Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

viernes, 16 de marzo de 2018

No todo es color: la colección Los Bragales se presenta en Valladolid

El Museo de la Pasión muestra obras en blanco y negro de los fondos de Jaime Sordo


Helena Almeida en "No todo es color". Museo de la Pasión, Valladolid
Helena Almeida en “No todo es color”. Museo de la Pasión, Valladolid

Jaime Sordo, actual presidente de la asociación 9915 y miembro de la Comisión Asesora del MAS de Santander y del Patronato de LABoral, comenzó a coleccionar en 1976 adquiriendo obras de artistas contemporáneos nacionales e internacionales, en principio vinculados a las escuelas de Madrid y París y al informalismo español.
Sus fondos crecieron tomando como base esas corrientes y, desde 2005, reciben la denominación de Los Bragales. En años recientes, se han incorporado a ellos trabajos realizados en los ochenta y los noventa, incluyendo fotografías, vídeos e instalaciones, aunque la pintura y el vídeo continúen conformando los géneros predominantes en esta colección.
Desde hace aproximadamente una década los fondos adquiridos por Sordo vienen presentándose al público en distintos museos y centros de arte en exposiciones propias, al margen de los préstamos habituales para distintas muestras, y desde hoy es el Museo de la Pasión de Valladolid el espacio que exhibe una selección de estas piezas: pinturas, esculturas, fotografías y vídeos que tienen en común la ausencia de color, en homenaje a algunas de las obras más representativas que llevaron a cabo los miembros del grupo El Paso entre finales de la década de los cincuenta y principios de la de los sesenta. Algunas de sus pinturas forman parte precisamente de la colección de Los Bragales, donde están representados Rafael Canogar, Manuel Millares, Luis Feíto y Manuel Rivera.
Sordo encuentra más ecos, y muy significativos, en esa prevalencia del blanco y el negro: recuerda cómo Picasso se sirvió de su expresividad para transmitir dolor en El Guernica y cómo El GrecoVelázquez o Goya aprovecharon también los beneficios comunicativos de su austeridad o Kandinsky asociaba el gris a la plenitud de la sensualidad en De lo espiritual en el arte.
En el Museo de la Pasión, se exhiben, por tanto, medio centenar de obras de autores de generaciones muy diversas, desde Ignasi Aballí a Chillida y Tàpies, pasando por Juan Uslé, Helena Almeida, Elena Asins, Esther Ferrer, Richard Hamilton, Alain UrrutiaCristina IglesiasErnesto Neto, Palazuelo o Bernardí Roig.
Su único nexo, débil en su concepto pero poderoso en lo expresivo, lo constituyen el blanco y el negro, que en su presentación en este centro –situado en la que fuera la iglesia más antigua de Valladolid, también dedicada a la Pasión– multiplican sus referencias al quedar enlazados a la depuración y la invitación a la concentración del arte religioso.

“No todo es color. Colección Los Bragales, de Jaime Sordo”
c/ de la Pasión, s/n
Valladolid
Del 9 de marzo al 6 de mayo de 2018
Fuente

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...