Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

lunes, 28 de marzo de 2016

Fallecido pintor colombiano plagiaba obras de artista ruso

Georgy Kurasov confirmó que algunas pinturas de Diego Lozano son réplicas mal hechas de sus obras.

En exposición realizada en Unicentro se exhibió la copia de 'Crucifixión'.
Foto: Archivo Llano Sie7edías
En exposición realizada en Unicentro se exhibió la copia de 'Crucifixión'.

Foto: Archivo Llano Sie7edías
En exposición realizada en Unicentro se exhibió la copia de 'Crucifixión'.
Algunas de las obras del artista Diego Armando Lozano, quien falleció en Villavicencio en septiembre de 2015, son copias del reconocido pintor y escultor ruso Georgy Kurasov, quien calificó al pintor colombiano como un estafador.
En algunas fotografías tomadas durante una exposición realizada en marzo de 2014 en el centro comercial Unicentro (Villavicencio), y bajo la curaduría de Duperly Martínez, se observan dos de ellas: Tango night y Crucifixión. Inclusive, una hizo parte de la subasta 'Arte por la vida' realizada por Corcumvi en la Biblioteca Germán Arciniegas de Villavicencio, bajo la coordinación del curador Héctor Ramírez.


Llano Sie7edías contactó al artista ruso Georgy Kurasov, quien confirmó queson copias de sus pinturas, “pero infortunadamente de una mala calidad artística. Si este artista hizo referencia que estas pinturas son reproducciones de imágenes de Georgy Kurasov, está bien. Si no, él era un estafador. Este artista engañó a la gente”, escribió Kurasov, en un correo electrónico, y sugirió, además, que el asunto fuera aclarado. “Considero que es una vergüenza por engañar a los compradores (...) ”, agregó.

Respecto a si Lozano había manifestado que algunos de sus cuadros presentados en subastas eran, efectivamente, copias de obras originales, Héctor Ramírez afirmó “que no hubo ningún planteamiento de él. A él se le habló en varias oportunidades de esa preocupación por lo que estaba copiando muy cercano a la obra y la intervención la reducía a unos u otros elementos sueltos dentro del cuadro, pero digamos que él ya no estaba para escuchar consejos”.
Por su parte, Libardo Archila, docente de la Escuela de Artes ‘Miguel Ángel Martín’, aseguró que conocía del supuesto plagio, que le hizo saber que estaba mal, pero que no lo anunció en su momento por la enfermedad que sufría el artista y por la que muchos se solidarizaron con el pintor: La alcaldía de Villavicencio promovió algunas subastas y exposiciones, donde se vendieron varias de sus pinturas.
“En el arte contemporáneo hay algo que se llama apropiación, pero se debe indicar que se está tomando como referencia tal obra, de tal artista. La obra sin aportarle nada nuevo, o sea, sin modificarla de alguna forma, es simple plagio”, ratificó.
Cuando esto ocurre, según Ramírez, se debe aclarar por detrás del lienzo que se trata de un homenaje a determinado artista o que es una copia. Además, en el frente no debe llevar firma del artista, porque estaría dándole certificado de propiedad, cosa que no ocurrió, por ejemplo, con la obra Tango night, que fue firmada por Lozano y que además hizo parte de una subasta apoyada por la Alcaldía de Villavicencio en el gobierno pasado. Y aunque allí no se vendió, la pintura fue luego comercializada por el mismo artista en 700.000 pesos.
"Si compraron una mala copia de mis pinturas, bajo el nombre de otro artista, entonces sería mejor que aprendieran que ese artista era un plagiador", concluyó el pintor ruso, quien tiene un catálogo completo de su obra en la página kurasov.com. Allí se aprecian, además, otras obras que también fueron copiadas, entre ellas la de una mujer en bicicleta y otras con influencias del cubismo.

Andrés Molano Téllez
LLANO SIE7EDÍAS
Fuente
http://www.eltiempo.com

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...