Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

martes, 26 de mayo de 2015

“Por medio del arte y para el arte”

“Por medio del arte y para el arte”Según Han Nefkens, para escribir se requiere una confrontación interna. /David Campos

                                      Han Nefkens, un mecenas del siglo XXI

              “Por medio del arte y para el arte”

Holandés, escritor, y coleccionista de arte en sus inicios, ha promovido a decenas de artistas desde sus distintas fundaciones.

Tendría que inventarse una etiqueta exclusiva para definir a Han Nefkens (Róterdam, 1954). Periodista, artista, coleccionista de arte, escritor, gay, impulsor de proyectos de moda, viajero, mecenas, VIH positivo desde 1987. Él dice que sólo es él. Alguien que le ha dado la vuelta a cada dificultad de la vida para trabajar por y para el arte.
Al principio, cuando empezó su labor como coleccionista, compraba las obras pensando cómo se verían en un museo, no en las paredes de su casa, y después las entregaba en préstamo a los museos para que cualquiera las pudiera disfrutar. Pero años más tarde se dio cuenta de que los artistas tenían una gran necesidad de financiación para la ejecución de sus proyectos. Entonces, en lugar de comprarlos ya terminados, comenzó a colaborar en la producción desde su idea inicial, trabajando en conjunto con museos y editoriales para garantizar su difusión. Una de las artistas beneficiadas es la egipcia Iman Issa (El Cairo, 1979) y desde el 20 de mayo hasta el 28 de junio se podrá ver su obra en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, Macba. Issa fue la ganadora a finales de 2012 del primer Premio Fundación Han Nefkens-Macba.
Nefkens tiene tres libros publicados, el más reciente llamado Tiempo prestado (Alfabia, 2011). Comenta que, como estos últimos años han sido muy tranquilos y llenos de paz, no se ha sentado a escribir. “La paz interior no promueve la literatura”, sonríe, y dice que los viajes por el mundo, las grandes exposiciones y demás eventos en los que participa son sólo una excusa para no haber sacado el tiempo. “Para escribir hay que estar adentro, aislado en uno mismo, y últimamente he hecho lo opuesto. Han sido años tan buenos que todo lo que tengo adentro lo he llevado hacia afuera”. Tiene felicidad, paz y sus ojos calman cualquier prisa.
Los escritores también forman parte de su mecenazgo: la española Cristina Morales (Granada, 1985) ha sido la tercera ganadora de la beca de creación literaria que concede en conjunto con la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, que consta de 15.600 euros y el monto de la matrícula del máster del mismo nombre. Participaron ciento cuarenta proyectos, trece de ellos provenientes de Colombia. Morales tendrá la oportunidad de dedicarse casi dos años sólo a escribir, y al finalizar la beca verá su obra publicada en la editorial Candaya. Han Nefkens podrá disfrutar de todo el proceso, desde el nacimiento de la idea y cómo ésta se va modificando hasta llegar al gran día de la publicación del libro. El pasado 14 de mayo Morales dio detalles de su proyecto merecedor de la beca: El buen exilio, una novela sobre el siglo XIX, la formación del Estado y sus contradicciones políticas.
Por otra parte, Eduardo Ruiz Sosa y Matías Candeira, primer y segundo ganador de la beca de creación literaria respectivamente, están en etapas posteriores. Ruiz Sosa, autor de Anatomía de la memoria (Candaya, 2014), fue escogido entre los veinte escritores mexicanos menores de 40 años que van a representar a su país en el Año de México en el Reino Unido 2015. Candeira acaba de entregar a sus editores su novela llamada Fiebre, que será publicada en diciembre de este año.
“Nunca me he sentido estigmatizado por ser VIH positivo. En ese sentido tú marcas la pauta. Es una condición médica, no un problema. Es como decir que tienes diabetes”, afirma Han Nefkens. A través de otra de sus fundaciones, llamada Art Aids, y su proyecto Perfect Lovers invita a artistas a crear obras que traten el tema y así conseguir financiación para prevenir y combatir el sida. “Art Aids promueve el arte ahora que tener el virus no es una sentencia de muerte”. Él mismo tuvo que superar etapas muy duras al inicio de su enfermedad.
Estando como corresponsal en México supo que había sido contagiado. Era 1987 y le dieron un año de vida. Años más tarde, en 2001, el VIH le atacó el cerebro y sufrió de afasia y encefalitis. Durante dos años estuvo sin hablar, caminar, leer o escribir; tuvo que aprenderlo todo de nuevo y dejarse guiar por su intuición y su pareja, el artista mexicano Felipe Rodríguez. Una de sus colecciones se llama H+F (por las iniciales de los dos). Hoy habla catalán con fluidez, lo mismo que inglés, holandés, francés, español y alemán. Actualmente está leyendo sobre los orígenes del universo y el cerebro. Quiere entender el mundo, y aunque la novela es una forma de hacerlo, la no ficción quizá es más directa. Además de las becas, y también para apoyar a nuevos artistas, existen el programa de residencias en Barcelona, el proyecto de moda conceptual, la beca de artistas con la Universidad de Barcelona, el programa de creación y traducción literaria y el Premio de Arte Contemporáneo Han Nefkens-BACC, entre otros. Compartir es la palabra que Han Nefkens más repite y la que lo impulsa cada día, es su forma de vivir y relacionarse con el mundo. “Por medio del arte y para el arte” podría ser su etiqueta.
Fuente
http://www.elespectador.com/


Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...