Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

viernes, 15 de enero de 2016

Hombres, 92; mujeres, ocho

La araña de Bourgeois, durante una exposición en Málaga. 
92 es el porcentaje sobre el total de obras de arte vendidas durante el año pasado cuyos autores son varones. El otro 8% se lo tienen que repartir las chicas. Si comparamos cotizaciones, el contraste es igual de tremendo
En algunos sectores del mundo del arte no quieren oír hablar de hombres o mujeres sino de artistas. "Es igual que tengan pene que vagina", apuntan desde una casa de subastas. Los vendedores y vendedoras son de los que miran una obra de arte y la convierten en una cifra de dinero, con la comisión excluida. En otros ámbitos del mismo círculo, la diferencia entre obras y precios de hombres o mujeres llama, por lo menos, la atención. En las subastas de Nueva York de arte de postguerra y contemporáneo en 2015 el 92% de las ventas correspondió a obras creadas por hombres y el 8% a piezas hechas por mujeres. El mismo porcentaje de 2014, el mismo que salió de un estudio sobre las obras presentadas al público en el museo MoMA de Nueva York en el 2012.
En el 2014 un cuadro de la americana Georgia O'Keeffe consiguió el récord de precio más alto pagado en subasta por una obra firmada por una mujer. Flor Blanca No. 1, de 1936, fue vendido por 44.4 millones de dólares (35 millones de euros). El mercado, para ellas, se animaba y aunque no se llegaba, ni de lejos, a las cifras de ciento y pico millones de sus compañeros, parecía que las artistas se hacía un hueco en el ámbito conocido como el top, la franja alta del mercado. En 2015 se ha conseguido superar la marca en la venta de una escultura gracias a Louise Bourgeois. Spider (Araña), de 1996, fue adjudicada por 25 millones de dólares (20 millones de euros).
Las cifras citadas ni siquiera se parecen a los récords globales conseguidos por ellos en los 12 meses previos al actual. En el 2015 se consiguió el precio más alto de pieza de arte vendida en subasta y en mercado privado. El cuadro de Paul Gauguin ¿Cuándo te casaras? fue adquirido por la familia real de Catar a una familia suiza por 300 millones de dólares (250 millones de euros), convirtiéndose en el lienzo más caro de la historia. Los cataríes tienen por norma no comentar sobre compras de arte, pero la información surgió de intermediarios creíbles en Nueva York y Londres.
Por lo que respecta a la venta en subastas, 2015 subió también el listón de los precios conseguidos hasta entonces. El cuadro de Picasso Las mujeres de Alger, de 1955, fue vendido en Christie's por 180 millones de dólares (135 millones de euros) a un comprador de Catar, miembro de la familia real, tío de la jequesa que obtuvo la obra de Gauguin en nombre de los museos cataríes. Las cifras alcanzadas por las artistas en 2015 permanecen a la sombra de las conseguidas por los artistas.
Aunque parece que a ellas les cuesta más tiempo y esfuerzo hacerse notar económicamente, el 2015 ha visto revalorizarse no únicamente a la fallecida Louise Bourgeois sino también a Ruth Asawa (1926-2013) cuyas obras han superado la barrera de los 1,5 millones de euros después de muerta. Agnes Martin vendió Happy Valley, de 1967, por cinco millones de euros en Christie's y la cubana Carmen Herrera, que cumplirá 101 años en mayo, es motivo de exposiciones en Nueva York y ventas que rozan el millón de euros de sus obras minimalistas. Nunca es tarde si la dicha es buena.
Fuente
http://www.elmundo.es




Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...