Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

miércoles, 25 de mayo de 2016

Lleva la cultura mexicana a Kuwait



Chihuahua, Chih.- Polina Porras Sivolobova, es una chihuahuense, hija de padre aldamense y madre rusa, que tras concluir la secundaria en Aldama, junto con su familia emigró a los Estados Unidos. Estudió la licenciatura en artes en El Paso y después la maestría en artes en Nueva York, carrera que le ha permitido innovar y mostrar su obra al mundo, en México, Estados Unidos y otros países durante los últimos 15 años de su vida.

La exposición más reciente la realizó en Kuwait, donde vendió casi todas sus obras, invitada por la embajada de México en aquel país, con motivo del 40 aniversario de relaciones binacionales México-Kuwait, evento en el que también impartió un taller de papel mache y cartonería en el que los asistentes aprendieron a hacer alebrijes.

Polina Porras, es profesora y gestora de arte en Nueva York, en diversas instituciones de educación pública donde imparte su cátedra de arte multidisciplinario: danza, teatro, artes plásticas, pintura, escultura, fotografía, video, fotografía “se crea una amalgama de estas disciplinas, que aunque sean todas muy distintas una de la otra, al final es una expresión humana”, dijo.

Esta artista mexicana-rusa, ya que nació en Moscú, y a sus tres años se vino a la tierra de su padre, en Aldama Chihuahua, donde permaneció hasta concluir la secundaria, ha expuesto sus obras en museos e instituciones comunitarias de Nueva York, ha escrito un libro y producido y dirigido un documental que habla de sus abuelas, una chihuahuense y la otra rusa.

En los últimos años, Polina Porras se ha dedicado a las artes plásticas y al performance, que según explica, “el performance, es un arte efímero, se hace y desaparece y solo queda en la memoria y recuerdo, aunque ahora queda en video gracias a las cámaras. Son experimentos sociales, porque se interactúa con el público, incluso se puede hacer en la calle, donde se trata de sorprender a la gente y sacarlos de su cotidianeidad”.

La artista comentó que el performance, es una acción que puede tomar forma en cualquier lugar con el fin de concientizar al público. Nació en los años sesentas y viene de las artes plásticas, los primeros en hacer performance eran escultores y pintores, en él se deben usar las metodologías del arte plástico para crear una interacción, según comentó.

Polina Porras, hace fotografía y pintura  con temas culturales, sociales y de género.  En su más reciente exposición en Kuwait el tema fue de cultura mexicana, se llamó "Juguetes, Mascaras y Cuentos: la visión de una artista mexicana",  en evento organizado por la embajada de México en Kuwait, con el apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Departamento de Cultura.

“Para concluir con la exposición de Kuwait fue muy emocionante recibir el apoyo de la Secretaria de Cultura y educación y especialmente de la embajada de México en Kuwait, así también como haber tenido el acercamiento a la gente Kuwaití y de los mexicanos que viven allá…gustó tanto que vendí casi todo en la exposición”, expresó en entrevista vía internet, desde Nueva York para El Diario.

Explicó que su exposición consistió en dos obras, ambas inspiradas en la mitología azteca y artes tradicionales de México. La primera fue una serie de títeres que fueron creados y utilizados para una obra de títeres llamada "Los Ablebrijes en Busca del Sol" previamente presentada en Nueva York y con la cual se ganó una beca de Queens Council on the Arts y la otra obra fue un libro-artístico titulado "Viaje al Mictlan".

En cuanto a su libro dijo, es una colección de imágenes y vídeos de tres obras, que abarca más de nueve años de su trabajo, inspirado en el mito azteca de Mictlán, “la tierra de los muertos”.

Polina Porras, en 2014 también estuvo en Oaxaca desarrollando el proyecto "Viva la Vida" durante 10 meses, donde trabajó en varias actividades artísticas, principalmente performance en el que participaron 25 niños que con una previa capacitación en temas como igualdad de género a través del arte, los ritos aztecas y diversos ritos religiosos, el juego como motor creador y modo participativo, actividad concluyó este año con una exposición en el Museo de Arte de Contemporáneo de Oaxaca.

Entre sus experiencias como performance, comparte que en marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, expuso un tendedero colectivo abajo del metro en Nueva York, con ropa interior sobre la que pedía a los transeúntes que escribieran reflexiones sobre el amor, mensajes de concientización sobre lo que es el amor y la mujer.

Durante esa misma exposición ella vistió mucha ropa una encima de otra, misma que fue eliminándola hasta quedarse en traje de baño,  ocasionando con ello que se paralizara la calle para verla. El público eran puros hombres y especialmente latinos, a quienes pudo exhibirles un letrero que decía: “Día Internacional de la Mujer”. Sin embargo, con ello pudo conocer la percepción de los latinos sobre la mujer.

Finalmente dijo que “el arte nos enriquece como seres humanos, y su misión es ampliar la visión de lo que es el arte, porque es algo que hemos hecho desde que vivíamos en cavernas. No es cuestión de élite”, finalizó.

Su participación más reciente en Nueva York, fue durante  “el festival de sobremesa”, donde expuso sobre "el rendimiento del comer” donde pudo exponer sobre comida tradicional mexicana.

Fuente
http://eldiariodechihuahua.mx

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...