Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

domingo, 10 de julio de 2016

Elmyr De Hory, El Mejor Falsificador Del Mundo



Esta recopilación está dedicado a Elmyr de Hory Budapest, 1906 - Ibiza, 11 de diciembre de 1976) fue el artista que puso en jaque a los críticos con sus falsificaciones. Se le considera como uno de los mayores falsificadores de arte de la historia, alguien que incluso se atrevió a burlar las reflexiones más profundas sobre la autoría, la autenticidad y el valor de las creaciones artísticas. 


user_50_elmyr_de_hory_1972 

Elmyr de Hory en 1972

Elmyr de Hory también era conocido como Dory-Boutin, Elmyr von Houry, Herzog, L. E. Raynal o Louis Nassau, infinitos nombres que usó a lo largo de su vida adulta para no dejar huellas. Su producción alcanza el millar de cuadros y entre sus hazañas destaca el haber conseguido colgar en museos de todo el mundo lienzos pintados por él mismo, aunque firmados por artistas como Picasso, Modigliani, Renoir, Monet o Degas, entre otros.

Nacido en Hungría, de Hory residió 16 años en Ibiza, donde acabó sus días tras una vida llena de engaños, lujo y experiencias insólitas. 

La trayectoria vital y artística de Hory fue glosada en el libro '¡Fraude! La historia de Elmyr de Hory, el pintor más discutido de nuestro tiempo', escrito por Clifford Irving, amigo suyo y también célebre estafador.

Las andanzas de ambos personajes atrajeron la atención de Orson Welles, quien les dedicó el documental 'F for Fake', una historia de y sobre engaños en la que él mismo, dentro del filme -tal como lo hizo en la vida real-, les acompaña en la reflexión sobre la realidad y la falsedad en el mundo de la creación artística.


user_50_0elmyr_d_hory_fotografiado_en_eivissa_en_una_imagen_de_archivo 

Elmyr de Hory, fotografiado en Eivissa, en una imagen de archivo.

Actualmente el Círculo de Bellas Artes de Madrid le dedica una retrospectiva a este peculiar artista, que podrá visitarse desde el 7 de febrero hasta el 12 de mayo de 2013.





Algunas pinturas de Elmyr de Hory


user_50_0elmyr_de_hory 

Elmyr de Hory nació en 1906 en Budapest, hijo de aristocratas de origen judío. Se fue a vivir a París decidido a ser artista, donde en esa época trabajaban Matisse, Derain, y a menudo iba Picasso. Al llegar la Segunda Guerra Mundial, fue conducido a Alemania. Allí, durante un interrogatorio, la Gestapo le rompió una pierna, tras lo cual fue conducido a un hospital. Un día dejaron la puerta abierta, y se marchó de allí de puntillas.


user_50_h_4_ill_672564_05071511_elmyrx1p4_ori 

Tras esto llegó a Budapest, donde se quedó hasta el final de la guerra, momento en el cual volvió a París. Allí vivió en la pobreza, hasta que una amiga suya se fijó en un dibujo de él, confundiéndolo con un Picasso, y lo compró. Elmyr no sintió ningún remordimiento, ya que en esos momentos era por simple supervivencia. Pronto recorrió Europa, vendiendo sus falsos Picassos, con lo cual obtuvo ganancias suficientes para vivir bien.


user_50_elmyr_de_hory 

Posteriormente se trasladó a la isla de Ibiza, donde vivió durante dieciséis años y donde continuó realizando sus obras y donde entabló amistad con muchos ibicencos y residentes extranjeros.


user_50_jaw_town 

Se suicidó en la isla de Ibiza el 11 de diciembre de 1976, poco después de recibir la noticia de que iba a ser extraditado para ser juzgado por falsificación y después de despedirse de algunos de sus amigos más íntimos de la isla.


user_50_2013_2_6_photo_a13b1cdac2fa0e142e7f27236ebaea5d_1360169108_0

Elmyr de Hory en la Falaise, Ibiza. Fotografía Archivo Diario Última Hora 

Los comienzos de Elmyr de Hory no fueron muy distintos de cualquier pintor de su tiempo. Nacido en una familia con posibles, se fue a París decidido a ser artista. Allí trabajaban entonces Matisse, Derain o Picasso y él estaba dispuesto a emular su estilo y su fama. ¿En qué momento se pasa al lado oscuro del arte? ¿Cuándo deja de ser pintor para ser falsificador? Esta exposición que se abre al público en el Círculo de Bellas Artes nos acerca un poco más a la figura de uno de los más grandes estafadores del mundo del arte. Gracias a su estilo, este magnífico imitador de los más famosos pintores vendió más de 1.000 falsificaciones. "Se ha dado un paso muy importante porque hemos podido llevar a cabo una investigación hablando con personas que le conocieron y trabajaron con él y todo está aquí", dice la comisaria Dolores Durán.

user_50_elmyr_de_hory_al_estilo_de_van_dongen 
Elmyr de Hory. A la manera de Van Dongen. Óleo sobre lienzo. 40x50 cm. Colección Mariano Llobet 

Aunque se pasó años vendiendo falsos picassos por toda Europa logró retirarse siendo un desconocido a Ibiza, donde vivió como un rico heredero durante años. Pero su nombre llegó a los medios tras el escándalo Meadows: el coleccionista norteamericano descubriría en 1967 que 40 cuadros, nada menos, de su magnífica colección de impresionistas y postimpresionistas eran falsos. La investigación dio con los marchantes y estos llevaron a la policía hasta Elmyr de Hory. Su nombre ya era famoso. El también estafador Clifford Irving contó su historia en Fake! (¡Fraude!) y las andanzas de ambos atrajeron a Orson Wells que les dedicó el documental F for Fake, una reflexión sobre la realidad y la falsedad a la que el director era tan dado (recordemos La Guerra de los Mundos) en la creación artística. Un análisis al que quiere también unirse esta muestra. "La exposición tiene dos caras -explica la comisaria-, por un lado el disfrutar de unas obras magníficamente pintadas, inspirándose en artistas impresionistas a los que todos conocemos, mostradas como si fueran obras verdaderas, es decir, el placer estético. Y una segunda lectura en la que se plantean el concepto de autoría, la apropiación, la imitación, el papel del los expertos, de los marchantes, es decir las mentiras y las verdades del arte".

user_50_elmyr_de_hory_al_estilo_de_picasso 
Elmyr de Hory al estilo de Picasso. Colección MACE. Ajuntament d´Eivissa 


user_50_0elmyr_de_hory_a_la_manera_de_picasso_dame_en_bleu_acuarela_sobre_papel_51x37_cm_colecci_n_branger 

Elmyr de Hory. A la manera de Picasso (Dame en bleu). Acuarela sobre papel. 51x37 cm. Colección Branger 


user_50_0elmyr_de_hory_a_la_manera_de_picasso_litograf_a_50x67_cm_colecci_n_mariano_llobet 

Elmyr de Hory. A la manera de Picasso. Litografía. 50x67 cm. Colección Mariano Llobet 

Todo ello aportando documentación inédita y datos que no se conocían. El propio Clifford Irving ha colaborado en el proyecto que el Círculo de Bellas Artes, donde se puede ver la muestra hasta el próximo 12 de mayo, ya ha bautizado como Proyecto Flake. Pero no es el único. Dolores Durán ha estado en contacto con muchas de las personas que se movieron alrededor de Elmyr. Uno de los que grababan para él, por ejemplo, cuenta cómo en mercados de libros de viejo compraban ejemplares antiguos con fotos de obras impresionistas pegadas, despegaban la imagen del Monet de turno para poner su cuadro que pasaba así a la historia del arte, quedando para siempre documentado como un paisaje del famoso impresionista.


user_50_elmyr_de_hory_a_la_manera_de_matisse2 

Elmyr de Hory. A la manera de Matisse (detalle)


user_50_elmyr_de_hory_a_la_manera_de_matisse 

Elmyr de Hory. A la manera de Matisse. Óleo sobre lienzo. 71x48 cm. Colección Rafael Perera 

Pensando en eso, la imagen de un Elmyr de Hory rencoroso y queriendo vengarse de un mercado que no supo reconocer su arte y de unos artistas que no llegaron a ser colegas cobra fuerza. También Wells apoyó la teoría de que con su trabajo se reía de los que le había criticado y no habían querido ver su valía. Porque Elmyr jamás copiaba, sus cuadros y dibujos son obras pintadas a la manera de Picasso, Matisse o Modigliani. Se inspiraba en ellos, decía, incluso, que lograba entrar en su alma y que muchos de ellos querían que continuase con su trabajo, que pintase obras que no habían tenido tiempo de pintar.


user_50_elmyr_de_hory_a_la_manera_de_vlaminck 

Elmyr de Hory. A la manera de Vlaminck. Litografía. 60x78 cm. Colección privada 

Por rencor o no, la cuestión es que seguramente muchas de sus obras estarán todavía hoy colgadas en museos y colecciones. El escándalo Meadows sirvió para destapar algunas. En un museo de Tokio apareció otra, al agual que en una subasta. El Fogg Museum de Harvard supo que poseía un Elmyr de Hory casi por casualidad... "Es de suponer que descubrieron algunos, otros no", cuenta la conservadora que gracias también al apoyo de estas instituciones ha podido realizar una jugosa investigación casi casi detectivesca que hoy toma forma de exposición y que continuará el próximo mes de abril con un ciclo de cine y un congreso, también en el Círculo de Bellas Artes, todo en torno al Proyecto Fake. 


user_50_elmyr_de_hory_a_la_manera_de_monet 

Elmyr de Hory. A la manera de Monet. Óleo sobre lienzo. 65,5x85 cm. Colección privada 



Otras obras


user_50_0elmyr_d_hory_paul_gauguin_leo_sobre_tela_68x82_cms 

Elmyr de Hory. A la manera de Paul Gauguin, óleo sobre tela, 68x82 cm


user_50_0elmyr_de_hory_fauve_landscape_in_the_style_of_maurice_de_vlaminck_ca_1968_oil_on_canvas 

Elmyr de Hory, 'Fauve Landscape,' in the style of Maurice de Vlaminck, ca. 1968, oil on canvas


user_50_elmyr_de_hory_al_estilo_modigliani 

Elmyr de Hory a la manera de Amadeo Modigliani, este cuadro lo vendió su marchante a Marilyn Monroe.


user_50_retrato_de_mujer_hory_modigliani 

Retrato de mujer al estilo de Amadeo Modigliani. Este cuadro corresponde a la última etapa de Elmyr en la cual reconoce la autoría de los mismos. Su firma se puede contemplar en la parte superior derecha de esta imagen. Elmyr de Hory



user_50_2013_2_6_photo_7f02f261bbb5452e113ad77ff7d7b283_1360169107_54

Elmyr de Hory. Fotografía de Josep Buil Mayral. Arxiu del Consell Insular d'Eivissa 



Pues esto es todo amigos, espero que os haya resultado interesante la recopilación dedicada a Elmyr de Hory, fue el artista que puso en jaque a los críticos con sus falsificaciones. Llegó a pintar más de mil cuadros que colgó en museos y colecciones. Se le considera como uno de los mayores falsificadores de arte de la historia, alguien que incluso se atrevió a burlar las reflexiones más profundas sobre la autoría, la autenticidad y el valor de las creaciones artísticas. 



Fuentes y agradecimientos: elpais.com, elcultural.es, lainformacion.com, jorgecolomardetectives.com, flickr.com, elreferente.es, elcomentamierda.blogspot.com.es, pinturaiiipalomalindez.blogspot.com.es, arteinformado.com y otras de Internet.

El célebre falsificador Elmyr de Hory provoca reflexión sobre el arte 



user_50_0_1_1360321111_425475 

En una reflexión sobre la realidad y la falsedad en el mundo de la creación artística, el madrileño Círculo de Bellas Artes muestra una selección de obras de Elmyr de Hory. La intención de Hory era confeccionar una lista con estas obras pero "o nunca existió realmente esa lista o no le dio tiempo a hacerla. 


¿Qué es lo que determina el valor de una obra de arte?. Partiendo de esta pregunta y de otras formuladas en torno a la identidad, la exposición "Elmyr de Hory. Proyecto Fake" indaga en los conceptos de verdad y ficción a través de la obra del artista considerado el mayor falsificador del mundo. 

En una reflexión sobre la realidad y la falsedad en el mundo de la creación artística, el madrileño Círculo de Bellas Artes muestra una selección de obras de Elmyr de Hory, del que se dice pintó más de mil cuadros, algunos de los cuales colgó en museos y colecciones de todo el mundo con las firmas de los artistas más destacados. 

Junto a una veintiuna de obras tituladas "A la manera de..." Picasso, Modigliani, Monet, Matisse, Renoir, Derain o Van Dongen, entre otros, se exhiben pinturas creadas por el propio artista húngaro, quien presumía de que muchas de sus obras seguían colgadas en museos e instituciones de renombre internacional. 


user_50_0_2_1360321081_303266 

La intención de Hory era confeccionar una lista con estas obras pero "o nunca existió realmente esa lista o no le dio tiempo a hacerla, ya que, para evadirse de la justicia, simuló su propio suicidio, pero falleció por un error de cálculo", recordó la comisaria de la exposición, Dolores Durán. 

Elmyr de Hory (Budapest,1906-Ibiza, 1976) no se consideró nunca un falsificador, sino "una víctima de las costumbres y las leyes del mundo del arte. Para él, lo que era un fraude era el mercado", declaró la comisaria. 

Durán ha advertido que en esta exposición ha querido por un lado mostrar al artista falsificador, y por otro "plantear una reflexión sobre la esencia del arte, sobre qué es lo que se valora en el arte". 


user_50_0_3_1360321061_273496 

Para ello, ha partido del libro "¡Fraude!. La historia de Elmyr de Hory, el pintor más discutido de nuestro tiempo", biografía que escribió Clifford Irving, también célebre falsificador y amigo del artista, que intentó engañar al mundo al escribir una falsa autobiografía de Howard Hughes. 

Esto hace pensar a la comisaria sobre "¿cuánto hay de verdad en la que escribió (la biografía) sobre Hory?". 

Otra de las líneas utilizadas es el documental "F for Fake", que Orson Welles dedicó a ambos estafadores y en el que el cineasta plantea una reflexión sobre la realidad y la falsedad en el mundo de la creación artística. Además, se interroga sobre qué es realmente el arte y quién tiene el poder de decidir qué es artístico y qué no. 

En su investigación, Dolores Durán ha utilizado fuentes documentales, testimonios de personas que le conocieron y sus propias declaraciones, "aunque contaba las cosas de una manera y al día siguiente lo hacía de otra diferente", por lo que "partimos de un mundo de ficción". 


user_50_0_5_1360321031_203406 

La comisaria recordó algunos de los engaños de Elmyr de Hory, quien vendió a una amiga un cuadro como si fuera un Picasso, "y ésta más tarde se lo vendió a un museo por el triple", e hizo referencia a un cuadro que estuvo quince años colgado en un museo como si fuera de Matisse. 

El mayor falsificador del mundo "logró su objetivo: que sus obras fueran reconocidas", señaló la comisaria ya que existen falsificaciones de sus propias falsificaciones. 

Como complemento de la exposición, organizada en colaboración con la Subdirección General de Promoción de las Bellas Artes, se proyecta el documental "Historias como cuerpos, cristales como cielos", en el que su directora Ana Useros se centra en la identidad y el disfraz, "lo que somos y lo que dicen que somos".

Useros partió de la idea de identidad como frontera, como algo que impide cruzar esas fronteras y vivir mejor, construyendo así un relato "sobre identidades que constriñen y de las que te puedes escapar con el disfraz, aunque esto genera mucha soledad". 

Frente a ello, la directora propone alternativas que giran en torno a "la política de lo común y la disolución del concepto de autoría. El documental no es una obra de arte, es una obra de crítica", consideró. 


user_50_0_4_1360321008_744554 

El mayor falsificador del mundo "logró su objetivo: que sus obras fueran reconocidas". 


Fuente: milenio.com - Fotos: Kote Rodrigo EFE
Fuente
http://www.foroxerbar.com


Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...