Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

viernes, 9 de octubre de 2015

Laura Knight

Ballet.    Óleo sobre tabla. 64,8 x 77 cm. Lady Lever Art Gallery. Port Sunlight. Inglaterra.    

La conquista por parte de la mujer de un puesto en el mundo del arte en idéntica consideración y jerarquía a los que el hombre tradicionalmente ha disfrutado, es una más de las historias de libertad y esperanza que se han vivido  a través de los años del siglo pasado.
A lo largo del siglo XX, las mujeres artistas empezaban ya a cosechar los beneficios por los que otras mujeres habían luchado durante el siglo XIX. Podrían estudiar en las mismas escuelas de artes que los hombres, solicitar becas, participar en clases de dibujo al natural, presentarse a concursos e incluso ¡Ganar premios!
En 1890, la artista Laura Knight empezó sus estudios en la Escuela de Arte de Nottingham y consiguió varias medallas de plata y de bronce por sus retratos cuando tenía 16 años.
Vivió en dos colonias de artistas – Staides, Yorkshire y Newlyn, Cornualles- antes de establecerse en Londres con su marido, el pintor Harold Knight en 1918. En 1927, fue la segunda mujer en ser asociada de la Real Academia y consiguió ser académica real de pleno derecho en  1936.

Charivari del Gran Desfile.  1.928. Óleo sobre tabla. 101,6 x 127 cm. Newport Museo y Galería de Arte. Gwent. Gales.
Payasos. 1957. Óleo sobre tabla. 75 x 59,7 cm. Private collection.
Feria. 1916. Óleo sobre tabla. 116,8 x 151,1 cm. Collection Richard Green.
El camerino. 1924. Óleo sobre tabla. 63,5 x 76 cm. Manya Igel Fine Art. london. Inglaterra.
Bailarina de ballet.  1932. Acuarela y bodycolour, carboncillo, conté y sanguíneo. 91,5 x 86,4 cm. Nottingham Castle Museum. Inglaterra.

Es conocida por pinturas populares del circo y el ballet y fue reconocida debidamente por su técnica, que satisfizo los cánones conservadores de la Academia. No obstante, sus logros más memorables están condensados en su pintura monumental de Ruby Loftus. Centrada en el trabajo de las mujeres en una fábrica de armas de 1943, Knight dirige la atención, con minucioso detalle, a la posición de la mujer en el esfuerzo de la guerra. Ruby es un símbolo de virtud y de trabajo duro, literalmente iluminada como un santo por su tarea, que era de importancia nacional. Knight se convirtió en un artista oficial de Guerra en 1942 y recibió el encargo de pintar los juicios de Nuremberg en 1945.

Dibujo de los juicios de Nuremberg. 1946. Chalk and wash. 78,8 x 57,2 cm. Imperial War Museum. London. Inglaterra.
. Núremberg  1946. Oleo sobre lienzo. 177,8 x 152,4 cm. Museo de la Guerra Imperial. Londres. Inglaterra.
. Rubí Loftus  1943. Oleo sobre lienzo. 86,4 x 111,6 cm. Museo de la Guerra Imperial. Londres. Inglaterra.


Vistiendo a los niños. 1906. Oil on canvas. 101,6 x 140,3 cm. Ferens Art Gallerie. Hull. Inglaterra.
El. Piccaninny  1927. Oleo sobre lienzo. 30,5 x 40,5 cm. Galería Pyms. Londres. Inglaterra.




Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...