, no pudo integrarse y pese a su admiración por el constante espectáculo que para él eran las calles de Manhattan, su periodo en esa ciudad fue descorazonador. Intentó infructuosamente trabajar en la Sociedad Hispánica de América o dedicarse a la decoración teatral pero sin suerte.9​ Volvió a Europa en 1922.
En 1924 se instaló en Villefranche-sur-Mer, un pueblo de la Costa Azul y en 1926 se trasladó a París. En 1928 conoció a Theo van Doesburg, quien le presentó a los miembros del grupo De Stijl. Posteriormente conoció a Piet Mondrian y nació el grupo Cercle et Carré.

Resultado de imagen de Torres García


En 1929 organizó una gran exposición de Arte Moderno Nacional y Extranjero desde París para Galerías Dalmau en Barcelona. Participaron Hans ArpSophie Taeuber-ArpTheo van DoesburgMondrian y Van Rees, entre otros. Esta exposición reunió un numeroso grupo de artistas relacionados a De Stijl.11
En 1932 regresó a España, donde se instaló durante dos años.
En 1934 Torres García viajó a Montevideo acompañado de su esposa Manolita Piña y de sus 4 hijos, OlimpiaAugusto, Ifigenia y Horacio. A su llegada al puerto de Montevideo fue recibido por una importante comitiva, y de inmediato comenzó una gran actividad con entrevistas, conferencias y exposiciones.

Resultado de imagen de Torres García


Poco después del regreso a su ciudad natal fundó la Asociación de Arte Constructivo. El 24 de mayo de ese año brindó su primera conferencia en el Paraninfo de la Universidad de la República organizada por la institución «Arte y Cultura Popular». Y el 5 de junio inauguró su primera exposición individual realizada en Montevideo, en el local de «Amigos del Arte». Ese mismo año fue nombrado Profesor de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República.
En 1936 editó la revista de la Asociación de Arte Constructivo «Círculo y Cuadrado» la cual es una continuidad de la revista "Cercle et Carré" que publicara anteriormente en París. Es en ese número que aparece una de las versiones del muy conocido dibujo de Torres García que representa el mapa de América del Sur orientado con el sur en la parte superior.

Resultado de imagen de Torres García


En 1938 publicó La tradición del hombre abstracto (Doctrina constructivista), un manuscrito ilustrado a mano sobre la tradición universal del arte abstracto.12
En 1939 publicó Metafísica de la prehistoria Indoamericana donde busca vincular el arte abstracto tradicional precolombino con el arte moderno.13​ Ese mismo año disolvió la Asociación de Arte Constructivo.

              Resultado de imagen de Torres García

Entre finales de 1942 y principios de 1943 se realizaron las primeras reuniones del Taller Torres García. En el taller, Torres dará clases de pintura a jóvenes artistas buscando así renovar la pintura uruguaya. Su idea era enseñar de forma exclusiva una pintura estrictamente planista basada en el plano de color, la línea y la geometría, determinando la unidad de la obra por medio de una estructura realizada con la regla áurea. Tras su muerte, el taller seguirá abierto hasta 1967 a cargo de varios de sus discípulos.14​ Como recuerda Guido Castillo, escritor y director de Removedor, la revista del Taller, “Torres García les enseñó el oficio del la pintura con el máximo rigor y sin la menor rigidez, para que supieran cumplir con las reglas por un profundo conocimiento de ellas”.15​ El Taller dará a artistas de la talla de Julio U. AlpuyGonzalo FonsecaJosé GurvichAlceu RibeiroSergio de CastroLily Salvo y los hijos de Torres García, Horacio y Augusto Torres, entre varios otros.




En 1944 se inauguraron Murales de Saint Bois que son pinturas murales en el Pabellón Martirené del Hospital Saint Bois, realizadas junto a sus discípulos del taller.14​ Ganó el Gran Premio de Pintura del VIII Salón Nacional de Bellas Artes con su óleo Paisaje de Menton. Su libro Universalismo constructivo, publicado en 1944, constituye la base para entender su visión del arte.
Constructivo con Reloj, 1936, óleo sobre tela, 30.18 x 35.56 cm.
En 1948 se comenzó a construir la casa de Torres García en la calle Caramurú 5612, diseñada por los arquitectos Ramón Menchaca y Ernesto Leborgne.
Falleció el 8 de agosto de 1949, a los 75 años.

Obra

Arte Constructivo, 1943, óleo sobre tela, 98 x 78 cm. Colección del Museo de Bellas Artes de Buenos Aires.
En sus pinturas tempranas se encuentran referencias al mundo antiguo greco-romano, así como a maestros del arte español y renacentistas italianos, las mismas se caracterizan por un ajustado dibujo de gran sobriedad cromática y una particular geometría de corte modernista. A partir de 1928 y de su vinculación con Mondrian y Van Doesburg, promotores del sintético neoplasticismo, comienza a introducir en sus pinturas el entramado ortogonal que continuará desarrollando durante el resto de su vida. Torres García consideraba que el arte debe estar al servicio de la razón y de la armonía del orden cósmico y lo plantea en su obra a través de símbolos y signos universales dentro de una estructura construida sobre la proporción áurea o regla de oro.16
Su obra admite una lectura formal, plástica y también semántica de índole metafísico. Organiza las formas geométricas sobre una idea mística de la proporción y el orden, en las que incluye numerosos símbolos universales.17​ Expresa el orden del cosmos regido por lo que él llamó la Razón Universal, correspondiente no a una forma de arte sino al "arte absoluto y universal". En sus emblemáticas composiciones pictóricas, así como en su labor docente, sus escritos y conferencias, la promoción de su teoría del Universalismo constructivo como "arte absoluto" y corriente de pensamiento, ocupó un lugar primordial.18
Parte de su obra, así como manuscritos y correspondencia se encuentra en el Museo Torres García y en el Archivo Alejandra, Aurelio y Claudio Torres. Sus pinturas integran importantes colecciones de arte latinoamericano como la de el MALBA o la Colección Cisneros.19​ 20​ También está representado en el MNAV21​ y en numerosos museos de la región y el mundo, en algunos de cuyos sitios web se encuentran reproducciones de sus obras




Ideas

Una de las principales propuestas de Torres García es la creación de la Escuela del Sur.24​ Un proyecto en el que el artista plantea alterar el mapa conceptual de referencias para la producción de arte moderno desde Latinoamérica. La primera propuesta puede verse en la carátula del libro. Una imagen del continente suramericano invertido de manera que la Patagonia apunta hacia la parte superior del dibujo.
"He dicho Escuela del Sur, porque en realidad, nuestro norte es el Sur. No debe haber norte, para nosotros, sino por oposición a nuestro Sur. Por eso ahora ponemos el mapa al revés, y entonces ya tenemos justa idea de nuestra posición, y no como quieren en el resto del mundo. La punta de América, desde ahora, prolongándose, señala insistentemente el Sur, nuestro norte.





América invertida, dibujo de Joaquín Torres García, 1943, Museo Juan Manuel BlanesMontevideo.
Con esta idea, Torres García plantea crear una tradición autónoma de arte moderno americano. Es significativo en el contexto de los años 30, al escapar con sus propuestas de las fórmulas indigenista o nacionalista, así como de aquella del arte cosmopolita o universal, que acaparaban las discusiones estéticas del continente.25​ Torres García encuentra un camino medio en el centro de esta discusión repensando el arte prehispánico como el origen de un lenguaje universal vinculado a la abstracción racional moderna. Acá nuevamente encuentra un camino alternativo en la mirada hacia el pasado americano, alejándose de una mirada romántica hacia una Arcadia perdida, o hacia una identificación con lo salvaje e irracional, o como un símbolo de reivindicación nacionalista; pero también alejándose de la mirada de otros artistas modernos de vanguardia como Picasso o Braque que veían el arte "primitivo" como una ruta de escape al acartonado arte académico.25​ Torres García encuentra en el arte prehispánico una traducción de ideas en símbolos, realizada a través de la geometría. Un paradigma racional y universal capaz de sentar las bases para un verdadero arte moderno americano.


                                
                                                    Museo Torres García en Montevideo, Uruguay (14 de julio de 2011).


Resultado de imagen de Torres García

                   Resultado de imagen de Torres García


                         Imagen relacionada

Resultado de imagen de Torres García

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...