Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

sábado, 30 de abril de 2016

Cinco huellas de Picasso en Europa


1 Antibes y Vallauris. El artista, bajo el sol de la Costa Azul

¿Francia o España? ¿Francés o español? De ambos lados de los Pirineos se reivindica al genial artista que nació en Andalucía, pero pasó la mayor parte de su vida entre París y la Riviera. Precisamente en esa región del sur de Francia dos sitios exhiben importantes muestras de sus creaciones. En el puerto de Antibes, el castillo Grimaldi es desde 1966 el Musée Picasso. El edificio fue renovado en 2008 para realzar una colección de pinturas, cerámicas y dibujos que empezó a formarse en 1947, luego de que Picasso instalara su atelier durante una temporada en la fortaleza. Del otro lado del Cabo de Antibes, que corta en dos el azul del Mediterráneo, está Vallauris, donde el artista vivió y dejó una de sus obras maestras, La guerre et la paix, en la capilla del castillo declarado Musée National Picasso.
2 París. De la Bohemia al chic del Marais




Gracias a la novelesca sucesión entre los herederos del pintor existe hoy el Musée Picasso de París. Al fallecer en 1973 -sin dejar testamento- sus cuatro hijos y su última esposa recibieron lo que los diarios de la época llamaron la "herencia del siglo". Los altísimos impuestos fueron pagados con una cantidad de obras que hoy se pueden ver en una de las más lujosas mansiones del barrio del Marais, en el centro de París. Este lugar es lo opuesto del precario Bateau-Lavoir, el atelier donde Picasso se instaló en Montmartre cuando llegó a la capital francesa en 1905. Allí se cruzó con la bohemia local y muchos de los artistas que marcaron, como él, el siglo XX. En el Marais, mientras tanto, el MPP contabiliza unas 5000 piezas entre esculturas, cerámicas, dibujos y collages, pero también libros y fotos, 253 pinturas y más de 1700 dibujos. El museo fue reabierto en 2014 después de años de obras.
3 Málaga. La obra de dos herederos




Por supuesto la obra de Picasso está muy presente en España -en Madrid y Cataluña- pero sobre todo en Málaga. El artista en persona había deseado que sus trabajos tuvieran lugar en la ciudad que lo vio nacer en 1881. Gracias a donaciones de Christine y Bernard Ruiz-Picasso, se constituyó una colección que fue la base del MPM, el Museo Picasso Málaga. Desgraciadamente el artista no lo pudo ver en su vida. Luego de algunos primeros intentos, en los años 50, la idea se concretó recién en 2003. El MPM cuenta con unas 233 obras que abarcan todas las épocas de una muy longeva carrera artística. Ocupa el Palacio de los Condes de Buenavista, un edificio del siglo XVI. Además de las muestras, se ha convertido en centro de estudios sobre Picasso y su obra gracias a una biblioteca y un fondo de documentos sobre el arte contemporáneo español.
4 España. El país natal.





El Guernica, una de las obras más emblemáticas de Picasso, está en el Museo Reina Sofía de Madrid. En la capital española está también la colección de Eugenio Arias, el amigo peluquero que el artista conoció en Francia. En Barcelona, donde el malagueño vivió varios años a partir de su adolescencia (y donde realizó su primera exposición, en 1900), se visita el Museu Picasso, en el barrio del Born. Es el más antiguo de todos ya que fue formalmente constituido en 1963 con una donación de Jaime Sabartes. Picasso en persona regaló al museo la serie de 58 telas de las Meninas, un estudio realizado en 1958 para analizar la famosa obra de Velázquez. Siempre en Cataluña, la tierra de sus años mozos, está el Centro Picasso de Horta de Sant Joan, un pueblo que el pintor visitó en dos ocasiones, en 1898 y 1909. Se dice que allí se habría inspirado para el cubismo, cuando conoció unas formaciones rocosas geométricas llamadas Roques de Benet.
5 Lucerna. Colección en los Alpes



Hay museos dedicados a Picasso en otras ciudades, pero el más llamativo fuera de Francia y España se encuentra en Suiza. La tranquila ciudad de Lucerna, simbolizada por el puente de madera Kapellbrücke, exhibe la colección privada del marchand de arte Siegfried Rosengart. El Museum Sammlung Rosengart es conocido en todo el mundo gracias a una excepcional colección de obras de las últimas etapas de la carrera de Picasso. Treinta y dos telas y un centenar de dibujos constituyen esta muestra, que se completa con otra importante colección de Paul Klee y piezas de los grandes maestros de los siglos XIX y XX, de Cézanne a Léger. El museo fue abierto en 1992 por Angela Rosengart para que las obras reunidas por su padre pudieran ser disfrutadas por el público. Ocupa un austero edificio, sede del Banco Nacional Suizo por varios años.

Fuente

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...