Páginas

Google+ Followers

Translate

visitas contador

sábado, 16 de julio de 2016

Antoni Viladomat I Manalt



Este trabajo está dedicado al pintor barroco catalán del siglo XVIII Antoni Viladomat i Manalt. De este pintor no hay demasiada información, pero aún así la recogida creo, que es de interés para que esté representada en nuestra galería de arte. 

 01_1419434447_642873 

Fragment del Sant Joan de la Sala de Juntes dels Dolors. Suposat autoretrat de Viladomat en la seva joventut.

Viladomat - Antoni Viladomat i Manalt (Barcelona, 20 de marzo de 1678- 22 de enero de 1755), pintor barroco catalán del siglo XVIII y uno de los pintores catalanes más famosos del mismo siglo. Era hijo del dorador Salvador Viladomat Ràfols y de Francesca Manalt. Su hermano, Agustí Viladomat, siguió con el oficio de su padre.

Según la historiografía, aprendió sus primeras lecciones en el taller de Pasqual Bailon Savall, un pintor oriundo de Berga como su padre, autor de parte de las pinturas de la capilla de Sant Benet del monasterio de Sant Cugat. La temprana muerte de su primer maestro (1691) le llevó a entrar como aprendiz en el taller del pintor Joan Baptista Perramon (1692), con el que permaneció entre seis y nueve años. Históricamente se le atribuyen la decoración de la iglesia de los jesuitas de Tarragona (1698) y las pinturas de la bóveda de la capilla de la Casa de Convalescència del Hospital de la Santa Creu de Barcelona (1703), pero hay dudas fundamentadas sobre su más que improbable participación: en el primero de los casos, Antonio Ponz, autor del Viaje de España (1787), confundió este espacio jesuita con la capilla de la Inmaculada Concepción de la Catedral de Tarragona, pintada por Josep Juncosa y Francesc Tramulles. Por otro lado, la capilla de san Pablo de la casa de Convalecencia del Hospital de la Santa Creu de Barcelona fue decorada por Joan Grau y Josep Bal: la intervención de Viladomat se limita al óleo del retablo (1728).


 02_1419434576_435615 

Fragment del Baptisme de Sant Francesc, un suposat autorretrat del pintor.

Su dilatada trayectoria le permitió pintar para casi todos los conventos y monasterios de Barcelona, siendo la pintura religiosa el género que más conreó. El ciclo de veinte pinturas sobre la Vida de San Francisco de Asís para el antiguo convento franciscano de Barcelona, hoy en el Museu Nacional d'Art de Catalunya (depósito de la Real Academia de Bellas Artes de Sant Jordi) le dio fama y constituye, junto con el ciclo del Vía crucis de la Capilla del Dolors en la basílica de Santa María de Mataró, el núcleo de su mejor producción conservada. 


 26antoni_viladomat_capella_dels_dolors_matar_1419509314_630964

'Capella dels Dolors'. Basílica de Sta María en Mataró. Las pinturas al fresco son obra de Antoni Viladomat i Manalt

El prestigio de Antoni Viladomat cabe buscarlo también en sus enfrentamientos contra el Colegio de Pintores, que le llevaron a interponer dos pleitos con el fin de garantizar su condición de pintor licenciado. Ganó ambos pleitos, en 1723 y 1739, y nunca ingresó en la disciplina gremial del Colegio. Por su taller, donde enseñaba el arte del dibujo -Viladomat fue un gran dibujante-, pasaron numerosos aprendices que buscaban perfeccionarse o aprender los rudimentos de esta difícil disciplina.

Espero que este pequeño trabajo recopilatorio dedicado al pintor español, resulte interesante a los amantes del arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar, y contribuya en su divulgación.





 00monumento_a_viladomat_i_manalt_barcelona 

Monumento al pintor Antoni Viladomat i Manalt, situada ante el Parque de la Ciudadela, en Barcelona (Wikipedia).




Algunas obras



A continuación pongo varias obras de Viladomat i Manalt de 1727 en las capillas de San Narcís y San Andreu de la Catedral de Girona.


 11capella_9_10 

Capilla de San Narciso. Catedral de Girona. Capilla situada en el espacio que corresponderia a las naves laterales del presbiterio. Construída entre los años 1313 y 1331, se dedicó a los santos Andrés y Restituto. Contiene un espléndido retablo dedicado a San Narciso, obra de Pau Costa, realizada entre 1718 y 1724, que se complementa con pinturas de Antonio Viladomat, de 1727.


 0martirio_de_san_narciso_pintura_de_viladomat 

Martirio de San Narciso. Catedral de Girona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 0_7detalle_de_la_figura_de_san_narciso 

Detalle de la figura de San Narciso. Catedral de Girona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 0_9san_lorenzo_pintura_de_viladomat 

San Lorenzo. Catedral de Girona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt



Otras obras


user_50_antonio_viladomat_y_manalt_academia_masculina 

Dibujo. Academia masculina. Colección privada. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


user_50_antonio_viladomat_y_manalt_santa_mar_a_magdalena 

Santa María Magdalena. Colección privada. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


user_50_antonio_viladomat_y_manalt_san_juan_evangelista 

San Juan Evangelista. Colección privada. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


user_50_antonio_viladomat_y_manalt_la_transverberaci_n_de_santa_teresa_de_jes_s 

La transverberación de Santa Teresa de Jesús. Colección privada. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


user_50_antonio_viladomat_y_manalt_el_xtasis_de_san_ignacio_de_loyola 

El Éxtasis de San Ignacio de Loyola. Colección privada. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 antoni_viladomat_birth_of_saint_francis_google_art_project

Nacimiento de San Francisco. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 antoni_viladomat_saint_francis_and_saint_clare_at_supper_in_the_convent_of_saint_damian_google_art_project

San Francisco y Santa Clara cenando en el convento de San Damián. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 12_1419503845_806575 

Bautismo de san Francisco. Real Academia Catalana de Bellas Artes de San Jorge. En depósito en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Barcelona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 13jesus_entre_els_doctors_de_la_llei_de_viladomat_s_1_723

Jesús entre los doctores de la ley. 1678. Óleo sobre lienzo.118 x 175 cm. Abadía de Montserrat, Barcelona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


user_50_antonio_viladomat_y_manalt_886963 

La muerte de San Antonio el ermitaño. Óleo sobre lienzo, 144,5 x 208 cm. Obra de Antonio Viladomat y Manalt


user_50_jes_s_concede_a_san_francisco_la_indulgencia_de_la_porci_ncula_pintura_de_antoni_viladomat_perteneciente_a_la_real_academia_catalana_de_bellas_artes_de_san_jorge 

Jesús concede a San Francisco la indulgencia de la Porciúncula. Barcelona, Museo Nacional de Arte de Cataluña (depósito de la Real Academia Catalana de Bellas Artes de San Jorge. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 15_1730_aparici_de_crist_a_santa_teresa_antoni_viladomat_convent_de_sant_anastasi_lleida 

Aparició de Crist a santa Teresa, 1730. Convent de Sant Anastasi, Lleida. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 16_1730_jes_s_troba_la_seva_mare_antoni_viladomat_convent_de_sant_anastasi_lleida 

Jesús troba la seva mare, 1730. Convent de Sant Anastasi, Lleida. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 24antoni_viladomat_adoraci_dels_pastors_1700_1727

Adoració dels pastors, colección particular (Andorra). Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 25antoni_viladomat_sant_josep_i_la_vara_florida

Sant Josep i la vara florida, colección particular (Andorra). Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 20_antoni_viladomat_naixement_de_sant_francesc_1724_1733

Naixement de sant Francesc. Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Barcelona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 17_1730_35_antoni_viladomat_i_manalt_1678_1755_estiu_mnac_barroc

Verano (Estiu). 1730-35. Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Barcelona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 14_1730_35_antoni_viladomat_i_manalt_1678_1755_primavera_mnac_barroc

Primavera. 1730-35. 1730-35. Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Barcelona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 19_1730_35_antoni_viladomat_i_manalt_1678_1755_hivern_mnac_barroc 

Invierno (Hivern). 1730-35. Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Barcelona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 18_1730_35_antoni_viladomat_tardor_mnac_barroc

Otoño (Tardor). 1730-35. Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Barcelona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 21_1724_33_antoni_viladomat_un_boig_est_n_la_capa_perqu_hi_passi_per_sobre_sant_francesc_nen_1724_1733
 
Un boig estén la capa perquè hi passi per sobre sant Francesc nen (Un loco extiende la capa para pasar por hijo de San Francisco). 1724-33. Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Barcelona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 22antoni_viladomat_retrat_d_un_cavaller_de_l_orde_santjoanista_segle_xviii 

Retrat d'un cavaller de l'orde santjoanista. Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Barcelona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


 23antoni_viladomat_natura_morta_amb_verdura_gall_dindi_altre_aviram_i_neules_primera_meitat_del_segle_xviii

Natura morta amb verdura, gall dindi, altre aviram i neules. Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Barcelona. Obra de Antoni Viladomat i Manalt


user_50_antonio_viladomat_bodeg_n_leo_sobre_lienzo_82_x_105_cm_colecci_n_privada 

Bodegón. Óleo sobre lienzo, 82 x 105 cm. Colección privada. Obra de Antoni Viladomat i Manalt



Capella dels Dolors


 05_1419436657_458807

La construcción de la Capilla de todos los Dolores (Mataró) comenzó el 14 de febrero de 1697, Paul Continued, cirujano, su esposa Dorothea y Paul Continued, hijo del matrimonio, vendieron a la congregación de los dolores, por un costo de 180 kilos de Barcelona, el pedazo de tierra para la construcción de la capilla, con un contrato en poder del notario Bonaventura Vigo. Una vez que la tierra fue adquirida, fue hogar de las obras de construcción de la capilla. El 17 de agosto del año 1698 bendijo la tierra y pone la primera piedra.La capilla fue bendecida por el nuevo rector de Santa María, el reverendo Ramon Riera, el 16 de marzo de 1708 y completará la resaren para la Comunidad Presbiteriana Reverenda, pagando por la congregación. El rector que Paul Llorens no pudo ver terminada su obra, porque murió dos meses antes y los frailes Siervos de María confirmó que el reverendo Salvador Wicket como nuevo corrector. el año 1709 que encargó a la congregación la imagen del altar de la capilla a la mataroní escultor Joan Vila. 


 6capella_dels_dolors

La imagen de la madre de Dios debe ser reformada en 1846 por el escultor Lluis Busquets y el rojo, pero la imagen de Jesucristo es el original. Es una imagen con mucho realismo y una de las más antiguas imágenes devocionales que todavía están en Mataró. En el año de 1720 encargó a Antoni Viladomat y Manalt (1678-1755) la decoración de todos los dolores. Sin duda alguna esta decoración ha dado fama a la capilla de Dolores, ha ganado muchos premios y muchos elogios, tanto de los mismos contemporáneos como los historiadores y aún hoy despierta la admiración de muchas personas.


 i50417310_szw1280h1280 

Capella dels Dolors. Obra de Antoni Viladomat i Manalt

En el altar es el nicho de la madre de Dios, que en el pasado había sido cubierto con un cuadro de Antoni Viladomat, quién fue el telón de fondo. A ambos lados hay seis lienzos pequeños que junto con el nicho representan dolores conjuntos de la madre de Dios, que se llaman la corona de los dolores. En las paredes hay representaron el Vía Crucis, financiado por la tercera orden franciscana, la palabra Venerable vamos ya que Jesucristo estaba vestida con hábito marrón de franciscano. 


 27antoni_viladomat_capella_del_dolors_matar 

Para terminar la iconografía encontramos que en la sala de juntas, que fue el lugar donde la Junta de la congregación, ha representado el misterio de la asunción de la Santísima Virgen de los dolores capilla pared decoración, de tres secciones con ábside, está cubierta con bóvedas-soplado a través de cúpulas, que no tienen bordes le da un sentido de lo infinito. Totalmente decorado con temperas, con ilusionista técnica libre para generar toda una serie de ilusiones ópticas, de falsa profundidad.


 28antoni_viladomat_capella_dels_dolors_matar_4

Capella dels Dolors. Decoración mural. Obra de Antoni Viladomat i Manalt.


 29antoni_viladomat_sala_de_juntas_basilica_santa_mar_a_matar

Sala de juntas. Capella dels Dolors. Decoración mural. Obra de Antoni Viladomat i Manalt.

En cuanto a la decoración de la bóveda, que finge la falta de cobertura para mostrar la inmensidad del cielo. En la cúpula en el altar hay dos ángeles que sostienen que la cuerda en la segunda cúpula lámpara allí es un grupo de ángeles que presentan diferentes instrumentos de la pasión y la tercera cúpula se encuentran las actuaciones de las primeras y terceros personas de la Trinidad, Dios el padre y Dios el Espíritu Santo. Es importante señalar que en la representación de esta Trinidad es Jesucristo, la segunda persona, porque Jesucristo está todavía en la tierra; la narración de los murales, en consonancia con el Vía Crucis de las paredes, lleva a cabo el viernes. La persona de Jesucristo en los brazos de su madre, por lo tanto, no ha vuelto a reunirse con el resto de la Trinidad en el cielo. 


 04_1419435885_403204

Capella dels Dolors. Decoración mural. Obra de Antoni Viladomat i Manalt.

El resto de la superficie de la pared está decorado imitando un fondo ficticio, haciendo falsas hojas enfermas arquitecturas. Toda la capilla extiende imaginàriament a todos los lados nos hace ver la realidad en cámaras paralelas, columnas, arcos, balaustradas, etc.. Toda la decoración está diseñada para transmitir una amplitud fingida, considerada hasta el final, según lo evidenciado por el detalle que la lámpara de plata que cuelga del centro de la capilla no tiene de nada, pero dos Ángeles el discutiendo con una cuerda. A finales del siglo XVIII, entre 1780 y 1790 hará el enrejado de madera espectacular que actúa como una plataforma para el corazón de los músicos. Dicha decoración recibió los elogios de todos los visitantes que acudieron a Mataró. 


 30antoni_viladomat_sala_de_juntas_basilica_santa_mar_a_matar_1

El año 1735 el obispo de Barcelona Felipe de Aguado visitó la parroquia de Santa María, y en el mismo tiempo escritura la visita pastoral no puede anotar que [nos] hajam visto que esta capilla está adornada con hermosament y compuesto y no se limita al mismo en la sacristía están alojado y ornamentos necesarios para andas ab toda decencia les sosteniendo las missas; y también ha tenido noticias individuales que esta congregación fue bien gobernados y administrados, así que nos ha tratado con que dice congregación sirve de mucha utilidad y beneficio del edificio de la aldea de ab Mataró espiritual; Lo nos ha servido de consuelo imponderable.


 img_not1

Capella dels Dolors, Mataró. Decoración mural. Obra de Antoni Viladomat i Manalt.



Antonio Viladomat en el Museo del Prado


user_50_antonio_viladomat_bodeg_n_de_pescado_y_langostas 

Antonio Viladomat - Bodegón de pescado y langostas. Cronología: Siglo XVIII. Lienzo, 65 cm x 99 cm. Museo Nacional del Prado. Procedencia: Adquisición, 2009. 

Antonio Viladomat y Manalt ­(Barcelona, 1678-1755). Pintor español. Hijo del dorador Salvador Viladomat, se formó con Pascual B. Savall y Juan Bautista Perramon. 

Sobre una mesa se disponen de izquierda a derecha, un caldero de cobre, un serón de paja con una anguila dentro, varias langostas amontonadas sobre el serón, un par de besugos, un recipiente de barro, unas cebolletas y varias frutas, todo lo cual se proyecta sobre un fondo oscuro. El tipo de disposición y yuxtaposición de los objetos, la manera como están descritos, su gama cromática o las características de la preparación relacionan esta obra directamente con los bodegones Antoni Viladomat (1678-1755) que guarda el Museu Nacional d´Art de Catalunya, en los que pueden apreciarse objetos semejantes (pescados, calderos de cobre, frutos...) realizados con una escritura pictórica muy parecida. El presente bodegón coincide con una entrada del inventario de la Colección Campaner (segunda mitad del siglo XIX), adonde había llegado desde la Colección Senesca: "Un bodegón. Con pesca. Langostas sobre un capacito y un puñado de cebollitas. Vajilla de cobre y barro como accesorios". Posteriormente ha estado en las Colecciones Valls, Ferrater y Galofre. Desde el punto de vista de las colecciones del Museo del Prado, la incorporación de la obra tiene un doble interés. Por un lado, permite ir cubriendo la importante laguna de las colecciones en lo que se refiere a pintura catalana de los siglos XVII y XVIII, con una obra de cierta calidad de uno de sus representantes más importantes. Además, muestra muy bien el nivel al que llegó el bodegón catalán de la primera mitad del siglo XVIII y sirve para explicar desde el Museo del Prado lo que ocurrió en el género de la naturaleza muerta en España desde finales del siglo XVII (cuando se fechan las obras de Gabriel de la Corte) hasta más que mediado el siglo XVIII (de cuando datan los bodegones de Meléndez), un lapso de tiempo respecto al cual la Institución carecía de obras de este tipo (Texto extractado de J. Portús, Museo Nacional de Prado, Memoria de Actividades 2009, pág.3)


user_50_la_sagrada_familia_y_san_agust_n_leo_sobre_lienzo_107_x_72_cm_museo_nacional_del_prado2 

Antonio Viladomat - La Sagrada Familia y San Agustín. Cronología: Primera mitad del siglo XVIII. Lienzo, 107 cm x 72 cm. Museo Nacional del Prado. Procedencia: Legado Pablo Bosch y Barrau, 1916

El Niño Jesús hiere con una flecha el corazón que el santo le ofrece con la mano derecha, arrodillado ante Él. La escena corresponde a un pasaje del Capítulo II del Libro de las Confesiones.

Antonio Viladomat y Manalt ­(Barcelona, 1678-1755). Pintor español. Hijo del dorador Salvador Viladomat, se formó con Pascual B. Savall y Juan Bautista Perramon. Con motivo de la Guerra de Sucesión a la Corona de España, Barcelona se convirtió por unos años en sede de la corte del archiduque Carlos, para la cual colaboraron diversos artistas extranjeros. En este contexto se produjo el encuentro decisivo del artista con el pintor y escenógrafo Ferdinando Galli-Bibiena, que le familiarizó con el arte italiano. Con él trabajó en la decoración de la iglesia de San Miguel en Barcelona (destruida), y logró un estilo personal en el que conjugó elementos del naturalismo seiscentista y gesticulaciones y actitudes del pleno barroco. En 1720 se casó con Eulalia Esmandia y tres años más tarde alcanzó la categoría de pintor licenciado, aunque mantuvo siempre cierta independencia con respecto a la estricta tutela del Colegio de Pintores de Barcelona. En el Museu Nacional d'Art de Catalunya se conserva su obra más conocida, los veinte lienzos sobre la vida de san Francisco (1722-1724) realizados para el claustro del convento franciscano de Barcelona, según Ceán Bermúdez su obra maestra, que entronca con la severa gravedad de los pintores españoles de la vida monástica y en especial con Zurbarán. A este proyecto le siguió otro de mayor envergadura, cuarenta lienzos para la capilla de los Dolores de la iglesia de Santa María de Mataró (1727-1737). Interesantes son también sus escenas de ­género, de las que son buen ejemplo sus alegorías de Las Cuatro Estaciones (Museu Nacional d'Art de Catalunya, Barcelona). Sus bodegones de cocina, como Bodegón del pavo, en el mismo museo, retoman la tradición del claroscurismo tenebrista, al tiempo que presagian algunas obras de Goya del mismo género. Su legado alcanza una gran difusión gracias al taller que instala en la calle del Bou, en el que se forman, entre otros, los hermanos Tramullas. En el Prado se conserva uno de sus lienzos de temática religiosa, La Sagrada Familia y san Agustín, que representa un pasaje de las Confesiones en el que el Niño Jesús hiere con una flecha el corazón del santo. El cuadro procede del legado de Pablo Bosch (1915).



user_50_monument_a_antoni_viladomat_situat_al_passeig_de_llu_s_companys_davant_del_parc_de_la_ciutadella_de_barcelona 

Monumento al Pintor Antoni Viladomat i Manalt (Barcelona, abril de 1678-22 de gener de 1755). La estatua situada delante del Parc de La Ciutadella, en Barcelona. En la actualidad existe en Barcelona una calle dedicada a este pintor.


Antoni Viladomat i Manalt (Barcelona, 20 de marzo de 1678- 22 de enero de 1755), pintor barroco español del siglo XVIII y uno de los pintores catalanes más famosos del mismo siglo. Era hijo del dorador Salvador Viladomat Ràfols y de Francesca Manalt. Su hermano, Agustí Viladomat, siguió con el oficio de su padre.

Según la historiografía, aprendió sus primeras lecciones en el taller de Pasqual Bailon Savall, un pintor oriundo de Berga como su padre, autor de parte de las pinturas de la capilla de Sant Benet del monasterio de Sant Cugat. La temprana muerte de su primer maestro (1691) le llevó a entrar como aprendiz en el taller del pintor Joan Baptista Perramon (1692), con el que permaneció entre seis y nueve años. Históricamente se le atribuyen la decoración de la iglesia de los jesuitas de Tarragona (1698) y las pinturas de la bóveda de la capilla de la Casa de Convalecencia del Hospital de la Santa Cruz de Barcelona (1703), pero hay dudas fundamentadas sobre su más que improbable participación: en el primero de los casos, Antonio Ponz, autor del Viaje de España (1787), confundió este espacio jesuita con la capilla de la Inmaculada Concepción de la Catedral de Tarragona, pintada por Josep Juncosa y Francesc Tramulles. Por otro lado, la capilla de san Pablo de la casa de Convalecencia del Hospital de la Santa Cruz de Barcelona fue decorada por Joan Grau y Josep Bal: la intervención de Viladomat se limita al óleo del retablo (1728).

Su dilatada trayectoria le permitió pintar para casi todos los conventos y monasterios de Barcelona, siendo la pintura religiosa el género que más conreó. El ciclo de veinte pinturas sobre la Vida de San Francisco de Asís para el antiguo convento franciscano de Barcelona, hoy en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (depósito de la Real Academia Catalana de Bellas Artes de San Jorge) le dio fama y constituye, junto con el ciclo del Vía crucis de la Capilla del Dolors en la basílica de Santa María de Mataró, el núcleo de su mejor producción conservada. El prestigio de Antoni Viladomat cabe buscarlo también en sus enfrentamientos contra el Colegio de Pintores, que le llevaron a interponer dos pleitos con el fin de garantizar su condición de pintor licenciado. Ganó ambos pleitos, en 1723 y 1739, y nunca ingresó en la disciplina gremial del Colegio. Por su taller, donde enseñaba el arte del dibujo -Viladomat fue un gran dibujante-, pasaron numerosos aprendices que buscaban perfeccionarse o aprender los rudimentos de esta difícil disciplina.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor catalán Antoni Viladomat i Manalt. Un pintor magnífico que está injustamente poco promocionado.


Fuentes y agradecimientos a: Javier Arnott Álvarez/bajoelsignodelibra.blogspot.com.es, museodelprado.es, es.wikipedia.org, ca.wikipedia.org, arcadja.com, spain.intofineart.com, latinamericanart.com, raco.cat, pedresdegirona.com, servitesdemataro.es, perso.wanadoo.es y pintura.aut.org, vanderkrogt.net, myblogteresiajulia.blogspot.com, masmm.org, museudemontserrat.com, datuopinion.com y otras de Internet
Fuente
http://www.foroxerbar.com

Te puede interesar;

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...