Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

martes, 3 de enero de 2017

Rumbo a Madrid: ¿cómo potenciar el arte argentino?

Resultado de imagen de arco madrid 2017



Rumbo a Madrid: ¿cómo potenciar el arte argentino?
Escenario central. El tradicional encuentro en la capital española convoca, cada año, a artistas, galeristas y coleccionistas del mundo.

Lo galeristas se preparan para ocupar el rol central que tendrá el país en la gran feria española. 
Vital y diverso el arte argentino tendrá una excelente oportunidad de mostrarse desde febrero próximo en ARCOmadrid. Los resultados no se traducirán en euros contantes y sonantes, pero los coleccionistas, curadores, galeristas y directores de instituciones del mundo que acudan a la feria madrileña sabrán de qué habla el arte vernáculo actual.
La presencia argentina será fuerte: como país invitado de honor, tendrá un programa central dentro de la feria y otro paralelo que tomará vida en distintos puntos de la capital española, con propuestas que van de la música al teatro.
De las 12 galerías para ese espacio central elegidas por Inés Katzenstein, curadora oficial del Foco Argentina seleccionada por España, la Galería Jorge Mara-La Ruche es una de las que atesora experiencia.
En diálogo con Clarín, Jorge Mara subraya que con la atención puesta en el país, el arte local tendrá más empuje: “La expectativa siempre es la de difundir y vender”. No obstante, aclara que “el mercado español está muy caído, muy mal, a pesar de los signos que ahora muestran un repunte. Las ferias tiene muchos imponderables”.
El galerista hace un diagnóstico de lo que pasó en Art Basel Miami, “que empezó muy mal, con pocas pocas ventas. Pero de pronto, sobre el final de la feria, vendimos bastante bien y eso tuvo que ver con la presencia de instituciones y coleccionistas”.
El mercado español no se aventura demasiado en materia de artes visuales, según el galerista. “No va hacia las novedades, sino que los coleccionistas e instituciones buscan lo que conocen y la feria es un escenario donde lo nuevo no es lo que más destaca. En España, las grandes instituciones que siempre hicieron adquisiciones hoy tienen muy poco presupuesto”.
Mara no ahorra su crítica a ARCO que hace tiempo debió hacer foco en el arte latinoamericano: “Lo que pasa es que ésta es una época infausta por razones económicas y el mercado del arte se ha resentido. Argentina tiene dos ventajas: alta calidad y precios bajos. Pero quizá el debate acuciante sea cómo construir una relación entre las galerías con el medio institucional y el coleccionismo. No hay un mercado activo local. Y sin eso es muy difícil que haya mercado internacional”.
En el otro lado de la balanza, Leopol Mones Cazón, de la galería Isla Flotante, considera a ARCOmadrid “una puerta de entrada al mercado europeo, sumamente atractiva. Es lo opuesto a Miami”. El galerista dice que el impulso de compra que tiene el mercado norteamericano se reemplaza por la trayectoria que se va forjando con el tiempo. Opina que “el arte argentino tiene una baja inserción, en parte debido a la baja presencia en las ferias” del sector.
El empuje de ExportAr, la agencia de comercio internacional que dependía de la Cancillería, incrementó la presencia argentina en ferias, según Mones Cazón, y eso “permitió la apertura a galerías emergentes”.
Como iniciativa de largo aliento, Isla Flotante comenzó su andadura internacional en la Feria de Arte ABC Berlin Contemporary. La capital alemana congrega a grandes galerías en Alemania, sin embargo la feria berlinesa no es tan vigorosa como la de Colonia en materia de adquisiciones. Aun así, Mones Cazón subraya la “enorme circulación de coleccionistas e instituciones que circularon por ABC. Hicimos muy buenos contactos. Este no es un mercado de shock, exige perseverancia y constancia”.
En orden al espacio que el arte argentino tiene en colecciones privadas e instituciones europeas, de cara a ARCOmadrid, el galerista dice que “nuestro arte es desconocido; tampoco hay una difusión abundante de la escena artística local. Casi no hay presencia de obras de arte argentino en colecciones. Sin políticas culturales, hay informalidades. Por eso, pensando en el interés colectivo del sector, hemos creado una Cámara de Arte Contemporáneo Primario –Meridiano-, integrada por artistas y galeristas que producen su obra, la exhiben y la venden”.
Entre los 12 elegidos está también la tradicional Galería Ruth Benzacar con dos stands. Orly Benzacar contó a Clarín que 2017 es su regreso a ARCOmadrid. “Fui a ARCO durante 21 años consecutivos. Somos la galería de presencia más antigua en esta feria. Para mí tiene una fuerte carga simbólica volver ahora, luego de haber estado cinco años en Art Bassel Suiza. Decidí que mi Feria en Europa tiene que ser ARCO”. La galerista tendrá stand propio en el Foco Argentina, con dos artistas y obras respectivas que seleccionó Katzenstein, pero además tendrá otro espacio con obras de varios creadores. Entre otros Carlos Ferreira, Luciana Lamothe, Liliana Porter, Guillermo Kuitca, Eduardo Basualdo, Jorge Machi y Leandro Erlich. Como se aprecia, consagrados.
Benzacar buscará un perfil potente para su espacio. “El primer curador en una feria es el galerista. No llevo un eje temático, sino artistas”, puntualizó. La galerista, además, viajará a mediados de febrero para la gran muestra de Jorge Macchi en el Centro de Arte Dos de Mayo, en Móstoles, que es la retrospectiva que estuvo en el Malba con mucho éxito.

Fuente
http://www.clarin.com/

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...