Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

sábado, 21 de enero de 2017

El arte japonés conquista el Thyssen


                            La cortesana Hinakoto de la casa Hyogo.Kitagawa Utamaro.C.

La exposición 'Japón. Grabados y objetos de arte' se inaugurará el 31 de enero - La nueva muestra de la pinacoteca contiene obras de artistas sobresalientes del período Edo, adquiridas por el empresario José Palacio

La selección de piezas reunirá estampas ukiyo-e (literalmente ´pintura del mundo flotante´) de entre principios del siglo XVIII y mediados del XIX, que reflejan la evolución de este arte y reúnen sus temas y artistas principales, como los popularmente conocidos Utamaro, Hiroshige y Hokusai
El Museo Carmen Thyssen Málaga reunirá en su próxima muestra temporal una selección de grabados y una veintena de objetos de arte japonés, con la que invita a descubrir una de las colecciones más importantes de España de este tipo de obras perteneciente al Museo de Bellas Artes de Bilbao.
La exposición 'Japón. Grabados y objetos de arte', que se inaugurará el próximo 31 de enero, contiene obras de artistas sobresalientes del período Edo, adquiridas por el empresario José Palacio. La selección de piezas reunirá estampas ukiyo-e (literalmente ´pintura del mundo flotante´) de entre principios del siglo XVIII y mediados del XIX, que reflejan la evolución de este arte y reúnen sus temas y artistas principales, como los popularmente conocidos Utamaro, Hiroshige y Hokusai.
La colección ejemplifica un tipo de coleccionismo exclusivo y selecto en su tiempo y es contemporánea al fenómeno europeo del japonismo, que generó no solo un apasionado interés por el arte japonés entre los coleccionistas, sino también una notable influencia en los grandes artistas europeos del momento, que la incorporaron a sus obras como una fuente de renovación y modernidad.
Palacio adquirió su colección, compuesta por más de 200 piezas, en París, y fue legada al Museo de Bellas Artes de Bilbao en 1954. Mostró interés por los enseres cotidianos, decorados con extraordinaria delicadeza, como los guardamanos de las espadas japonés (tsubas), estuches de madera (inro), que colgaban del cinturón del kimono y servían para guardar cosas diversas, junto a sus contrapesos tallados (netsuke) o los delicados objetos de laca urushi.
El período Edo –antiguo nombre de la ciudad de Tokio- comprende más de doscientos años (1615-1868). Fue una etapa dominada por la burguesía y un momento de expansión popular, donde sus costumbres y su ocio se convirtieron en protagonistas del grabado, siendo éste el medio de expresión más significativo. El modo de producción resulta muy interesante.
Para esta breve exposición, los temas seleccionados son la representación de la belleza femenina, el ocio, el paisaje, y algunas leyendas japonesas, en estampas realizadas por los autores más conocidos en su cultura y en el arte occidental, pertenecientes a la llamada cultura ukiyo –mundo flotante-.
La exposición sustituye a 'Sorolla. Apuntes de Nueva York', que estuvo abierta al público hasta el pasado 8 de enero, y por la que pasaron más de 53.000 personas. La muestra estaba formada por gouches, dibujos y material gráfico y documental del viaje que realizó el artista valenciano a la ciudad de los rascacielos a principios del siglo XX. Para más información de cómo planear su visita puede consultar horarios y precios de entradas en la web del propio mueso http://www.carmenthyssenmalaga.org/
Fuente


Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...