Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

lunes, 13 de junio de 2016

El hombre que se cosió los labios contra Putin cuenta lo que vio en prisión

pyotr
Pyotr Pavlensky, el artista político más polémico de Rusia, sólo ha sido condenado a una multa
El artista ruso más controvertido vuelve a ser noticia. Después de pasar 7 meses en prisión por haber quemado la puerta del edificio del Servicio Federal de Seguridad, los servicios secretos rusos conocidos como FSB, un juez ha liberado a Pyotr Pavlensky condenándole a un pago de 6.780 euros de multa.

Durante los meses que Pavlensky ha estado retenido, la pena de cárcel ha planeado sobre su cabeza. Tanto él como su defensa temían que la respuesta del gobierno ruso a sus acciones fuera muy dura, pero no ha sido así.
Conocido por clavarse el escroto al suelo en medio de la Plaza Roja o cortarse el lóbulo de la oreja frente al Kremlin, el artista asegura que su estancia en la cárcel le ha servido para conocer mejor la maquinaria por dentro
Sin embargo, el artista asegura que no está de acuerdo con la pena y que no va a pagar la multa. "Incluso si tuviera esa cantidad de dinero, no la pagaría. Así mismo, pido que ninguna acción voluntaria reúna el dinero para efectuar el pago, ya que entonces esto sería un préstamo", ha declarado el artista tras conocer la sentencia.
Conocido por performances tan dramáticas como clavarse el escroto al suelo en medio de la Plaza Roja o cortarse el lóbulo de la oreja frente al Kremlin, el artista asegura que su estancia en la cárcel le ha servido para conocer mejor la maquinaria por dentro.
Pavlensky en una de sus performances.
"Vi de forma concentrada al servicio de vigilancia, todos los mecanismos para romper una personalidad, los mecanismos de coacción, los rituales burocráticos. Vi el culto a la democracia y la religión que ha crecido en torno a ese culto", dijo el artista el día de su liberación.

Según la sentencia, Pavlensky no ha cometido ningún acto de vandalismo al quemar la puerta del FSB, sino que ha dañado un monumento cultural. "Es un intento de influir en la opinión pública. Si el gobierno hubiera concedido mi petición y me culpaba por haber cometido un acto terrorista, su verdadera cara habría sido expuesta a la luz de la verdad. Pero... el aparato sigue ocultándose detrás de la máscara", expone el artista.
Hay quien se pregunta si la multa ha sido una decepción para él. Pavlensky realiza acciones provocadoras para que el Putin saque los colmillos, y de momento sólo ha conseguido que aparezca, más bien, como un alguien benevolente con sus acciones.
El artista enrollado en alambre de espino como reivindicación contra la opresión estatal.
A pesar de intentar luchar contra el aparato político del Estado ruso con sus performances, el propio Pavlensky cree que es imposible destruirlo. "No, no puede ser destruido. Pero puede ser influenciado, si todos tratamos de influir en él a la vez. Eso depende de la responsabilidad personal de cada uno".
"El aparato político ruso no puede ser destruido. Pero puede ser influenciado, si todos tratamos de influir en él a la vez"
Pavlensky asegura que actualmente no tiene ninguna obra de arte político en mente. Por el momento, su único plan es recurrir la sentencia a la que ha sido condenado.
Fuente

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...