Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

viernes, 13 de noviembre de 2015

Los millonarios chinos, grandes compradores de arte en subastas de Nueva York

 Una obra del argentino-italiano Lucio Fontana alcanzó los u$s 29 millones
Una obra del argentino-italiano Lucio Fontana alcanzó los u$s 29 millones

En sólo una semana, las compras sumaron u$s 500 millones. Un sólo billonario asiático se quedó con varias obras, por las cuales pagó entre u$s 11 millones y u$s 170 millones

 El billonario chino Liu Yiqian compró varias obras, como esta "Taza de pollo" en u$s 36 millones
El billonario chino Liu Yiqian compró varias obras, como esta "Taza de pollo" en u$s 36 millones

Además de prestarnos yuanes para equilibrar nuestras reservas en el Banco Central, hay también 240 multibillonarios actualmente en China, según la Revista Forbes; son personas que tienen más de u$s 1.000 millones de capital.
Uno de ellos es Liu Yiqian, que no es el más rico; es propietario de un Laboratorio de Medicina y tiene solamente u$s 1.380 millones, pero ya se le conocen inversiones en arte de más de u$s 500 millones (un tercio de su fortuna). Siempre intenta pagar con su American Express y ganar millas para sus viajes. El año pasado pagó u$s 36 millones por un pequeña tacita, llamada "taza de pollo", para tomar caldo, lo que suponemos por su nombre. 
Por una caligrafía china abonó u$s 14 millones (y hasta le discuten su autenticidad); por un tapiz budista del Siglo XV, pagó u$s 45 millones; por un trono de madera, u$s 11 millones, y por un jarrón en cerámica, bastante craquelado, aportó u$s 15 millones. 
Yiqian tiene en Shangai dos museos con obras chinas en su mayoría, y ahora decidió aportarle arte occidental. El lunes pasado compró el desnudo de Modigliani en u$s 170 millones, duplicando su estimación y venciendo a siete oferentes en el teléfono; el último desnudo similar también lo vendió Christie’s en 2003, en u$s 27 millones, así que el genial italiano se ha valorizado un 500% en una década. Parece que la semana pasada también compró otro Modigliani, muy lindo sin duda, en u$s 47 millones y no estoy seguro si no se compró algo más. 
Otros chinos compraron también la mayoría de las esculturas de Alexander Calder, esos preciosos móviles, en valores nunca vistos: desde u$s 1 millón por pequeños, hasta u$s 9 millones por otros de 150 cm de largo. 
Sotheby’s vendió u$s 780 millones en cuatro subastas, con ventas del 90% de lo ofrecido, pero como dio garantías de venta por varios lotes que no se vendieron, su acción bajó un 6% en un día. Sólo a la familia Taubman le pagó 515 millones, pero creemos que logrará beneficios. Generalmente la comisión bruta de las casas de subasta es del 18,3%, pero Sotheby’s ha resignado algunos puntos para lograr buenas obras y hoy su promedio está en el 15,3%.
Para mí, el más fabuloso precio fue una pequeña témpera de René Magritte (33 x 25cm) que nos recordaba el "Affaire de Thomas Crown" y se pagó casi u$s 7 millones. 
Esta semana, también en cuatro subastas, Christie’s recaudó u$s 930 millones, pero también perdió plata con algunos lotes; por ejemplo, una serigrafía con cuatro retratos de Marilyn, de la cual existen tres ejemplares, parece que tenía una garantía de venta de u$s 44 millones y se vendió en u$s 38 millones; quizás el consignante dio otras obras a la venta y pudieron amortizar la pérdida. 
Insólito fue el precio de un Lucian Freud, retrato del militar Parker Browles, tristemente conocido por haber sido el engañado ex-marido de Camila, la mujer del Príncipe Carlos; es de tamaño natural y se pagó la locura de u$s 35 millones en Christie’s, pese a que el día anterior un desnudo bellísimo de la hija del artista, Bella Freud, no logró comprador en u$s 20 millones. 
Un lindísimo paisaje de Van Gogh tuvo sólo un oferente en u$s 54 millones; se esperaba más y posiblemente va camino de China. 
Hubo un nuevo récord para el argentino-italiano Lucio Fontana, en u$s 29 millones, por un huevo de color yema, repleto de agujeros. 
Algunas ventas parecen "cargadas". En 1990, Félix González Torres realiza una instalación con 25 kilos de caramelos envueltos en celofán y los distribuyó en una fila de 5 metros de largo y 40 cm de ancho; en 1998 un audaz los compró en dulces u$s 159.000 y ahora se vendió en u$s 6,5 millones, es decir, 40 veces más. Nadie puede garantizar si son los mismos caramelos y en qué estado se encuentran, capaz son argentinos y producidos por Arcor. 
El domingo a la noche, a la misma hora que "Periodismo para todos", la subastadora Phillips vendió u$s 67 millones con algunos récords. 
La próxima semana hay cuatro ventas del autotitulado Arte Latinoamericano; venderán unos u$s 50 millones en total, ya que seguimos siendo del Tercer Mundo, mal que nos pese, un absurdo. Parece que se ofrecen 42 obras de Fernando Botero, demasiada oferta en tan poco tiempo. Esperamos que los precios del genial colombiano no sufran este disparate.
Fuente
http://www.cronista.com



Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...