Páginas

Google+ Followers

Seguidores

Translate

visitas contador

lunes, 15 de agosto de 2016

Pato Páez, un artista que también caza talentos

                          


El artista inaugurará el jueves la muestra “Nacimiento”, a las 20 en el Virla

Abandonó la Facultad de Medicina en cuarto año, y desde hace 20 años que vive en Nueva York, dedicado al arte, con su propio estudio ubicado en Brooklyn; pero además, fundó y es uno de los curadores de PotatoMike, una plataforma online que representa a más 100 artistas de distintos países. “Mucho de mi trabajo trata con temas de obstetricia, que era la especialidad que iba a seguir si me recibía de médico”, le confiesa a LA GACETA durante una entrevista. 

Pato Páez ha regresado a la ciudad donde nació, y expondrá el jueves, a las 20, en el Centro Cultural Virla, en una muestra titulada “Nacimiento”, integrada por 12 serigrafías sobre tela. “Decidí tomar la oportunidad del Bicentenario para hacer una obra que sea específica para la conmemoración del nacimiento de una Nación”, cuenta. 

Sus trabajos han sido expuestas en Estados Unidos, Turquía, Francia, España y Puerto Rico. Y cuando regrese a Nueva York, partirá a Arabia Saudita. 

- ¿Cómo te instalaste como artista en Estados Unidos? 

- Mi carrera se desarrolló en forma orgánica y paso a paso a través de los años. Me mudé a Nueva York en 1996. Al principio tomé clases en The Art Students’ League of New York (una escuela de arte que te permite tomar diferentes clases y usar sus estudios), donde estudie con los artistas Larry Poons y Paula de Luccia, a los cuales considero mis mentores. De a poco comencé a entrar en exhibiciones en grupo y a desarrollar mi práctica. De ahí, me empezaron a llamar para hacer colaboraciones, y es cuando comencé mi estudio Imuri Project (www.imuriproject.com). El año pasado, me junte con dos socios (Michael Souter y Malek Jalal) y creamos PotatoMike (www.potatomike.com), una plataforma de internet que facilita la venta de arte. Soy el curador principal, y me dedico a buscar artistas nuevos con mucho potencial. De momento, nuestro equipo está tratando de ver cómo se pueden exportar piezas de arte desde Argentina, lo que es bastante complicado. PotatoMike también tiene una parte de arte colaborativo, con la cual recién empezamos a funcionar y ver cómo se avanza en este campo.

- En tus obras, ¿hay imágenes figurativas o abstractas? Cuando estás frente a la tela en blanca, ¿qué ideas te disparan para comenzar a pintar?

- Mis obras varían, pero son casi siempre figurativas y de tamaño grande. Me gusta la repetición, así es que generalmente uso una imagen y la repito hasta que pierde su significado como imagen singular, y adopta uno nuevo como grupo. Las cosas más importantes para mí en una pieza de arte son el color y la composición, más allá del tema. Las técnicas que me gustan son la serigrafía y también pintar directamente en paredes con pintura en aerosol. Cuando preparo una pieza, no la veo únicamente a ella, sino que me gusta verla cómo aparecerá en el espacio para el cual fue creada. De esta manera, el espacio entero se vuelve parte de la obra. ¿Cómo trabajo? Siempre colecciono imágenes que uso como inspiración. Me lleva unos cuantos meses decidir qué tipo de imagen usaré para la próxima colección, pero cuando decido, el proceso es bastante rápido. Preparamos los stencils o las pantallas de serigrafías y nos dedicamos a repetir la imagen ya sea sobre tela, papel, o directamente sobre la pared. Trabajo con dos chicos fantásticos (Emma y Chris), que me asisten en todo el proceso. Rara vez me paro enfrente de una tela a mirarla, me gusta trabajar en las obras sin pensar mucho y ver qué sale. Tampoco me gusta descartar telas que tengan “errores”. Los errores forman parte de la singularidad de los trabajos. 

En definitiva, ¿en qué te inspiras?

Es difícil apuntar exactamente a qué me inspira, porque uno puede encontrar inspiración en todo. Sin embargo, los temas que surgen en mi trabajo generalmente son elementos de medicina, en especial obstetricia; flores; caras humanas; los colores vivos y variados; y, la repetición de imágenes. Me gustan los colores vivos y los contrastes altos. Ideológicamente, me gusta mantener un espejo a la cara de la sociedad. Con mi obra, quiero causar algún tipo de reacción. Fuese lo que fuese el sentimiento que alguien tenga al ver mi obra, quiero que sea fuerte: ya sea disgusto, amor, humor, lo que sea… menos indiferencia. Si he logrado causar una reacción importante en el espectador, siento que la obra ha sido exitosa.
Fuente
http://www.lagaceta.com.ar

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...