Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

lunes, 11 de julio de 2016

Dughet, Gaspard


Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor francés Gaspard Dughet. Cuñado de Nicolas Poussin (también es conocido con el nombre de Gaspard Poussin). Fue especialmente paisajista, reflejando los paisajes del entorno romano. 

Gaspard Dughet (Roma, 1615 - 27 de mayo de 1675) Gaspar nació en Roma, aunque vivió en Francia toda su vida, excepto los últimos años, que retornó a Roma.

fue un pintor de la época barroca, especializado en los paisajes de la tendencia clasicista. Cuñado de Nicolas Poussin. Poussin se casó con Anne-Marie Dughet, hermana de Gaspard. Vivió desde 1630 en el domicilio conyugal de su hermana.

En él se mezclan la influencia de su cuñado y la de Claude Lorrain (Claudio de Lorena); es por tanto un sólido paisajista, que equilibraba sus composiciones con elementos arquitectónicos y figuras distribuidas estratégicamente en la escena. Aprovechó la visión ensoñadora y romanticista de Lorena para asentarla sobre la solidez clasicista de Poussin, aplicando ambas cualidades sobre un paisaje escarpado que se alejaba de las ya tópicas visiones equilibradas de los anteriores. 

Su producción alcanzó un éxito notable entre los coleccionistas ingleses, muy aficionados a estos temas de disfrute visual, lo cual influyó mucho en la formación del paisajismo británico del Neoclasicismo inglés. La obra de Dughet es difícilmente clasificable en una cronología, ya que nunca fechó sus lienzos. La única obra que se ha datado con seguridad son dos frescos que realizó en 1647 para el convento romano de San Martín del Monte. 

De Gaspard Dughet el Museo del Prado tiene una decena de obras en propiedad. Las cuales conozco conozco desde hace tiempo. 

Espero os guste la pequeña recopilación de este pintor italiano, sea de vuestro interés y contribuya en la divulgación de su obra.






Algunas obras


Gaspard Dughet en el Museo del Prado

Gaspard Dughet, también conocido como Pussino (Roma, 1615-1675). Pintor italiano. Hijo de un francés y una italiana establecidos en Roma, fue cuñado de Poussin y trabajó en el taller de éste hasta 1635. Fue uno de los más eminentes creadores de la poética del paisaje romano del siglo XVII y uno de los artistas más solicitados de su tiempo, admirado y seguido, sobre todo en Inglaterra. Seguramente su amor por la caza y los viajes le llevaron a especializarse en la pintura en el citado género, a través de la que gustó reproducir, ante todo, la campiña romana, pues fue en Roma donde vivió casi toda su existencia. La abundancia de obras de su mano y la escasez de fechas de realización, hacen difícil la datación y estudio de su producción. Muy influido en un principio por el tipo de paisaje de serenidad clásica frecuentado por Poussin, amplió su interés hacia las creaciones más dramáticas de los autores nórdicos, como Elsheimer y Bril. Así, inclinó su atención hacia aspectos más atmosféricos y luminosos, liberando su pintura de los esquemas anteriores y llegando a crear unos paisajes de intensa sensibilidad hacia la naturaleza, animados en ocasiones con tormentas o pasajes escarpados o rocosos, que conectan en muchos aspectos con los de su contemporáneo Salvator Rosa. Las pequeñas figurillas humanas que pueblan sus campiñas fueron realizadas en ocasiones por otros artistas, como Allegrini, Cerquozzi o Maratta. Además de obras sobre lienzo, también realizó decoraciones al fresco en palacios romanos: Pamphilj, Quirinal o Borghese. Hay que destacar, además, sus excelentes dotes de dibujante y su elección como académico de San Lucas de Roma en 1659. La compra de dos de sus obras por parte del embajador español Castel Rodrigo -ya fuese destinada a Felipe IV o para disfrute privado-, le abrieron las puertas del mercado español, según el biógrafo Baldinucci. Sin embargo, las colecciones reales españolas se enriquecieron con obras de Dughet fundamentalmente a partir de la compra de la colección Maratta por parte de Felipe V. Son diez (más otros tres «dudosos» o copias) los paisajes atribuidos a Du­ghet que aparecen en los inventarios del Museo del Prado, todos ellos procedentes de las colecciones reales.

Obras en el Prado

    - Paisaje con cascada, óleo sobre lienzo, 30 x 26 cm, 1650-1660 [P79].
    - La tempestad, óleo sobre lienzo, 49 x 66 cm, 1672-1675 [P134].
    - El huracán, óleo sobre lienzo, 74 x 98 cm, h. 1665-1670 [P135].
    - La Magdalena penitente, óleo sobre lienzo, 76 x 130 cm, h. 1660 [P136].
    - Paisaje con pastor, óleo sobre lienzo, 73 x 96 cm, 1644-1645 [P137].
    - Paisaje con caminante, óleo sobre lienzo, 74 x 98 cm, h. 1644-1645 [P138].
    - La Magdalena penitente, óleo sobre lienzo, 61 x 75 cm [P552]. En colaboración con Carlo Maratta.
    - Paisaje con un anacoreta predicando a los animales, Óleo sobre lienzo, 161 x 235 cm, h. 1637-1638. [P2305].
    - Paisaje, óleo sobre lienzo, 72 x 95 cm, 1648-1650 [P2307].
    - Paisaje con tres figuras, óleo sobre lienzo, 72 x 95 cm, h. 1648-1650 [P2309].
    - Paisaje, óleo sobre lienzo, 40 x 52 cm [P3578]. Atribución dudosa.


 4paisaje_con_cascada 

Paisaje con cascada, 1650-1660, óleo sobre lienzo, 30 x 26 cm. Museo del Prado. Obra de Gaspard Dughet.

Un panorama con cascadas se ofrece al espectador a un lado de la composición; al otro, diversos edificios oponen su masa geométrica racional a la expresión libre de la naturaleza. A manera de humanización del asunto desplegado sobre el lienzo, distintas y menudas figurillas aparecen en diferentes planos. La sugestión de las cascadas de Tívoli y su agreste ambientación es la razón principal que dirige la ejecución del cuadro por otra parte, no sólo característico del pintor sino también de su tiempo, ya que lugares como el aquí reproducido en las cercanías de Roma atraían a los artistas y eran objeto de encargos de una clientela amante de las visiones de la naturaleza en sus más diferentes y pintorescas manifestaciones. La pintura semeja ahondar en la búsqueda de una concepción clasicista del paisaje, aunque sin llegar a la expresión poussinista. Recuerda también a los paisajes de Busiri y de otros pintores contemporáneos especializados en este tipo de obras. La fascinante calidad de la obra y el cuidado de la factura revelan el exquisito virtuosismo, casi miniaturista, del autor (Texto extractado de Luna, J. J.: Claudio de Lorena y el ideal clásico de paisaje en el siglo XVII, Museo del Prado, 1984, p. 114).


 7_paisaje_con_un_anacoreta_predicando_a_los_animales

Paisaje con un anacoreta predicando a los animales, 1637 - 1638. Óleo sobre lienzo, 161 x 235 cm. Museo del Prado. Obra de Gaspard Dughet.

Se trata de una de las pinturas más difíciles del conjunto del Retiro, pues ha suscitado dudas sobre el autor del paisaje, de la figura, de los animales y la identidad del anacoreta. En realidad, la única que ha encontrado una respuesta satisfactoria de todas estas cuestiones es la relativa al autor del paisaje, que se atribuye sin dudas a Dughet. Sin embargo, el camino para llegar a esta conclusión ha sido largo y debatido. Se cita en la Testamentaría de 1701, pero sin mencionar al autor. Aunque en los antiguos inventarios reales y en los primeros del Museo se atribuía correctamente a Dughet, en el catálogo del Prado de 1854 se adjudicó a Poussin, atribución mantenida hasta 1949, cuando fue considerado de un discípulo. Fue Röthlisberger en 1961 quien apuntó por vez primera su correcta atribución, aceptada unánimemente por la crítica posterior. De hecho, Dughet es uno de los pocos paisajistas cuya participación en la decoración del Retiro está confirmada por fuentes contemporáneas como Filippo Baldinucci (1624-1697), quien menciona dos pinturas encargadas a este artista a través del marqués de Castel Rodrigo, embajador del rey de España en Roma. Diversos autores han reconocido manos distintas para el paisaje (Dughet) o para los animales o el anacoreta, que en alguna ocasión se ha adjudicado a Poussin, cuya eventual influencia en esta pintura ha sido también objeto de debate. Tanto el estilo como la deficiente escala de ciertos animales permiten suponer la participación de otro artista para el que se han sucedido propuestas a favor de Jan Asselyn, Pieter van Laer, Jan Miel o un artista nórdico sin identificar. La identificación del anacoreta es hoy bastante oscura, en parte como consecuencia de la ausencia de atributos que permitan identificarlo como, en términos generales, en todos los del Retiro. En distintas ocasiones ha sido identificado con San Martín de Tours, San Benito de Nursia  o San Francisco, siendo ésta última la única historia en la que se recogen prédicas a animales.La formidable campaña de adquisiciones de obras de arte organizada por el conde-duque de Olivares en los años cuarenta del siglo XVII para decorar los amplios espacios del palacio del Buen Retiro de Madrid incluía un número muy notable de paisajes. No podemos precisar cuántos de ellos, poco menos de doscientos, fueron comprados en Flandes o en España, ni cuáles procedían de colecciones particulares o de otros Reales Sitios, pero podemos establecer con certeza, gracias a las obras que se conservan en el Museo del Prado y a los documentos localizados hasta la fecha, que el palacio del Buen Retiro se enriqueció con numerosos paisajes pintados para la ocasión por artistas activos en Roma.Se encargó como mínimo, una serie de veinticuatro paisajes con anacoretas y una decena de paisajes italianizantes, obras de gran formato realizadas por diferentes artistas. Sólo una parte de estas pinturas han llegado hasta nosotros y en la actualidad se conservan principalmente en el Museo del Prado.Encargadas entre 1633 y 1641 en Roma, estas pinturas de paisaje componían, una vez expuestas en el Buen Retiro, una temprana antología de ese nuevo pintar del natural que, en años venideros, exportaría a gran parte de Europa una nueva sensibilidad hacia los efectos lumínicos y la atmósfera de la campiña romana, lo que representaba uno de los muchos aspectos de la clasicidad (Texto extractado de Úbeda de los Cobos, A.: Roma: Naturaleza e ideal. Paisajes 1600-1650, Museo Nacional del Prado, 2011, p. 200; Capitelli, G. en Úbeda de los Cobos, A.: El Palacio del Rey Planeta. Felipe IV y el Buen Retiro, Museo Nacional del Prado, 2005, p. 241).


 3la_tempestad

La tempestad, 1672-1675, óleo sobre lienzo, 49 x 66 cm. Museo del Prado. Obra de Gaspard Dughet.


 2el_hurac_n

El huracán, óleo sobre lienzo, h. 1665-1670, 74 x 98 cm. Museo del Prado. Obra de Gaspard Dughet.


 5paisaje_con_pastor

Paisaje con pastor, 1644-1645, óleo sobre lienzo, 73 x 96 cm. Museo del Prado. Obra de Gaspard Dughet.


 6paisaje_con_caminante

Paisaje con caminante, h. 1644-1645, óleo sobre lienzo, 74 x 98 cm. Museo del Prado. Obra de Gaspard Dughet.


 8la_magdalena_penitente_leo_sobre_lienzo_61_x_75_cm_museo_del_prado_obra_de_gaspard_dughet_en_colaboraci_n_con_carlo_maratta

La Magdalena penitente, óleo sobre lienzo, 61 x 75 cm. Museo del Prado. Obra de Gaspard Dughet en colaboración con Carlo Maratta. 



Otras obras


 10paisaje_con_san_agust_n_y_el_misterio_de_la_trinidad 

Paisaje con San Agustín y el Misterio de la Trinidad. Autor: Gaspard Dughet. 1651-53. Óleo sobre lienzo, 278,5 x 385,5 cm. Galleria Doria (Roma) Estilo: Barroco Francés. 

Esta obra de Dughet presenta, a un tiempo, todas las similitudes y diferencias que conforman la personalidad artística del pintor respecto a la de su célebre cuñado y maestro Nicolas Poussin. Fue, precisamente, en el terreno paisajístico en el que Dughet alcanzó su madurez. El tema, al igual que en las obras de la última década de Poussin, sometido a la Naturaleza, la verdadera protagonista, es un pasaje legendario de la vida de San Agustín. Encontrábase el Santo en la playa de Ostia meditando sobre el Misterio de la Trinidad, que aparece en el cielo, entre las nubes (Padre, Hijo y Espíritu Santo como paloma), cuando se apercibió de un niño que se encontraba próximo a él, jugando a encerrar el agua del mar en un agujero en la arena. Al notar la inutilidad de semejante esfuerzo, San Agustín recibió del niño (¿Cristo?) la revelación de la futilidad de sus esfuerzos por desentrañar el Misterio. Como es también habitual en los paisajes de Poussin, las figuras, de reducido tamaño, insertas en un paisaje que todo lo domina, nos hablan de la insignificancia de la Humanidad frente a la naturaleza viva. Esta vida se expresa a través de diversos detalles, como la tormenta que va dotando de una compleja gama de tonalidades el cielo. Pero, como pintor barroco, el interés principal de Dughet se centra en la plasmación de la gradación de la lejanía a través de la representación visible del aire, es decir, por medio de una visión atmosférica del espacio. 


 1paisaje_con_un_rayo_1667_1669_leo_sobre_lienzo_62_5_x_40_cm_san_petersburgo_museo_del_hermitage

Paisaje con un rayo, 1667-1669, óleo sobre lienzo, 62,5 x 40 cm. San Petersburgo, Museo del Hermitage. Obra de Gaspard Dughet 


 11gaspard_dughet_heroic_landscape_with_figures_2

"Paisaje con figuras Heroica", óleo sobre lienzo, 112 x 153 cm. Residenzgalerie, Salzburg, Austria .Obra de Gaspard Dughet


 12gaspard_dughet_classical_landscape 

Paisaje clásico. Obra de Gaspard Dughet


 13gasparddughet_imaginarylandscapewithbuildingsintivoli 

Paisaje imaginario con Edificios en Tivoli. Obra de Gaspard Dughet


 14dughet_landscape_with_a_waterfall

Landscape with a waterfall. Obra de Gaspard Dughet


 15_artgate_fondazione_cariplo_dughet_gaspard_veduta_del_monastero_di_camaldoli_presso_frascati 

Artgate Fondazione Cariplo, c. 1670. Veduta del monastero di Camaldoli presso Frascati. Obra de Gaspard Dughet


 16_dughet_gaspard_the_falls_of_tivoli 

The Falls of Tivoli, 1661. Obra de Gaspard Dughet


 17gaspard_dughet_a_view_of_tivoli_with_the_teverone_flowing_beneath_wga6846

A View of Tivoli, with the Teverone Flowing Beneath. Obra de Gaspard Dughet


 18_gaspard_dughet_aminta_about_to_rescue_silvia_google_art_project

Aminta about to rescue Silvia, c. 1634. Obra de Gaspard Dughet 


 19gaspard_dughet_imaginary_landscape_wga6838 

Imaginary Landscape, c. 1650. Obra de Gaspard Dughet 


 20gaspard_dughet_italiaans_landschap

Italiaans landschap, c. 1638. Obra de Gaspard Dughet 


 21gaspard_dughet_landscape_with_st_jerome_and_the_lion_wga6842

Landscape with St Jerome and the Lion, c. 1640. Obra de Gaspard Dughet 


 22gaspard_dughet_landscape

Landscape in Azerbaijan State Art Museum. Obra de Gaspard Dughet 


 23gaspard_dughet_landschap

Landschap, c. 1640. Obra de Gaspard Dughet 


 24gaspard_dughet_paysage_au_pecheur

Landscape with an Angler, c. 1654. Obra de Gaspard Dughet 


 25gaspard_dughet_s_o_jer_nimo 

São Jerônimo. Obra de Gaspard Dughet 


 26gaspard_dughet_view_of_tivoli_wga06845 

View of Tivoli. Obra de Gaspard Dughet 


 27gaspard_dughet_landschap_1650_60

Landscape, 1650-60. Obra de Gaspard Dughet 


 28_gaspard_dughet_landscape_with_classical_figures

Landscape with Classical Figures. Obra de Gaspard Dughet 


 29_gaspard_dughet_r_mische_gebirgslandschaft

Römische Gebirgslandschaft, 1658. Obra de Gaspard Dughet 


 30gaspard_dughet 

Un paysage italianisant avec des personnages à l'antique. Obra de Gaspard Dughet 


 31gaspard_dughet_italianate_landscape_wga6839

Italianate Landscape. Obra de Gaspard Dughet  


 32dughet_landscape_with_st_augustine_and_the_mystery 

Landscape with St Augustine and the Mystery, c. 1652. Obra de Gaspard Dughet 


 34 

Obra de Gaspard Dughet, 1675. Obra de Gaspard Dughet 


 33paesaggio_con_bosco_di_gaspard_dughet_scuola_di

Paesaggio con bosco. Galleria G. Franchetti alla Ca' d'Oro - MIBAC. Obra de Gaspard Dughet 



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor paisajista francés Gaspard Dughet. Cuñado de Nicolas Poussin (también es conocido con el nombre de Gaspard Poussin). Fue especialmente paisajista, reflejando los paisajes del entorno romano.



Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, pintura.aut.org, artehistoria.jcyl.es, artcyclopedia.com, museodelprado.es y otras de Internet.
Fuente
http://www.foroxerbar.com

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...